Voces del Periodista Diario
Enrique Pastor Cruz Carranza Opinión

Corruptos y separatistas

A Fuego Lento

Por Enrique Pastor Cruz Carranza

Las nuevas e irresponsables proclamas con insinuaciones de separatismo en nuestro “Pacto Federal” que conforma la República Mexicana no son nuevas .

La historia de estos intentos se fueron a partir de nuestra independencia por parte de varios Estados del Norte y de la Península de Yucatán que aduciendo “desprecio centralista” o intento de ruptura en control pleno de caciques , no querían formar parte de la República.

Fue – según datos históricos -tan solo después de que se consumara la independencia el 27 de septiembre de 1821 .

Según el historiador Alfredo Avila “México no era todavía una patria consolidada de modo que cualquier territorio podía ( por cualquier motivo) asumirse como una nación independiente “.

Fue por ello que los entonces territorios del sur de Texas , como Nuevo León , Tamaulipas y Coahuila conformaron un entuerto llamado : LA REPÚBLICA DE RÍO GRANDE como rechazo a la política de corte centralista .

La historia nos relata fue un abogado regiomontano de nombre Antonio Canales quien lideró el movimiento y proclamó a Laredo Texas la capital de esa experiencia que, solamente sobrevivió de enero a noviembre de 1840.

En 1835 Zacatecas se quiso independizar en rebelión contra Santa Anna .

Fue el entonces gobernador Francisco García Salinas se levanta en armas .

Santa Anna lo derrota y se dice – como castigo – le quita el territorio para que hoy exista Aguascalientes.

Nuestra península de Yucatán no canta mal las rolas ,siendo el Estado que más veces lo intenta , sobresaliendo el de 1847 .

La inconformidad contra Santa Anna origina el primer intento , para posteriores afanes siendo la segunda edición entre 1846 y 1847 a partir de la denominada “Guerra de Castas”.

Una confrontación por los tratos inhumanos contra los indígenas y desacuerdos de mestizos y blancos explotadores de haciendas del henequén.

La experiencia de estas intentonas concluyen -formalmente – en 1848 con la reincorporación de la península a la patria y los posteriores Estados de Campeche y Quintana Roo para fraccionar la región.

En estos tiempos post -revolucionarios se han dado como ruin chantaje político esos afanes .

No olvidemos la postura de Tabasco en control de Roberto Madrazo Pintado – Totalmente Atlacomulco – cuando estuvo a punto de ser desaparecidos los poderes , después del gasto colosal en su campaña ( superando los gastos de Bill Clinton en los Estados Unidos de Norteamérica) donde perdió frente a AMLO y las cajas de facturas aparecidas en el Zócalo, por milagro de San Ernesto Zedillo y su torpe aprendiz de perverso Esteban Moctezuma Barragán casi lo logran .

El ejemplo lo seguiría el yucateco Víctor Cervera Pacheco contra Vicente Fox en el proceso electoral donde Emilio Gamboa tomaría el control total político y económico de esa Entidad ,creando alternancias de falsa militancia y consolidado PRIAN

La bandera y los amagos fueron tan grandes como inútiles siendo parte de acuerdos para la impunidad que ,calmaría los ánimos .

Al final todo quedaría en familia con disfraz ideológico .

Ante el ejemplo , nuestro “Campeche Petrolero” también entró a los chantajes orquestados desde el poder creado por Carlos Hank González y operados desde Gobernación por Emilio Chuayffet en el Gobierno de Ernesto Zedillo.

El cacicazgo de Antonio González Curi surgido de un proceso profundamente fraudulento , sirvió de cimiento para amagar con “Himno , Bandera e ideólogo jurista” preñado en fatuidad de insoportable diva .

Jorge Carpizo MacGregor movió sus fichas desde Hacienda y Crédito Público con Francisco Gil Díaz para entrar al reparto de utilidades energéticas ( OBRAS Y APORTACIONES EN ESPECIE DE BENEFICIO MUTUO) entre saqueadores del Grupo Mouriño y el González Curismo en las raterías sin rubor dentro de PEMEX .

Los intentos a nuevos chantajes e insinuaciones surgidos – principalmente – de gobiernos de extrema derecha y cuna del neoliberalismo en Chihuahua , Jalisco , Nuevo León, Michoacán y los amagos de tomar todo el control de la Península de Yucatán (faltando Campeche en miras para la próxima elección ) para secuestrar los contratos y obras del TREN MAYA actualmente fuera de sus tradicionales controles son patéticos .

Completamente convencidos que “LA 4T” no es un garlito de campaña sino una mística de Gobierno, y la realidad demoledora de “cero borrón y cuenta nueva” sino la obligada rendición de cuentas perfectamente requeridas con investigaciones sin excepción de ningún pillastre.

Los gobernadores de nula probidad y presionados por sus titiriteros autores del “PACTO POR MÉXICO” de Peña Nieto , consideran una gran oportunidad de asumir una odisea separatista , con la falsa oposición a un gobierno LEGÍTIMAMENTE DEMOCRÁTICO y completamente fuera de las fuerzas del modelo neoliberal.

La pandemia del COVID -19 la ven cual tabla de salvación a sus ineptitudes y asumen hipócritas posturas de rebeldía contra los llamados de coordinación y unidad del Presidente Constitucional , Democrático y sin ninguna imputación en su triunfo como corresponde a AMLO .

Las investigaciones sobre abusos, fraudes maquinados entre la empresa y un gobierno delictivo con más de treinta años de atrocidades no pueden superar , la simple rendición de cuentas en una elemental auditoría .

Se “rebelan” pues son lastre y estorban en la configuración del profundo CAMBIO DE RÉGIMEN .

La lealtad de quienes quieren realmente nuestra Patria y nunca promoverán balcanizarla para cubrir sus corruptelas, estamos obligados a frenar los afanes apátridas para entregar con probidad y nuevas reglas , esta República rescatada del cinismo e impunidad a las próximas generaciones 

Artículos relacionados

La locura republicana llegó a su clímax

Redacción Voces del Periodista

“Cárteles terroristas”, la amenaza de Donald Trump

Redacción Voces del Periodista

Los buenos trabajan; los malos asesinan

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.