Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Covid-19: Ven caballo ensillado y se les antoja viaje

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

El círculo vicioso ya estaba trazado, lo que pasa es que el Covid-19 lo hizo más viscoso, con una ominosa advertencia que no se había presentado tan visiblemente en otros ciclos recientes de la crisis económica: Según la calificadora Moody´s, las administradoras mexicanas de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afore) podrían entrar en la tesitura de riesgo crediticio a causa de la pandemia, que ha profundizado la inestabilidad en el mercado laboral.

Con el incremento del desempleo en las semanas que lleva pegando a la economía nacional el virus, el retiro de recursos de las cuentas individuales, derecho establecido después de 46 días de confirmada la cesantía, se disparó a tasas no registradas desde 2005, hasta alcanzar entre enero y abril la cota de 5 mil 129 millones de pesos.

En la evaluación de la agencia nombrada, la mecánica se da en forma automática: Mayor desocupación, mayor transferencia de mano de obra a la economía informal; más economía informal, menos Seguridad Social; esto es, menor cotización para el retiro.

5 mil millones girados contra activos de más de 4 billones de pesos

Los elementos de ese inusual fenómeno no dejan de ser objetivos. Sin embargo, conviene poner algunos puntos sobre las jotas: Se habla de poco más de 5 mil millones de pesos por solicitudes de emergencia para tratar de mitigar los efectos de la falta de ingresos.

Esa cifra tiene que confrontarse con la suma sobre la que se giran esas peticiones: Para enero de 2020, las Afores habían acumulado activos por más de 4 billones de pesos; 20 por ciento más que en 2019, con una participación en el PIB de casi 17 por ciento. Por lo menos en los meses de enero y febrero de 2020, antes de que el Covid-19 elevara su curva, las captaciones las Afore potencialmente pudieron incrementarse en unos 180 mil millones de pesos.

Lo que debe preocupar, es que el cuadro sicológico sirva de coartada a las Afore y a las Sociedades de Inversión Especializada -que lanzan los recursos al mercado especulativo- para darle otra vuelta a la tuerca en su presión a fin de que la ley en la materia sea reformada, objetivo buscado por dichas operadoras desde hace una década.

De ser así, los fines de la revisión del sistema serían básicamente dos: 1) Ampliar la edad jubilatoria, y 2) Incrementar la base de cotización de seis hasta 15 por ciento.

Es absolutamente probable que nos coloquemos, con cargo a la crisis laboral, ante la estampa rural: Las operadoras de los fondos para el retiro ven caballo ensillado y se les antoja viaje. Es cuanto.

Artículos relacionados

Brutal ataque a periodistas guerrerenses

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

EE.UU. reconoce el genocidio armenio

Migas

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.