Voces del Periodista Diario
Opinión Rodolfo Ondarza Rovira

De pandemia en pandemia, Salomón dirige el negocio de salud.

Por Rodolfo Ondarza Rovira (*)

Desde Harvard.

Economista itamita, autodefinido como avezado en políticas públicas egresado de la Universidad de Harvard – donde estudiaron y después fueron maestros Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón Hinojosa -, de importante familia judía originaria de Ucrania y de Polonia, Salomón Chertorivski Woldenberg es uno de los principales orquestadores de la dilapidación de los recursos de Salud.

Ríe y reta al mandatario Andrés Manuel López Obrador. Mucho ha criticado sin argumentos las acciones de Salud del gobierno actual, pero en su gestión ¿fue brillante y solidario con el pueblo?, todo lo contrario.

Desde el 2009 estuvo involucrado directamente en el negocio de la Salud del pueblo de México. Participó en dos pandemias, de la primera obtuvo la experiencia para crear narrativas falsas y para negociar con la salud, de ahí su importancia como economista neoliberal en el tablero de Salud, lo que le preparó para “asesorar” al terriblemente endeudado estado de Jalisco durante la pandemia de SARS-CoV-2.

Sin convicciones ni principios es también un chapulín de la clase política empresarial. Puede pertenecer indistintamente a un partido político siempre y cuando responda a sus intereses, aunque ello signifique contraponerse a sus aliados previos, como fue el caso con Felipe Calderón. Se suma al equipo de Ricardo Anaya siendo el responsable de propuestas y programas de gobierno al ser, el ahora casi prófugo Anaya, precandidato presidencial en 2018.

Las fantasías de Salomón.

Para empezar ningún médico le daría la razón a Salomón Chertorivski, la salud no es un negocio, y la Secretaría de Salud debe ser dirigida por alguien que sepa de ello, por un profesional de la Salud, asesorado entre otros por economistas, no como él lo plantea, el carece de estudios en el área de Salud. Por ejemplo en Estados Unidos fue designada a la Contralmirante y enfermera Susan Orserga como Directora General de Salud Pública, el puesto más alto en el ámbito de la salud de ese país. Aunque en México Peña Nieto deseaba tecnificar a enfermería.

Meteórico ascenso con el comandante Calderón y el hambre rarámuri.

Con Calderón Chertorivski fue Comisionado Nacional de Protección Social en Salud a partir del 20 de marzo de 2009 encabezando el Seguro Popular, creación de la iniciativa privada desde la asociación civil FUNSALUD constituida por más de 160 empresarios de las industrias farmacéuticas, alimentarias, hospitales, etc. Seguro Popular que facilitó la privatización de la salud en México, desde ese momento fue uno de los personajes que se hicieron cargo de la epidemia de influenza A(H1N1) iniciada en México en abril de 2009 y del dinero gastado al respecto. Nombrado Secretario de Salud el 9 de septiembre de 2011 en sustitución de José Ángel Córdova Villalobos (https://poderlatam.org/2016/04/funsalud-los-empresarios-tras-las-politicas-de-salud/).

Sexenio en donde de acuerdo con la Unión Nacional Indígena de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) se incrementó la pobreza en México en 52 por ciento (http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/02/02/la-pobreza-en-mexico-se-duplico-durante-el-gobierno-de-calderon-segun-indigenas/).

Antes de entrar de lleno en el área de la Salud, Chertorivki estuvo a cargo de DICONSA, mientras el hambre y el abandono hacían presa de pueblos originarios (https://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=noticias&id=1360&id_opcion=&op=447), que terminaría más adelante en suicidios masivos de los rarámuri por el hambre agravada por la presencia de grupos criminales (https://www.sinembargo.mx/15-01-2012/121025).

Mientras, por otro lado, las políticas públicas no frenaban la venta de comida chatarra y bebidas azucaradas que nos convirtieron en pasto de esta pandemia.

El negocio de los los virus.

La Secretaría de Salud fue negligente en el momento del surgimiento de la pandemia de influenza A(H1N1). Cabe recordar que ya era esperado internacionalmente un brote pandémico por el virus A(H1N5), en vez de esa variante surgió A(H1N1), afortunadamente de manejo similar. la Red Global de Inteligencia en Salud Pública alertó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la aparición de patrones inusuales en casos de infecciones respiratorias; a su vez, la OMS notificó a las autoridades sanitarias mexicanas, quienes desestimaron la situación con una reacción lenta, a destiempo y envuelta en corrupción, con lo que no pudieron contener la propagación del virus.

Ante lo anterior mucho se ha dicho que esa pandemia de “gripe porcina” no representaba un peligro especial, en 2009-2010 la mortandad total por todas las cepas de gripe disminuyó en México, en Estados Unidos y a nivel mundial, por lo que seria mayormente producto de la infodemia y de una campaña de terror que aprovechó el neoliberalismo para obtener jugosas ganancias en un muy lucrativo negocio trasnacional, y realizando además una suspensión de garantías a los ciudadanos facultando a sus autoridades a aislar personas, inspeccionar a todo sospechoso, ingresar a domicilios, utilizar todos los recursos del sector público, etc. (https://www.nexos.com.mx/?p=13868&fbclid=IwAR0XGHpJBvGRmENzA9v7MNiCVt_NWUa1OH_Hce3QpBwngxvlKPxO6jf-WdE).

Entre 2009 y 2012, fueron gastados más de mil 500 millones de pesos a través de 335 contratos de adjudicación directa. Dinero que se esfumó en fraudes.

Fue José Ángel Córdova Villalobos quien tuvo inicialmente a su disposición esa suma que distribuyó sin mediar licitaciones entre diferentes empresas farmacéuticas, mensajeras, constructoras, agencias mercadotécnicas, etc., de acuerdo a investigación de Linaloe R. Flores, publicado el 30 de abril por EMEEQUIS; pero no fue el único, diversas dependencias y secretarías del calderonato realizaron un gran dispendio bajo pretexto de la epidemia (https://www.m-x.com.mx/al-dia/las-compras-inutiles-de-felipe-calderon-con-la-influenza-millones-se-hicieron-polvo?fbclid=IwAR3c5Oi-bo60hc_qMBhMI8DzraA9xkSgOIacLDqlOdFdw9sPLocC71qJ6KA).

Salomón y nuestros pesos.

Chertorivski declaró que los recursos tomados del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular para enfrentar la epidemia ascendieron a 720 millones de pesos (https://www.redalyc.org/pdf/139/13912483005.pdf). Se manejaron los recursos de manera discrecional y poco transparente.

La vacuna que nunca llegó.

Para la adquisición de vacunas, entre 2009 y 2012, el gobierno de Calderón firmó 74 contratos a 34 proveedores. Un ejemplo de estos fraudes fue la vacunación a pueblos indígenas, que no fue realizada, a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas concesionada a la empresa Diagnolife S.A. de C.V., con un costo de 69 millones 600 mil pesos. La Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Diagnolife por poco más de 3 años y 3 meses, multándola también por un monto de 1 millón 137 mil 708. Sin embargo, esta empresa se amparó.

La ansiedad de Calderón y las compras en París.

Para estas compras la corrupción era enorme “Teníamos la presión de Los Pinos, de las compañías que eran de ‘algún amigo de …” como ocurrió con la adquisición de pruebas rápidas que “Ni la SSA ni el INDRE las recomendaban”, ha afirmado Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud (Ángeles Cruz Martínez, de La Jornada, 23 de abril 2020).

El calderonato aseguró que se habían invertido 980 millones de pesos en 2009 para la compra de vacunas contra la influenza, con el fin de terminar con “uno de los cinco jinetes del Apocalipsis”, sin embargo, eso fue tan solo una quinta parte de lo que ese mismo año se tiró en “comunicación social”.

Otra información asegura que únicamente para 2009 se adquirieron vacunas a la farmacéutica Sanofi Pasteur por un monto superior a mil 300 millones de pesos, y al laboratorio Glaxo Smithkline por unos 750 millones de pesos. Con un costo total de cerca de 2 mil 500 millones de pesos. Se realizó incremento en el pago de impuestos para poder sobrellevar la pandemia, la recaudación de impuestos fue 32 veces más de lo que costó comprar vacunas contra la influenza (https://www.proceso.com.mx/reportajes/2012/11/14/los-enganos-virales-de-calderon-110800.html?fbclid=IwAR0Vz7inEuUotbsoDjsqRiaummLycazJ0XZV2BzY93bFLCRWxmWVWdnNdjg).

La medalla al fiel comprador y un caso de crimen de lesa humanidad.

No todo fue malo, la peor parte la llevó el pueblo de México, pero algo bueno se obtuvo para el neoliberalismo panista, además de las ganancias y de la compra de vacunas francesas; José Ángel Córdova Villalobos, recibió, en febrero de 2010, del entonces presidente francés, Nicolas Sarkozy, la Orden Nacional de la Legión de Honor, “por el papel de México en el control de la influenza A/H1N1”, “y finalmente viene como colofón la actuación con la gripe A. Creo que esto fue lo que los hizo darme esta condecoración, lo cual me pone muy contento”, dijo Córdova Villalobos.  (https://www.jornada.com.mx/2010/02/10/sociedad/040n1soc?fbclid=IwAR0Vz7inEuUotbsoDjsqRiaummLycazJ0XZV2BzY93bFLCRWxmWVWdnNdjg).

Entre quienes destacan en ese Cártel de la Bata Blanca se encuentra Julio Everardo Sotelo Morales, Coordinador de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad en la gestión de Córdova Villalobos, quien se especializó en esos tiempos en el muy lucrativo negocio de la remodelación y construcción de hospitales. También responsable de crimen de lesa humanidad por experimentar ilegalmente con 474 pacientes, siendo director del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. ¿Acaso Chertorivski nunca notó las múltiples irregularidades en estos institutos como lo hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF), que reportó en 2011 42 observaciones por irregularidades en el manejo de 180 millones de pesos en el Instituto Nacional de Cancerología? (https://www.proceso.com.mx/reportajes/2013/8/18/aquejan-cancerologia-opacidad-conflicto-de-intereses-122233.html).

Finalmente se impusieron en esa epidemia intereses sobre el mercado del Sector Salud así como la visión financiera en toma de decisiones, sin ninguna consideración social, pero sí fortaleciéndose a la iniciativa privada, demostrando también el fracaso de la descentralización.

El imaginario de Salomón.

Chertorivski miente, el desabasto de medicamentos durante su gestión al frente del Seguro Popular y de la Secretaría de Salud fue grande, el nivel de surtimiento de recetas fue de apenas 70 por ciento; existía un verdadero caos en relación al contrato que cada gobierno local firmaba con la industria farmacéutica; fue evidente el rotundo fracaso del Seguro Popular originado en buena medida por la descentralización de los servicios de salud, que otorgaba a los gobiernos estatales la autonomía en sus acciones, sin estar obligados a informar sobre la forma en que usaban el dinero que recibían, salvo los recurso les llegaban etiquetados o que contaban con reglas de operación que deben cumplir, lo cual era el paraíso de la corrupción; también fue real la mala calidad de atención médica y la desafortunada muerte de pacientes por falta de recursos; asimismo fue patente la precarización laboral de los trabajadores de salud (http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-16162013000100009 , https://www.jornada.com.mx/2011/05/22/sociedad/038n2soc).

Vuelve a mentir Chertorivski cuando afirma que no dejó obras inconclusas. De más de 300 instalaciones sanitarias inconclusas en sexenios anteriores 118 hospitales y clínicas dejadas en obra negra son herencia del sexenio del panista Felipe Calderón. Chertorivski no concluyó ni lo que Fox empezó, ni lo que se hizo en el calderonato (https://contralinea.com.mx/interno/semana/fox-calderon-y-pena-dejaron-317-unidades-medicas-inconclusas/).

Presume de la modernización de COFEPRIS, la misma institución que fue usada para otorgar permisos discrecionales para la importación masiva de precursores del fentanilo producido por el narcotráfico (https://www.infobae.com/america/mexico/2021/10/16/cofepris-otorgo-permisos-discrecionales-para-precursores-de-fentanilo/).

Los sexenios neoliberales fueron una fábrica de pobres, antes de la última pandemia más de la mitad de los mexicanos se encontraban en situación de pobreza o de pobreza extrema. Los datos reales, nos dicen que nunca pudieron afiliar en su Seguro Popular a toda la creciente población desprotegida. Además, no fue sino hasta el fin del 2020 que gracias a nuestro mandatario Andrés Manuel López Obrador se otorgó la gratuidad en el 3er nivel de atención médica, que es donde se da un tratamiento integral a las personas con cáncer, independientemente de su edad o padecimiento (https://www.eluniversal.com.mx/nacion/secretaria-de-salud-ya-no-habra-cuotas-de-recuperacion).

Las deudas que Calderón hizo nuestras.

El gobierno de Calderón Hinojosa, al que sirvió Chertorivski, nos endeudó incrementando la deuda pública en 150% en todo el sexenio, elevándola de dos a cinco billones de pesos. Usando la influenza como pretexto, en 2009 aumentó la deuda en más de un billón de pesos (https://www.excelsior.com.mx/opinion/opinion-del-experto-nacional/la-pandemia-de-calderon/1425203?amp&fbclid=IwAR2Om-rkWmDde75EKwQ6z1Mtd_pVI390CWJxVsfkBjQd9XfZqz21kxDfWjA). El manejo neoliberal de esa pandemia representó una catástrofe económica para los mexicanos con un costo, de acuerdo con algunos autores, de más de cuatro mil millones de dólares, más de lo que costó el sismo de 1985.

Alfaro y su feudo, asesorado por Salomón.

Jalisco, gobernado por Enrique Alfaro (Movimiento Ciudadano), cuenta  como asesores en Salud con los ex secretarios de Salud Salomón Chertorivski y José Narro Robles, quienes junto con Mercedes Juan, José Ángel Córdova, Julio Frenk (instrumentador del Seguro Popular de FUNSALUD) y Guillermo Soberón (creador y presidente emérito de FUNSALUD) aseguraron poseer la fórmula para terminar con la pandemia en 8 semanas, para lo cual Salomón Chertorivsk advirtió que requerían alrededor de 20 mil millones de pesos. Sin embargo, los casos se fueron acumulando, su participación fue un rotundo fracaso y en este sentido de nada sirvió su magistral asesoría, perdiendo el mundo la posibilidad de acabar con el virus (https://www.milenio.com/politica/secretarios-salud-proponen-plan-terminar-pandemia).

Arriba Jalisco. Alfaro campeón.

Enrique Alfaro ha pedido 11 mil 450 millones de pesos en deuda solo los últimos dos años, aumentándola en un 55% desde que asumió la gubernatura, siendo el gobernador que más ha endeudado a Jalisco, simplemente en 2019 pidió un préstamo por 5 mil millones de pesos bajo pretexto de los efectos de la pandemia (https://sinlineamx.com/con-deuda-por-mas-de-36-mmdp-y-mas-impuestos-recibira-el-2022-el-jalisco-de-alfaro/?fbclid=IwAR23Pkvfo9nEwU6xHXgKRGcilkAjsqcgrYXOXlMuWS7QID4fLgSwUHOmDlo).

Los estados que se han endeudado argumentando como razón a la pandemia son particularmente los aún gobernados por la oposición, como lo son Jalisco, Guanajuato y Nuevo León (https://politica.expansion.mx/estados/2020/06/23/estados-recurren-a-deuda-para-enfrentar-crisis-economica-por-covid-19?_amp=true&fbclid=IwAR1E0teAoNdPlSoKnnex0onJGdaWvJX4i7xabYg_Mfb3ZjoAChkwZzn19EQ).

Y en Jalisco también la iniciativa privada ganó.

Para 2018 la Secretaría de Salud en Jalisco registraba una deuda por 902.9 millones de pesos con 228 proveedores, enfrentando la demanda de 11 empresas. Sin embargo, Alfaro asegura que invertirá 6,160 millones de pesos en infraestructura para salud para años 2022-2024 (https://www.informador.mx/Demandan-11-empresas-a-Salud-por-deudas–l201809110001.html).

Lo que ya es noticia es que Alfaro Jalisco destino 180 millones de pesos a remodelar el hospital privado Ángel Leaño como una medida de para la atención de la pandemia actual, en vez de restaurar hospitales públicos. También se habla de desvío de esos recursos en la contratación de agencias de comunicación, chóferes, servicios de cafetería, almuerzos del personal, etc.

Debe hacerse notar que Alfaro Ramírez sí recibió al menos 97.3 millones de pesos del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) a pesar de su reticencia inicial a aceptar fondos de dicha institución.

El gobierno de Alfaro realizó de acuerdo a las fuentes informativas consultadas un manejo sin transparencia de los recursos destinados a controlar la pandemia, destinando gran parte de este dinero a temas que en nada ayudaron a la población (https://www.agenciaocote.com/blog/2020/11/13/en-que-se-fue-el-dinero-de-jalisco-para-atender-la-salud-en-la-pandemia/).

La asesoría de Chertorivski y de Narro en Jalisco resultó ser un fraude en Jalisco. Algo muy similar a lo que ocurrió en la pandemia de influenza A(H1N1).

Birmex, de las inconclusas de Calderón.

En el gobierno de Felipe Calderón muchas obras quedaron inconclusos, no sólo se trata de una barda para una supuesta refinería, sino muchas otras cosas más. Calderón y el entonces presidente francés Nicolas Sarkozy acordaron que la paraestatal Birmex se asociara con el proveedor de vacunas Sanofi Pasteur, creándose la Asociación Pública Privada Birmex-Sanofi (Laboratorios Biológicos y Reactivos de México/Sanofi Pasteur) para construir una planta que produciría la vacuna contra la influenza en 2007, lo cual llevaría 3 años a un costo calculado de 493 millones de pesos. Sin embargo, en marzo de 2011 la empresa paraestatal Birmex efectuó una modificación del estudio del proyecto estimando que se necesitaban otros 589 millones de pesos adicionales. Teóricamente la construcción dio inició el 25 de noviembre de 2011. Ya en el 2015, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto Birmex solicitó una extensión del plazo de construcción de 6 años y otros 1000 millones de pesos. La Secretaría de Salud declaró no contar con presupuesto para esa obra y demolió lo iniciado en 2018. Este es un buen ejemplo de las obras inconclusas de pleno conocimiento de Salomón Chertorivsky y otros.

Después de tres décadas de no invertir en infraestructura, fueron desmantelados los institutos de Higiene y Virología (Juan Ramón de la Fuente) surgiendo Birmex, creada por Ernesto Zedillo en 1999, dependiente de la SSA, y llegó a tener gran importancia en la producción y abasto de vacunas para México y Centroamérica, con producción de vacunas contra polio, sarampión, rabia, antídotos contra veneno de serpiente y alacrán. Ahora México es un gran importador de vacunas tales como las elaboradas contra la hepatitis, sarampión, rubeola, polio y tétanos, entre otras.

Con 470 empleados, Birmex posee un activo estimado en 2019 asciende a más de 1,236 millones de pesos a pesar de los diferentes reportes de fuertes desvíos de recursos que sufrió.

En diciembre de 2021 el general de división en retiro con maestría en Administración Pública Jens Pedro Lohmann asumió la dirección de la empresa estatal Birmex; Lohmann se había desempeñado precisamente como director de Administración y Finanzas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en sustitución de Pedro Zenteno, actual director general del ISSSTE.

En contraste con lo que ocurrió en sexenios prianistas Birmex ha distribuido, por ejemplo, más de dos millones dosis de vacunas anticovid a 29 entidades con el apoyo de la infraestructura del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y de la Guardia Nacional. Sin embargo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) rechazó a Birmex para hacerse cargo de la distribución de medicamentos en la Ciudad de México (CDMX) y el Estado de México (Edomex) al no poder acreditar que cuenta con choferes, camiones de carga, áreas de almacenamiento, responsables de embarque y tránsito, entre otros rubros. Por lo que Grupo Traxión ganó la licitación de distribución de medicamentos del IMSS, al cotizar para todas las regiones del país 123 millones de pesos, corporativo que ya se ha adjudicado siete contratos por 970 millones de pesos (https://www.sdpnoticias.com/mexico/birmex-imss-rechaza-la-oferta-de-la-paraestatal/).

Restan poco más de dos años para terminar el fuego amigo en salud y para garantizar el acceso al derecho humano a la salud. No hay tiempo que perder, nos encontramos en cuenta regresiva.

Rodolfo Ondarza* Neurocirujano. Presidente de la Comisión de Salud durante la VI Legislatura de la ALDF. Activista en la defensa de DDHH. @DrOndarza

Artículos relacionados

¿Quién violenta el estado de Derecho?

Sexenio 2012-2018: Gabinete nómada

Redacción Voces del Periodista

Aunque pese ¿Fondo de súper ricos?

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.