Voces del Periodista Diario
Mouris Salloum Opinión

Desaparición de poderes de facto

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

En Física no hay vacíos: En Política no hay vacíos de poder.

El título de esta entrega no se refiere a la bizantina discusión por la que, en el Senado, se trató de declarar la desaparición de poderes en los Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato, asolados por la violencia criminal de corte mafioso.

Trata de un cóctel de mecha corta en el que están mezclados perversamente los poderes constitucionales y los poderes fácticos. Los segundos, “institucionalizados” por la vía de la impunidad. Quién no recuerda que, durante la gestión de Vicente Fox, se instituyó El capo del sexenio, como suele coronarse una señorita belleza México.

¿Se pasman los poderes del Estado? Entra en acción el ciudadano

Una perspectiva de ese explosivo fenómeno, la datamos en la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985. Frente a la catástrofe desencadenada por los terremotos, los poderes públicos se quedaron pasmados por la estupefacción.

Una espontánea reacción de la sociedad civil se hizo cargo de la pavorosa situación. Ahí surgieron los primeros movimientos sociales emergentes que, al correr del tiempo, dieron cuenta del viejo régimen en la sede de los tres Poderes de la Unión. Un signo de naturaleza democrática.

En 2006, Felipe Calderón declaró inconscientemente su guerra contra el crimen organizado. A finales de su sexenio se dieron dos monstruosos peritajes: 1) Está roto el tejido social, y 2) En señalados espacios del territorio nacional, el Estado ha sido desplazado por los cárteles que medran con el tráfico de drogas, armas y personas.

Se implantó entonces la odiosa figura del Estado fallido. Un signo de naturaleza criminal, que se profundizó en el mandato de Enrique Peña Nieto, quien en 2012 había prometido a la sociedad Un México en paz.

No es asunto de policía; es cuestión de Seguridad Nacional

Cuando el huevo de la serpiente se abre, no hay poder humano que contenga la proliferación de letales reptiles. Ésta ya es una imperativa cuestión de Seguridad Nacional.

Ni falta hace que el Senado ejerza su facultad exclusiva, fincando el procedimiento de desaparición de poderes constitucionales. Después de que salvaron el pellejo los gobernadores de Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato, en esta semana en Michoacán, Guerrero y ayer en Sinaloa se dieron pruebas irrebatibles de cómo masca la culebra.

Lo dicho: En Política, no hay vacíos de poder. Los toman y los ejercen aquellos a quienes se deja tomarlos y ejercerlos, no por sus pistolas, sino por mortíferos artefactos de tecnología de última generación, importados clandestinamente desde los Estados Unidos, donde los agentes aduanales se hacen de la vi$ta gorda.  

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Artículos relacionados

2019: Nuevo récord en matanza de periodistas

BUHEDERA

Redacción Voces del Periodista

ESFERA HUMANA

Editor Web

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.