Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Desestabilización: Hay semejanzas maravillosas

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Qué más quisiéramos, que rendirle tributo al Trovador de Tekax Ricardo Palmerín. Son otras semejanzas las que inspiran nuestro tema de hoy, no precisamente para una serenata.

El cuadrante de partida es el siguiente: Desde 2005-2006 la propaganda negra en la campaña presidencial tuvo como blanco una figura: El candidato de la coalición Por el bien de todos, primero los pobres. Lo presentaron sus adversarios como una satánica rencarnación del populista Hugo Chávez.

Todavía, durante la primavera de 2018, al menos el candidato oficialista a la Presidencia de México se desgañitaba con la advertencia: No queremos en México otra Venezuela. Por ahí resuenan aún algunos ecos.

El modelo golpista ensayado en Venezuela

Cuatro años antes de la pugna presidencial mexicana de 2006 -con un año de George W. Bush en la Casa Blanca-, en abril de 2002 abortó en Caracas un golpe de Estado contra el gobierno bolivariano, que provocó más de una veintena de muertos y 70 heridos; todos con armas de fuego.

Inestabilidad política y social, venían expectorando los opositores a Chávez desde meses antes. En diciembre de 2001, a remolque de la cúpula privada Fedecámaras, se había planteado una movilización de la que los conspiradores dedujeron tiempo maduro para el asalto final al Palacio de Miraflores. Falló la tentativa.

La resistencia venezolana, sin embargo, no cesó. Ha porfiado hasta estos días con un Presidente designado desde Washington.

Nuestros emisarios en moradas del poder en Bogotá

Después del fallido golpe de 2002, los caudillos de la oposición venezolana se acuartelaron en Bogotá, acogidos por el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, postulante de la seguridad democrática. Con otros nombres, ahí permanecen contumaces en la conjura, al amparo del neoliberal Iván Duque.

Tenemos a la vista registros impresos que consignan que, durante el doble mandato de Uribe (2002-2010), concretamente agentes de la organización México Unido contra la Delincuencia visitaron repetidamente Bogotá. Incluso, ya como ex presidente, Felipe Calderón se unió a dos que tres ex mandatarios latinoamericanos obcecados en la caída del gobierno bolivariano.

México Unido… ha mantenido incesante su activismo bajo la cobertura de la inseguridad pública.

Previo al aniversario del 1 de julio de 2018, en la Ciudad de México y algunas capitales de los estados, agrupaciones de visible afiliación derechista se manifestaron con relativo éxito mediático también con la coartada de la inseguridad pública.

La irrupción de metiches les mojó la pólvora

Las cajas de resonancia han machacado en un punto: Polarización de la sociedad desde el mismo Palacio Nacional. Con el argumento de la perpetua crisis financiera, no hay día en que no se hable de instabilidad económica y de sus disolventes impactos en el espectro social.

Los convocantes a las manifestaciones comentadas creyeron oportuna la ocasión del primer aniversario del triunfo de López Obrador, para llamar a concentración cumbre en la Ciudad de México y otras de provincia el pasado 30 de junio.

Al menos en la CDMX y en León, Guanajuato, la irrupción de algunos sedicentes políticos les mojó la pólvora a los dispersos organizadores de dichas movilizaciones.

La Policía Federal toma por asalto la Ciudad de México

Aparentemente sin asociación documentable con esos movimientos civiles, particularmente en Chiapas, agentes de la Policía Federal (PF) -cuando los destacamentos de la Guardia Nacional fueron puestos bajo el mando del canciller Marcelo Ebrard– emprendieron acciones de indisciplina, so capa de defender prestaciones laborales.

No obstante propuestas conciliadoras para atender los reclamos, mandos y subordinados de la PF, con precisión milimétrica tomaron el pasado martes la Ciudad de México en sus locaciones más vulnerables, especialmente en la alcaldía de Iztapalapa, donde todavía hoy en la mañana mantenían bloqueadas vialidades estratégicas.

En esa demarcación se llegó a la amenaza de linchamiento de una coordinadora de la Guardia Nacional que pretendió hacerla de amable componedora.

Exitosos ensayos de la Agencia Central de Inteligencia

Operación subversiva por donde quiera vérseles, no pudo ser producto de la improvisación. Cronogramas y contingentes funcionaron reloj en mano.

Mientras se arma una salida al conflicto de apariencia laboral, por nuestra parte revisamos algunos manuales confeccionados desde los años ochenta por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) -una corporación adscrita al Departamento de Estado y a la Agencia Nacional de Inteligencia (EU)-, para la subversión en países de Centroamérica, aunque países del Cono Sur han experimentado su sangrienta aplicación, con derrocamientos de gobiernos emanados de las urnas.

AMLO “no está en condiciones para desempeñar su cargo”

Encontramos, semejanzas maravillosas con lo que está ocurriendo en México.

A propósito, con rancio aroma chileno, en algunos medios metropolitanos, desde días anteriores a la convocatoria dominical comentada, se puso en circulación un texto en que se emplaza a AMLO a que sea sincero con sus gobernados: No está en condiciones de salud para seguir desempeñando el cargo. Es aquejado por “males del corazón y de columna vertebral”.

Ahora fue la Policía Federal, por lo demás condenada a su extinción en plazo fijo. Pero, los mandos y elementos de esa corporación, ¿se agitan por su propio impulso o hay detrás peludas manos que mueven la cuna? Es cuanto.

Artículos relacionados

De Libre Comercio y otras memorias

Abraham García Ibarra

La hora de la irracionalidad

Mouris Salloum George

Sucesión presidencial 2018: La caja de Pandora

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.