Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

El cruel combate de minorías contra mayorías

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Con la venia del lector -acaso conservemos uno- vamos a arrancar con este cuadro: Aun habiendo perdido Los Pinos, en la LVIII Legislatura federal el PRI contó con 59 senadores y 209 diputados, tres por arriba del PAN, que se había alzado con la presidencia de la República.

En la incipiente LXIV Legislatura, ya desahuciado de la residencia presidencial, el PRI tiene 13 senadores; 10 de primera minoría, y 47 diputados, 38 de representación proporcional. Total: 60 legisladores. Como diría Mallarmé, con su raquítica presencia, exhibe la ausencia multitudinaria.

Como sea, dicen los exégetas de la democracia “representativa”, un voto decide de qué lado está la mayoría.

Todo dependerá de la construcción de mayoría calificada

Eso es lo emocionante de la lucha de los contrarios, cuando existe un gobierno dividido: La necesidad del partido dominante (aunque sea primera minoría, o por serlo) de construir, mediante consenso, mayoría. En el caso del nuevo Congreso de la Unión, mayoría calificada para efecto, por ejemplo, de reformas constitucionales.

El Movimiento Regeneración Nacional se instaló en San Lázaro, el 30 de agosto, en la mayoría de las curules. Sin embargo, aun con las bancadas aliadas, no le alcanza para mayoría calificada.

Porque en eso de las mayorías y las minorías “representativas”, las segundas deben ser al menos escuchadas, la Gran Reforma Política 1977-1978 abrió el arco de participación a facciones políticas que hasta entonces habían sido excluidas; entre éstas, las que habían optado por la lucha armada.

En acción nueva dialéctica parlamentaria

Agotado el partido casi único, a partir de la LIV Legislatura (1988) se activó una nueva dialéctica parlamentaria que se consolidó en las elecciones intermedias de 1997 a remolque de una nueva correlación de fuerzas partidistas en la LVII Legislatura

No habiendo el PRI perdido del todo la mayoría o la primera minoría, los grupos de oposición empezaron a pactar bloques que dificultaron al tricolor emprender reformas constitucionales y aun la aprobación de leyes ordinarias.

De ese periodo se recuerda, verbigracia, que el PAN reventó la primera tentativa de reprivatización de la industria eléctrica.

Contrario sensu, en el mismo periodo el PRI pudo planchar el cambio de denominación del Fondo Bancario para la Protección del Ahorro (Fopabroa) por Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB) y convertir deuda contingente de empresarios defraudadores en deuda pública.

La institución del mayoriteo legislativo

Retomamos la LVIII Legislatura federal (2000-2003) y el dato de que en San Lázaro el PRI tuvo, de 500, 209 diputados: Tres más que el PAN, partido del gobierno.

De la directiva de dicha legislatura fue presidenta la priista tlaxcalteca Beatriz Paredes Rangel, ya con 25 años largos forjada en las lides legislativas.

Recordamos que no pocas veces, dirigiendo las sesiones, Paredes Rangel respondía a las rejegas bancadas opositoras -entre las que se encontraba, obviamente, el PAN- su condición de minorías. Para decirlo en versión libre: Las mayorías mandan.

De ese tipo de posiciones autoritarias provino un neologismo: El mayoriteo. Desde su época de priista, Ricardo Monreal supo de esa técnica. Hoy es coordinador de la bancada mayoritaria de Morena en el Senado.

En la misma Cámara alta está ahora Paredes Rangel, al lado de la presidenta de su partido Claudia Ruiz Massieu Salinas y del ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En comisiones del Senado está la minuta sobre reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en San Lázaro defendida por la bancada de Morena.

Ayer, Paredes Rangel emplazó a los legisladores de Morena a revertir un punto del contenido de dicha iniciativa, referido a asignar a la Secretaría de Gobernación la facultad de “proveer servicios de Radiodifusión Pública” a escala nacional.

Como si le faltaran argumentos propios, la tlaxcalteca se apoyó en una carta suscrita por la presidenta de la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, la panista Laura Angélica Rojas, para sostener que la enmienda arriba trascrita contraviene la reforma en materia de Telecomunicaciones de 2013. (Producto del fáctico Pacto por México.)

Ruiz Massieu: Combatir la impunidad, irrenunciable

En su espacio y en su turno, la dirigente nacional del PRI, Ruiz Massieu atacó por otro flanco: La oferta de amnistía del Presidente electo a funcionarios corruptos que no estén sujetos a proceso.

¡No puede ser! Todo servidor público está obligado a la rendición de cuentas. De lo que se trata, es de acabar con la impunidad, argumentó la dama guerrerense. Y se quedó tan campante.

El ex secretario de Gobernación, ex coordinador del gabinete de Seguridad Nacional y presidenciable fallido, Osorio Chong, confirmó que su bancada no va con algunas iniciativas de López Obrador, como la orientada a la pacificación del país.

En anterior declaración, el hidalguense ya había advertido que, para ese plan, que requiere de reformas constitucionales (quizá hasta 13 artículos), el PRI no aportará sus votos.

Esta vez, Osorio Chong volvió a la carga al pronunciarse expresamente contra la creación de la Guardia Nacional y salir en defensa de la Policía Federal.

La rueda de la fortuna: Un rato arriba; otro, abajo

Tiros de calentamiento, habrá que esperar qué sucede en el pleno senatorial cuando se bajen los dictámenes de esos asuntos y otros más.

Lo que por ahora vemos es un clima de tensión, particularmente en la Cámara alta, donde los senadores priistas convergen puntualmente con sus compañeros de escaño panistas que, por lo pronto, como pilotos de noche, navegan sin coordinador.

Solía decir un militante de la vieja clase (la tricolor por supuesto): Qué le vamos a hacer, mi estimado, la política es como la rueda de la fortuna: Una vez estás arriba, casi tientas las nubes; otra abajo, casi te fracturas los tobillos. Es cuanto.

Artículos relacionados

Constitución de Baja California, papel mojado

Mouris Salloum George

Primeros ajustes en la cuarta transformación

El “éxito” de las reformas transformadoras/span>

Amenaza latente: El mercado negro/span>

Voces Opinión Por: Mouris Salloum George

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.