Voces del Periodista Diario
Héctor Chavarria Opinión

El escándalo de las runas, Erika y la Swastika

LA OTRA HISTORIA

Por Héctor Chavarría

Durante los pasados JJ.OO. de invierno en Corea del Sur, se suscitó un mini “escándalo” a causa de que el equipo noruego utilizó en sus suéteres dos runas: Tyr (Teiwas, T) y Algis (Zolh, Z)… se argumentó como motivo el que estas dos runas en particular, junto con muchas otras más, fueron utilizadas por los nazis y que, un partido moderno de ultra derecha, utiliza como símbolo la runa Tyr

Nazis y runas

Los nazis usaron la runa Algis como simbología del Instituto Ahnenerbe de las SS, la runa Sigel (Sowilo, S), usada doble como insignia de las SS,  usada sola era el símbolo de las Hitlerjügend.

Igualmente utilizaron, que no inventaron, la Swastika, la cual es un símbolo de la India milenaria y en sánscrito un deseo de bienaventuranza, el secuestro nazi creó desprestigio a un bello símbolo astronómico, usado en todo el hemisferio norte… además de su significado religioso en Oriente.

En este caso, las runas no son nazis, son nórdicas, es un alfabeto muy antiguo de corte neolítico, que fue utilizado para fines básicamente religiosos y de adivinación por suecos, noruegos, daneses, vikingos, etc. Los nazis no las inventaron, pero como se sentían nórdicos, las utilizaron por su simbolismo:

Tyr es el valor en competencia o guerra —los relojes Omega militares de los ingleses, la llevaban.

Algis (leben; vida en alemán), es la protección la vida y la tradición, los noruegos tienen todo el derecho de usarlas, pues las runas son parte integral de su cultura.

Sigel la usada por las Schutzstaffel es la energía del sol, la victoria, la protección… fue la única que si tuvo un diseño nazi, estilizada como SS.

Así pues, es muy absurdo se exigiera que los noruegos dejaran de usar sus runas, el alfabeto gótico fue usado profusamente por los nazis, no por ello está prohibido en la actualidad, montones de canciones populares fueron utilizadas por las tropas alemanas durante la guerra, los militares alemanes las siguen usando; quizá el ejemplo más “tremendo” es la canción En tierra enemiga, cantada por las Waffen SS y hoy, con ligeras modificaciones, cantada por los actuales Fallschrinjäger (cazadores paracaidistas), Erika, alguna vez cantada por las SS sigue siendo coreada por los Gebirstjäger (cazadores montañistas) y, merece mención aparte…

Edelwei?, la noble blanca

Los zumbidos de las abejas, en el linde de la media montaña superior, con el inicio de la alta montaña, parecen susurrar la letra de Erika

??

Auf der Heide blüht, ein kleines Blümelein, und das heisst Erika…

??

“? Sobre los prados alpinos, hay una pequeña flor, y se llama Erika…?”

Así dice, palabra más, palabra menos; una vieja canción popular alemana, adoptada en malhadada hora por las Sturm Staffel (SS) llamada Erika, y sigue contando acerca de una afelpada abejita montañesa, que zumba afanosa en busca de flores para colectar polen, con el cual hacer miel…

Luego habla de la rubia novia del montañés, o en ese caso, del Bergsteiger Alpenjäger en campaña, la cual también se llama Erika, y espera su regreso a casa…

Es una canción de las tropas élite de montaña, Der Alpenjäger; los cazadores alpinos, aunque para algunos ignaros parezca ridículo y poco marcial es una de sus melodías…, igual que su insignia es una flor; una Edelwei?, la noble blanca y, su bebida favorita, el aturdidor Jägermeister, pero la música es bonita, las voces del coro viriles con o sin schnaps y, en verdad, las abejitas en el campo y la montaña zumban mientras buscan el polen de las flores (Erikas), y éstas en especial, en los prados de montaña y otros sitios.

La adopción de la canción por las Waffen SS, fastidio la reputación de la canción, algo similar a lo ocurrido con la Swastika el ancestral, digno y hermoso símbolo astronómico de las culturas del hemisferio norte del planeta, y de paso con las runas, todo lo cual muchas veces se asocia con ellos.

Pero en la montaña o el altiplano, esos zumbidos de abejas en pos de Erika, son de lo más normal como en cualquier ambiente campestre y de montaña.

En el Edelwei? Gruppe, somos un poco a la antigua y, camino a las nieves, saludamos el zumbido de las simpáticas y afelpadas abejitas de montaña, cantándoles Erika.

            En especial al ir a la Weissfrau, la Mujer Blanca, nuestra por siempre muy querida novia; Iztaccíhuatl

Un símbolo milenario

La Swastika, en sus múltiples formas y estilizaciones, es utilizada hasta la fecha en múltiples sitios, como decoración, símbolo religioso o marca comercial, como en el caso de Samsonite™, marca a la cual no se le ha exigido suprima el supuesto ovillo de lana de tejido, que semeja la Swastika levógira, la cual marca todos sus productos; ¿los de esta compañía serán acaso nazis? Piénselo cada vez que use uno de sus maletines, mochilas, etc.

Los vascos siguen usando el Lauburu, la bella Swastika de Euskadi y en mi tierra, Yucatán aún pueden verse muchos Lauburu antiguos, proclamando el origen vasco de múltiples familias yucatecas de antiguo linaje. La casa en la cual crecí en Mérida, ostentaba sobre la puerta un Lauburu que identificaba a los Chavarría como vascos.

Una serie de interpretaciones sobre la Swastika puestas de moda en el siglo pasado, atribuyen al “movimiento contra reloj”, un significado negativo y hasta “diabólico” ya que esta fue la representación usada por los nazis, mientras que al “movimiento en sentido del reloj”, se le llama “benéfico”.

Todo esto es en realidad una soberana tontería, la Swastika ha sido usada en ambos “sentidos” y, como ya se dijo, su simple nombre en sánscrito tiene significado de bienaventuranza. 

Siendo la Swastika un símbolo de la India milenaria, cuyas castas se consideraban “arias”, sólo faltaba un pequeño paso para que los grupos ultra  nacionalistas de derecha y racistas por añadidura, la adoptaran como su símbolo, al igual que lo hicieron con la literatura y filosofía de Friedrich Nietzsche —cuya idea del Übermensch; “encima del hombre” llamado por los hitlerianos “superhombre”, es totalmente opuesta al borreguismo nazi—  y, las óperas de Wagner, ya que abordaban temas de la mitología nórdica… favoritas de Adolf, quien si era racista, aunque no la música del también racista Wagner.

De hecho y ajeno a esto la Swastika ha sido un ornamento arquitectónico —y lo sigue siendo—, en muy diversos lugares. Incluidos los EUM donde puede vérsela en muchos edificios de la era porfiriana e incluso más modernos casi siempre formando grecas entrelazadas.

Actualmente puede vérsela también usada en forma accidental arquetípica o intencional en emblemas decoración o en marcas comerciales; lo cual ocurre, por ejemplo con el ovillo de lana estilizado de Samsonite.

         Hitler narra en su libro Mein Kampf, las razones para su elección de los colores y símbolo de la bandera que, de ahí en adelante usaría su movimiento nacionalsocialista; rojo por el socialismo —idea tomada “prestada” de sus odiados bolcheviques, quienes por cierto alguna vez usaron la Swastika como símbolo del Ejército Rojo—, blanco por la pureza nacional alemana y, “ario” por la Swastika negra…

         En realidad la Swastika significa movimiento, significa el cuatro, sean los cuatro elementos para los griegos, cuatro estrellas y sabiduría (Canek) para los maya, cuatro palabras en sánscrito; sw as ti ka; “que todo vaya bien”, una forma de desear el bienaventuranza y un saludo usado con frecuencia.

¿Acaso se les va a llamar nazis a los budistas que usan la Swastika? A los vascos que la consideran su símbolo desde tiempo inmemorial, a los habitantes del pueblito en Canadá, llamado Swastika?

Es, no solo necesario sino imprescindible, jamás olvidar los crímenes de los nazis, el holocausto así como todo lo demás, pero esto no se logra atacando signos y símbolos con significados anteriores al nazismo que estos asesinos, usaron sin permiso y, en especial con criticar símbolos y signos sin conocer su verdadero significado, por el uso que los nazis hicieron de ellos.

A mi me criticaron en Internet por usar la expresión Sieg Heil que en alemán significa “viva la victoria” o por usar en las cumbres el Berg Heil, que significa “viva la montaña” usado muy a menudo por montañeros suizos, alemanes y austriacos, entre otros; el uso del Heil está “prohibido” porque los nazis lo usaban al saludar a Hitler y muchos olvidan, que también se usa en inglés para decir “viva”, a una persona o algo.

Si yo quisiera decir en alemán “viva México” exclamaría: Mexiko Heil! O gramaticalmente castellanizado: Heil Mexiko! ¿Eso me merecería ser calificado como nazi?

Mi abuelo yiddish y mi madre sefardita se retorcerían en sus tumbas…

Artículos relacionados

30 millones de muertos, macabra obra de EU

Redacción Voces del Periodista

Cuando la Pérfida Albión fue puesta de rodillas

Redacción Voces del Periodista

El botín del Sureste

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.