Voces del Periodista Diario
Mouris Salloum Opinión

En economía, ¿a quién beneficia el crimen?

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

Las economías periféricas son como hojas al viento: Se mueven según sople el norte.

La pregunta que titula este texto, es el punto de partida de los sabuesos londinenses cuando inician la indagatoria sobre un asesinato, según la literatura policiaca que tiene como prototipo a Sherlock Holmes.

Es aplicable ese método perceptivo a los monstruosos crímenes que en el universo financiero perpetran los grandes especuladores con las tres agravantes forenses: Premeditación, alevosía y ventaja.

Abramos el arco con la crisis de los petroprecios en 1973 y cerremos con la crisis financiera de 2008, pasando el crack del mercado bursátil en 1987. El círculo está a punto de cerrarse, otra vez,  en 2020, con los precios internacionales del petróleo.

El potrero reverdece pero solo alimenta percherones

Si usted recorre el pasaje de Wall Street de Nueva York a la City de Londres, encontrará que en el directorio de usufructuarios del Producto Bruto Mundial aparecen en la cúspide las mismas economías nacionales dominantes y, en su interior, los mismos corporativos globales.

En las crisis que anteceden a la de 2020 no dejó de generarse riqueza. Ésta no se vuelve cenizas y humo. Lo prueba el gran flujo circulante en todo el planeta, sea en papeles de deuda o contante y sonante en el mercado de los grandes tráficos: Droga, armas y personas. Cachan principales y excedentes las mismas manos que manipulan la sístole y diástole de la globalización.

Los ríos de dólares suben desde el ecuador hasta el polo norte.

A Donald Trump le han computado más de 15 mil mentiras

Desde el segundo semestre de 2019 se gestó la nueva crisis de los petroprecios. El crudo se bombeó desde los territorios de Arabia Saudita y Rusia a tales volúmenes que desplomaron las cotizaciones a mínimos históricos. El estrés provocó infartos en los Estados económicamente más débiles incluidos en el rango de productores de oro negro, como México.

Bastó ayer que el enfermizamente hiperactivo Trump  twittiara unas líneas asegurando que los gobiernos de aquellos países acordaron una baja de producción (entre 10 y15 millones de barriles) para que los precios tuvieran una asombrosa jornada alcista: El West Texas, 24.7 por ciento; el Brendt, 21.9 por ciento.   

Vladimir Putin, cogido fuera de base, desmintió el mensaje de Trump, pero la tendencia en los mercados ya estaba marcada.

Ejerciendo sin escrúpulos el recurso de las noticias falsas  

Resulta curioso: Desde su campaña presidencial, el magnate anaranjado gimotea incesantemente que es víctima indefensa de las fake news.

Asustado porque un corporativo petrolero estadunidense acudiera a una corte declarándose en quiebra, el inescrupuloso inquilino de la Casa Blanca usó el mismo recurso del que se queja, una noticia falsa: La que requerían los mercados. El mentiroso quedó tan campante, respirando aliviado suponiendo que exorcizó un negativo para su campaña electoral. De ese color pinta el verde.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Artículos relacionados

Criminalización de la pobreza

Redacción Voces del Periodista

México, La Nueva Arcadia

Redacción Voces del Periodista

Desestabilización: Hay semejanzas maravillosas

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.