Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

En la heráldica de España, El garrote vil

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Podríamos ensayar una narrativa sobre el Santo Oficio: La Inquisición española. La padecieron mexicanos durante La Colonia.

Sobrecoge e intimida igual el garrote vil. Un collar metálico asido al cuello del condenado a muerte, para provocar la trituración de la cervical. Lo aplicó España desde 1824 en Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

La última ejecución por ese bárbaro método fue en 1974 en la misma España: La ordenó el dictador Francisco Franco contra Salvador Puig Antich.

Potencialmente, en la séptima década del Siglo XX pudieron ser ejecutados por garrote vil seis reos, de 16, del Juicio de Burgos, condenados a muerte. Sólo la indignación y la presión internacionales convirtieron la pena en prisión perpetua.

Historia de Los pueblos crueles, si los hay, España no pasa ilesa en esa tipificación.

La crisis humanitaria… en Europa

Coloquémonos en 2015: Estalla la crisis humanitaria… en Europa. En sólo siete meses de ese año, 340 mil seres de todas las edades, de diversas nacionalidades y ambos sexos entraron a 28 países europeos por el Mediterráneo, pidiendo refugio.

Son de los que sobreviven a la hambruna en África. Los más, sin embargo, escapan de los territorios del Medio Oriente incendiados por la Organización del Atlántico (OTAN), a la que pertenece España desde 1982-1985.

En estricto rigor, el socialista Felipe González metió a España en la órbita

A la Organización de Naciones Unidas (ONUI) le faltan dígitos para sumar los millones de muertos, lisiados de por vida y desplazados a causa de las guerras en los países del Medio Oriente, exacerbada en 1990 por la operación Tormenta del desierto, emprendida por El Pentágono en 1990.

España a remolque de Washington

En estricto rigor, el socialista Felipe González metió a España en la órbita de Washington durante los mandatos de Ronald Reagan.

De la mano del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González convirtió a España en el miembro número 16 de la OTAN.

Con independencia del monto del presupuesto de que anualmente dispone el gobierno español para su política militar, el Ministerio de la Defensa blasona que tiene tropa de élite en territorios de Turquía, con misiles Patriot apuntando sobre Siria; en Afganistán, Irak, Jordania y todo punto geográfico en que los aliados estén provocando el holocausto del siglo XXI.

Un millón de muertos no se olvida

Un millón de muertos se contaron en la guerra contra la República, apoyada por las potencias de El eje, particularmente por la Alemania Nazi.

Es obvio que, más de ocho décadas después, España no logra su reconciliación nacional. País Vasco, Cataluña y cuántas provincias más indican que la monarquía parlamentaria no está dispuesta a hacer su tarea.

Por suerte, para los catalanes enjuiciados ahora por Madrid, no existe más el garrote vil. Otra forma civilizada sería poco convincente. Que lo digan los pueblos del Medio Oriente a los que también, como a los mexicanos, El diablo escrituró los veneros de petróleo. Es cuanto.      

Artículos relacionados

Los aliados de ayer, traidores hoy

Redacción Voces del Periodista

Se anuncia una Primavera ardiente

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Mouris Salloum George

Calificadoras quieren “ponchar” a México

Abraham García Ibarra

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.