Voces del Periodista Diario
Opinión Rodolfo Ondarza Rovira

Enfermería, pilar vital del Sector Salud

Por Rodolfo Ondarza*

Enfermería juega un rol importante en la sociedad, debe estar posicionada en un nivel más alto de reconocimiento.

Sin menoscabo del esfuerzo formidable que siempre realizan todos los trabajadores de salud y que ahora durante la pandemia ha llegado a dimensiones heroicas, el esfuerzo de enfermería tiene dimensiones muy particulares.

Actualmente el personal de enfermería no únicamente tiene bajo su responsabilidad el cuidado personalizado del paciente. Tiene a su cargo una función integral que incluye la educación en salud para el enfermo y sus familiares. Las enfermeras y enfermeros poseen conocimientos, habilidades, destrezas y experiencia que no poseen los médicos.

Enfermería sabe también detectar riesgos para la salud, promocionar mejor salud, brindar cuidados básicos y rehabilitación del paciente. Cada año afortunadamente se suman nuevas enfermeras en distintas especialidades, como en la nefrología, la neurología, la cirugía, por mencionar algunas.
Su papel en la salud pública, en la administración, y en la investigación científica es cada vez más patente.

El personal de enfermeri?a representa ma?s del 50% del total de personal de salud. Es el personal más numeroso en un centro hospitalario, y el que más tiempo pasa con el paciente y sus familiares, y por lo tanto conoce muy bien a los pacientes y al contexto social de donde provienen, de sus carencias, sufrimiento.
Las enfermeras y los enfermeros se encuentran siempre en la primera línea de batalla, tanto en tiempos de paz como de guerra, y también en una pandemia, afrontan grandes riesgos.

Enfermería conoce muy bien sobre las necesidades de una institución de salud y sabe perfectamente de la corrupción e impunidad, de la ineptitud que ha imperado en el Sistema Nacional de Salud en los sexenios pasados. No en balde se conoce a Enfermería como su columna vertebral.

Sin embargo, la carga de trabajo es enorme para enfermería y bajo un fuerte estrés dadas sus responsabilidades, muchas veces con carencia de insumos, además no siempre bajo una administración adecuada y capaz, recibiendo bajos salarios, y en ocasiones sin el reconocimiento adecuado por parte de sus directivos ni por los usuarios de los servicios médicos.

México carece de personal de enfermería, tenemos entre 2.9 y 3.9 enfermeras y enfermeros por cada mil habitantes. La tasa por cada mil habitantes que registra México es la más baja entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que se ubica en 9, por ejemplo, Noruega tiene 17.8 enfermeros por cada mil habitantes (https://datos.bancomundial.org/indicator/SH.MED.NUMW.P3). La cobertura de enfermería se encuentra en un nivel bajo si consideramos a la poblacio?n sin seguridad social

(https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2012/nursing-migracion-acentral-mex-caribe-2012.pdf).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que existan al menos 6 enfermeras por cada mil habitantes.

Los estados de la Repu?blica que poseen mayores tasas de mortalidad infantil, materna y perinatal, son tambie?n los que tienen menos enfermeras.

Esta escasez de enfermeras se origina desde su formación universitaria, y se agrava porque algunas enfermeras terminan trabajando en áreas ajenas a la enfermería, o peor aún, migran a países en donde su trabajo es mejor valorado; alrededor del 1.3% del total de enfermeras inmigrantes en Canada? y EUA provienen de Ame?rica Latina, y el 75% de las enfermeras emigrantes tiene ma?s de siete an?os de pra?ctica; sin embargo, no conocemos el nu?mero de enfermeras que se encuentran viviendo en los Estados Unidos efectuando actividades no relacionadas con su formacio?n.

Se ha estimado que si México desea obtener el indicador con personal profesional de enfermería se requeriri?a de 312, 819 enfermeras adicionales, como mínimo tras 255 mil que se sumen al personal ya existente (https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2012/nursing-migracion-acentral-mex-caribe-2012.pdf).

Los datos oficiales actuales mencionan que México tiene un déficit de 200,000 médicos y de 300,000 enfermeras (https://politica.expansion.mx/presidencia/2020/04/07/mexico-deficit-200-000-medicos-y-300-000-enfermeras).

Al igual que pasa con el personal médico, también existe una mala distribución del personal de enfermería en el país, y en zonas rurales el problema es todavía mayor.

Casi la mitad de los más de 475,295 profesionales de Enfermería en México (Censo de 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI) ha estudiado una licenciatura. Únicamente alrededor de 38 mil de ellos tienen una especialidad (11%). Hay que reconocer que en los sexenios anteriores pocas han sido sus oportunidades de capacitación reales.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud de 2016 la mayor parte del personal de enfermería, 309,641 trabajadores laboran en instalaciones del Estado y 42,498 trabajan en el sector privado. Sin embargo, estas cifras parecen incluir a pasantes y auxiliares de enfermería.

El profesionalismo en enfermería es un factor fundamental en la calidad de la atención en el medio hospitalario, y un largo camino se ha recorrido en este aspecto (http://tecnociencia.uach.mx/numeros/v6n1/data/La_profesionalizacion_en_enfermeria_hacia_una_estrategia_de_cambio.pdf).

El sexenio pasado falló completamente en reconocer este gran esfuerzo por parte de Enfermería puesto que a partir de la iniciativa emitida por Peña Nieto en el 2014 sobre el cambio en el programa de profesionalización, se pretendió depreciar como nivel técnico a las áreas de  Enfermería, Trabajo Social y rehabilitadores (https://www.lja.mx/2014/12/temen-enfermeros-que-su-profesion-sea-minimizada/).

Los riesgos de Enfermería durante esta pandemia COVID-19 han sido altos, el Consejo Internacional de Enfermeras hasta octubre pasado, en 1,500 los fallecimientos de enfermeras a nivel mundial en tan solo 44 de los 195 países del planeta. Estimando que ha muerto, por la pandemia tantas enfermeras en el mundo como las que fallecieron durante la Primera Guerra Mundial (https://www.icn.ch/es, https://www.enfermeria21.com/diario-dicen/el-cie-cifra-en-1-500-las-muertes-por-covid-19-de-enfermeras-en-44-paises/).
Para noviembre pasado, en cuanto al personal de salud Enfermería era el sector más afectado por la pandemia, con 41% de los casos, seguido de otros trabajadores de la salud, con 29%; médicas y médicos, con 26%; laboratoristas, 2%; y odontólogos, con un 1%. Cifras que son un reflejo del profesionalismo y del valor de la enfermería mexicana, así como de su cercanía constante con el paciente.

Es por ello que durante el periodo en que fui Presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) defendimos un reclamo legítimo y justo de mis compañeras y compañeros de Enfermería realizando un exhorto (2012) para que se cumpliera con el anuncio hecho por el entonces presidente Vicente Fox en enero de 2005 de otorgar mejores prestaciones salariales a las enfermeras del Sistema Nacional de Salud (https://www.sinembargo.mx/18-10-2012/403046, https://www.youtube.com/watch?v=k0pxMkw8Zs0).

Muchas felicidades a mis compañeras y compañeros de Enfermería que tienen un gran sentido de solidaridad y empatía con quien sufre y con el más vulnerable, anteponiendo su propia seguridad en aras de la vida de otros. Mi admiración y respeto eterno.

Rodolfo Ondarza* Neurocirujano. Activista en defensa de los derechos humanos. Presidente de la Comisión de Salud durante la VI Legislatura de la ALDF. @DrOndarza

Artículos relacionados

Impacto al personal de salud del SARS-CoV-2 (COVID-19). In Memoriam. Al personal de salud que ha dado su vida salvando la de otros

Axel

Criterio de Oportunidad

Impunidad

Axel

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.