Voces del Periodista Diario
Opinión

Justicia Social, producto exótico en México

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Ayer fue un día excepcional en México. Excepcional, por los silencios. Como todos los días, el 20 de febrero tuvo 24 horas. Durante esas 24 horas, sólo en el área metropolitana de la Ciudad de México se escuchan más de 60 barras noticiosas y “de análisis”.

En  las pantallas de televisión, los contenidos de algunas de esas barras se repiten en canales alternos propiedad de una misma concesionaria. Otras, hasta tres veces en un único canal con frecuencia en el Valle de México.

En el monitoreo fue que reparamos en el silencio. Lo notamos, porque habitualmente en México cada día internacional tenemos montajes mediáticos para esto y para lo otro.

Ayer fue el Día Internacional de la Justicia Social, instituido por la ONU en 2007. En la declaración correspondiente, la samaritana organización habla del desarrollo y la dignidad humana, sólo accesibles por la vía del trabajo productivo y decente.

Ni siquiera existe la Seguridad Social

Lo que nos recuerda que, según los maeses del neoliberalismo, Friedrich von Hayek y Milton Friedman, la justicia  social es una monserga que hay que borrar de los diccionarios sobre política y economía.

Si de trabajo productivo y decente es el discurso, en México tenemos una población económicamente activa de más de 52 millones de individuos. Más de 32 millones, se encuentran confinados en el casillero de la economía informal.

El primer dato que deriva de ese fenómeno, es que 45 por ciento de las personas ocupadas de 16 años o más, carece de Seguridad Social. Es una condición establecida por los contratos de protección empresarial aupados por los dirigentes sindicales.

De la precarización del empleo y los salarios, viene otra consecuencia aún más grave: De acuerdo con estudios del Consejo de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), para satisfacer la línea de bienestar mínimo, los mexicanos deben tener autosuficiencia para adquirir una canasta básica con un doble contenido: Para la alimentación y pago de servicios indispensables.

Según la misma fuente, para lograr esos satisfactores, una familia en la zona urbana de cuatro miembros requiere de un ingreso de 11 mil 146 pesos al mes.

Pongamos la fotografía de este tamaño: 24 millones 400 mil mexicanos tienen un ingreso al mes de menos de cinco mil pesos.

Hay otros mexicanos, iguales pero diferentes: Tienen también ingresos de cinco mil pesos… pero al día. Por ejemplo, los ministros judiciales, los secretarios encargados de despacho, los legisladores federales, etcétera.

Será por eso que el Estado mexicano tiene traspapelado en el calendario mediático el Día Internacional de la Justicia Social.

Será por eso que los “líderes de opinión” hablaron ayer mucho de Trump, algo de la violencia futbolera, algo más de las pugnas entre narcos y un poco de los Oscar que se entregarán el domingo, y nada de los que carecen de trabajo productivo y decente. El que paga la gaita, marca el compás.

Artículos relacionados

Aún creemos que La Patria es Primero

Abraham García Ibarra

Si hubiera parque, no estaría usted aquí

Mouris Salloum George

Brutal ataque a periodistas guerrerenses

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.