Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Abraham García

La aciaga llegada de Yasmín Esquivel a la Corte

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

En la edición impresa 381 de Voces del Periodista en circulación, iniciamos nuestro tema con la advertencia de que la función jurisdiccional puede ser sospechosa de parcialidad cuando el impartidor de justicia es sometido a la presión pública o inducida por compromisos políticos o por las propias pasiones personales del juzgador.

Ayer, en el Senado, se debatió el nombramiento de una nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación entre tres postulantes mujeres.

En una primera tentativa, Yasmín Esquivel Mossa obtuvo 66 votos. Después de la operación política, en segunda vuelta se le dieron 95 votos. Suficientes para la mayoría calificada.

El proceso de designación estuvo marcado por la resistencia de la bancada del PAN a la terna propuesta por el Presidente López Obrador.

Todavía ayer, el panista Mauricio Kuri insistía en que la terna devuelta al Presidente. Fue, sin embargo, Damián Zepeda, del mismo partido, con su estilo de artillero, el más pugnaz.

Argumentó Zepeda que el sello que marcaba la candidatura de Esquivel humillaba la independencia de la Corte y que las decisiones futuras de la nueva ministra estarían viciadas de origen.

Esquivel sustituye en la Corte a la retirada ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, quien en 2004 relevó al ministro Juventino Castro Castro.

Una acotación antes de continuar: Cuando es preciso, solemos recordar que las cosas crean estado cuando algunas afirmaciones públicas no son aclaradas oportunamente por los implicados. Dicho lo cual… al grano.

El escándalo de los videos en 2004

Hace 15 años, marzo de 2004, la escena pública previa a la sucesión presidencial de 2006 se vio impactada por una serie de videos con los que se pretendió mojarle la pólvora al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, perfilado a la candidatura a jefe del Ejecutivo federal.

Aquellos videos fueron grabados por el empresario y contratista de obra pública, Carlos Ahumada Kurtz y expuestos a subasta política. Le habrían propuesto por ellos unos 400 millones de pesos.

Ahumada, por algunas causas administrativas, fue consignado y sujeto a proceso penal. Tiempo después, escribiría para su reivindicación pública su testimonio personal bajo el titulo Derecho de Réplica/ Revelaciones de la más grande pantalla política en México. Retomamos el apartado Los Luna Ramos.

De cómo llego Margarita Luna Ramos a la Corte

(Uno de esos Luna Ramos, es la chiapaneca Margarita Beatriz: Había formado parte de la terna que propuso Vicente Fox para sustituir a Castro y Castro. El otro, es Alejandro, magistrado electoral, quien en 2011 asumió la presidencia de la Primera Sala del Tribunal Electoral federal. Le tocó votar en 2012 por Enrique Peña Nieto.)

Entre las páginas 264 y 267 del libro de Ahumada se inscribe el relato referido a los hermanos chiapanecos.

Cuenta Ahumada de su prolongada relación amistosa con Alejandro Luna Ramos. Cuando en primera votación Margarita Beatriz no pasó la línea de la mayoría requerida en el Senado, su hermano acudió a Carlos Ahumada en solicitud de auxilio. (Tráfico de influencias.)

Se hizo un forzado enlace telefónico con el entonces coordinador de la bancada senatorial del PAN, Diego Fernández de Cevallos, para entonces ya conocido como El jefe Diego.

Asunto arreglado: Fernández de Cevallos negoció con el jefe de la bancada del PRI, Enrique Jackson Ramírez. La suma de votos tricolores y azules allanaron el camino de Margarita Beatriz a la Corte, donde terminó su periodo de ministra el pasado 19 de febrero.

El tema no tiene moraleja: Simplemente se trata de señalar la flaca memoria de los nuevos senadores del PAN, que se rasgan las vestiduras y se dan baños de ceniza cuando el poder presidencial no está en manos de su partido. Es cuanto.

Artículos relacionados

Sobre el nuevo aeropuerto “vuelan” los ahorros de los trabajadores

TLCAN: El destino ya nos alcanzó

Abraham García Ibarra

Una sombría estación en el camino correcto

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.