Voces del Periodista Diario
Destacados Opinión

Frida Sofía: la Caja Chica Vs Redes sociales

Juan Carlos Bautista Rojo. FacebookSendero Público

Por Juan Bautista

Ya estaba en desventaja, venía de un agónica tarea de comprobar que sí trabaja ante las contingencias por inundaciones y un primer temblor en Guerrero y Chiapas. Insistía en demostrar que era un gobierno eficiente. 

Apenas tuvo un momento de respiro, para tomar aire y ofrecer su grito la noche del 15. Y de nuevo el zote, el terremoto lo estaba sepultando, había que salvar la situación.

Salvarla ante una nueva generación de mexicanos, más equipada y ágil en su comunicación, por lo que había que difundir con amplitud y detalle, la trágica situación que se estaba viviendo en la ciudad de México.

Sin embargo, los gobiernos, tanto el federal como local, colapsaron en sus intentos por realizar una cobertura: no están preparados, no hay redes sociales con ellos.

Ante la magnitud del desastre y sus consecuencias, tardaron en medirlo y enfrentarlo con un plan.

En era necesario construir un puente, focalizar un punto, centralizar la atención, la energía y la desesperación. Imprescindible darle rostro y nombre: Frida Sofía.

Y se construyó la historia sobre una pirámide de escombros con la desdicha de las víctimas, el escenario fue ideal. Por casi 36 horas llamaron la atención nacional y mundial.

Fue así, que la historia se corona, con la llegada del Presidente Enrique Peña Nieto, quien incluso expreso su angustia por Frida Sofía, a partir de testimonios periodísticos y de “un rescatista” a quien ella, supuestamente, le dice: “Estoy debajo de una mesa, cerca de mí siento dos cuerpos, pero no sé si están vivos”, dice la niña.

El presidente se encuentra en el momento de los hechos. Fue una escena conmovedora, de esas historia que venden, diría Monsiváis.

Pasado el montaje, la misma autoridad, el jefe militar asignado a esta tarea, es la fuente que desmiente la versión. 
El puente fue efímero, de celofán, mediático, sirvió para reagrupar fuerza, despliegue y control de la situación.

Todavía no amanece de viernes y el mismo militar, de la Marina, “ofrece disculpas por la confusión entre una niña o una mujer”, pero que seguirá con atención la salvación de vidas.

El equipo de reporteros de Televisa y otros medios, siguen ahí, cubriendo un hecho trágico de verdad, pero por lo pronto fueron utilizados por el andamiaje del poder.

La caja chica aparece en situaciones extremas y tiene sus efectos inmediatos y mediáticos. En México, en distintos gobiernos y circunstancias, se ha aplicado. 

El “monchito”, con De La Madrid; Los balseros, con Fox, y La niña Paulette (la aparición del cuerpo), en el Estado de México, con Enrique Peña Nieto.

Pd. Yo alcancé a expresar a mi circulo cercano de amistades que dudaba de esa historia, unas miradas extrañas e inquisidoras, me atajaron por segundos.

En medio de la reconstrucción y tragedia, les deseo buen viernes.

Artículos relacionados

Esperan rachas de viento de 60 kilómetros por hora en Chihuahua

Redacción Voces del Periodista

José Antonio Meade ofrece a Nuevo León un gobierno cercano

Cómo Rusia y China asfixiarán la economía de EU

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.