Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

La chachalaca no es una especie en extinción

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

Por inanes resonancias en las redes sociales, supimos que la Secretaría de la Cultura mexicana y el correspondiente Ministerio español entraron en comunicación para preparar la agenda de festividades del V Centenario de la Conquista de México en 2021, en cuyo centro de gravedad está la sangrienta caída de La Gran Tenochtitlan.

No sabemos a ciencia cierta que seguirá a esa concesión de la República amorosa a la “madre patria”. Tres años después, nos llega 2024.

Ese es nuestro cuadrante para esta entrega: Más allá de las elecciones más grandes de la historia de México en 2021, el estridente concierto de chachalacas se ocupa de cacarear la sucesión presidencial adelantada de 2024.

Republicanos hasta las cachas, sin embargo no tenemos un solo indicio de qué se programa para 2024, en que llegamos a un Segundo Centenario. ¿De qué?

Después del imperio de opereta, la Republica federal

Caído el primer imperio de opereta, los diputados federales mexicanos- con una mezcla de contenidos de la Constitución de Cádiz de 1812 y de la Carta de Derechos de los Estados Unidos de 1791-  proclamaron en 1824 la República como integración territorial unitaria y régimen jurídico-político. Sería la carta de navegación que guiaría la Independencia nacional.

No se secaba la tinta que imprimió  del nuevo pacto republicano, y ya teníamos encima la irreconciliable pugna entre centralistas y federalistas. Los primeros, postulando el predominio del Supremo Poder Conservador (clero político y militares) y, los segundos, abogando por los derechos y prerrogativas de los primeros 19 estados federados, libres y soberanos. (Cuatro territorios y un Distrito Federal.)

Nadie quiso tomar nota del primer aviso en 1829

La disputa por el poder político ciega: Los beligerantes apenas se dieron cuenta de que el ministro estadunidense en México, Joel R. Poinset, ya estaba metiendo baza. En 1829 pujaba por el estado de Texas.

Dos años después, Texas exige su separación territorial del estado de Coahuila. En 1835, los esclavistas tejanos se sublevan contra el gobierno mexicano. En 1836, Texas declara su independencia. En 1845, los Estados Unidos se lo anexan. Para entonces, el militar estadunidense, Zachary Taylor, ya está acampado a orillas del rio Nueces.

Suprema Corte “revolucionaria” y conspiración monárquica

Entre 1835 y 1846, la conducción del Estado mexicano está a cargo de los federalistas. A mitad del periodo, una Asamblea de notables tumba la cámara de Diputados. En 1844, la Suprema Corte llama a una revolución constitucionalista. En 1845, está activa la conspiración monarquista de  Lucas Alamán y Mariano Paredes, que claman por un rey borbón. Para el año siguiente, ya tienen de su lado a Juan Nepomuceno Almonte. Declaran presidente interino a Paredes.

Despacha en Washington James Polk: Lanza el anzuelo de la compra de California. Las tropas estadunidenses hincan su planta en Tampico. En la Ciudad de México siguen los pleitos palaciegos.

El periodo de cuatro décadas tiene el sello de la sociedad fluctuante.

Cae Chapultepec; la bandera de las barras y las estrellas en Palacio

A manera de ilustración: Se imputa a los liberales mexicanos la inclinación por trasplantar en México el modelo estadunidense con su cuerpo de instituciones, inspiradas en la doctrina protestante, de lo que se colige la verosimilitud de que el clero mexicano-español, acerado custodio de la religión católica de corte romano, deseaba y sonsacaba la guerra con los Estados Unidos, en disputa por el monopolio del espíritu americano.

Para 1847, la soldadesca estadunidense ya está aquí. En septiembre, cae la ciudadela emblemática, el Castillo de Chapultepec. La bandera de las barras y las estrellas ya ondea en Palacio Nacional.

A fuerza de tanto Tratado, los mexicanos han sido muy maltratados

Para febrero de 1848 todo está consumado: Se firma el Tratado de Guadalupe Hidalgo: Las escrituras de la mitad del territorio mexicano quedan registradas en el catastro de Washington

Tratado de Guadalupe Hidalgo (1848); Tratados de Bucareli (1923), Tratado de Libre Comercio de América del Norte (1994), nuevo Tratado de Límites y Aguas México-Estados Unidos (2000), Acuerdo para la Exploración y Explotación de Yacimientos de Hidrocarburos Transfronterizos (2012)… T-MEC (2020).

En el texto de la Constitución de 1824 se lee: La Nación mexicana es para siempre libre e independiente del gobierno español y de cualquier otra potencia. El Destino manifiesto nos alcanzó y las chachalacas nos siguen ensordeciendo. Es cuanto.

Artículos relacionados

Verdades tamaño catedral no se ocultan

Redacción Voces del Periodista

El agro no cuenta para el Estado Neoliberal

Siniestras reminiscencias de “La Operación Infierno”

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.