Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

La economía, a orillas de la tormenta perfecta

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Si bien los ciclos, que históricamente han caracterizado la economía de las potencias capitalistas y sus satélites, siguen siendo elemento de análisis de los expertos occidentales, para los financistas mexicanos a partir de 1980 han dejado de servir como coartada a la ineficiencia y la ineficacia en la planeación del desarrollo nacional.

Desde que se lanzó a la rosa de los vientos el primer Plan Global de Desarrollo en 1980, se advirtió que no son excusa los factores externos para reconocer los errores internos y rectificar el modelo de formulación y gestión de los Criterios de Política Económica que año con año se presentan ante el Congreso de la Unión para fincar la política de Ingresos y el Presupuesto de Ingresos de la Federación.

Estamos, precisamente, a escasas dos semanas de que el gobierno de la cuarta transformación envíe a las cámaras legislativas el proyecto económico público para 2020. Es de suponerse que el soporte de esa iniciativa es el caudal de información acopiado en las consultas sobre el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Primer ejercicio pleno en manos de la Secretaría de Hacienda

Si bien el ejercicio fiscal de 2019 permanece lastrado por las excrecencias visibles en las negociaciones en la comisión de transición presidencial en el otoño del año pasado, ahora la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene un relativo margen de autonomía para dar el salto del modelo neoliberal al proyecto transformador.

Esa autonomía, sin embargo, no pareció presente objetivamente en los pre criterios que se enviaron a la Cámara de Diputados la primavera pasada.

Desconocemos de cierto las bases y análisis en que se apoyan las expectativas para los años 2020 y 2021, pero parece llegada la hora de abrocharse, de veras, los cinturones.

El Banco de México, en voz de su gobernador, Alejandro Díaz de León, ha señalizado los riesgos en la ruta sexenal que se recorre apenas en su primer tramo. Anticipamos una conclusión, dada por la institución autónoma: Los factores externos pesan menos que los internos.

Mercado laboral, una bomba de mecha corta

El orden de los factores internos, dicho por el conductor de la banca central, es el siguiente: Inseguridad, impunidad, corrupción y precario estado de Derecho. Son, en ese orden, los detonadores de incertidumbre.

Desde la perspectiva social, esta es la bomba de mecha corta: El mercado laboral ya está en territorio negativo.

Subrayamos ese ingrediente, porque aparece en el centro de gravedad de la producción soberana y el dinamismo del mercado interno; el alimentario, cada vez más dependiente de las importaciones, dicho por nuestra cuenta a manera de ilustración.

Sólo destacamos el foro donde expuso el gobernador Díaz de León: Banorte/ El reto social de la banca.

Un segundo subrayado: Banorte blasona de ser el único banco todavía mexicano. Sobra decir que lo social no está entre las prioridades del resto del sistema de banca y crédito, mayoritariamente extranjerizado. Es cuanto.

Artículos relacionados

México: El eterno suplicio de Sísifo

Abraham García Ibarra

Decodificar el momento del cambio

Redacción Voces del Periodista

El nuevo territorio del crimen organizado

Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.