Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Mouris Salloum

La hora de la irracionalidad

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

Si la enfermedad del comunismo ha sido el infantilismo de izquierda, la quiebra de la izquierda mexicana es la irracionalidad.

En la praxis, ambos síndromes conducen a la anarquía, madre de todas las derrotas políticas.

Preciso es colocar el diagnóstico bajo el cuestionable supuesto de que el 1 de julio resultó triunfante la opción de izquierda.

Lo cierto es que los resultados electorales en la sucesión presidencial, jalonados por un intensivo y eficaz movimiento social, fueron tipificados por los politólogos como una revolución pacífica.

Los 30 millones de pacíficos votantes antisistema, una vez delegado el poder, volvieron a sus hogares, a los talleres o a la parcela a la expectativa de ver la conversión de los compromisos en acción tangible.

En reciente evento con otra agenda, sin embargo una inquieta militante plantó a la mesa del presídium: Hicimos la precampaña guiados por la agenda de López Obrador; hicimos la campaña al ritmo y contenido dictado por el candidato presidencial, celebramos el triunfo de nuestro abanderado, pero, ¿no es tiempo ya de que hablemos sobre qué va a ser y hacer nuestro partido, Morena?

¡Cuidado! con la administración del bono democrático

La responsabilidad de una buena administración del bono democrático quedó en manos de quienes ejercen hoy la representación nacional, producto de la expresión de la soberanía popular.

Lo absurdo es que los depositarios de la confianza electoral se hayan dedicado al festín, en lugar de reflexionar que existen 26 millones que votaron por otras opciones.

Lo obvio es que -aunque en minorías fragmentadas- esos también legítimos beneficiarios del sufragio no se iban a quedar con los brazos cruzados.

En el mismo periodo de transición, las fuerzas derrotadas mandaron señales de que sentían que había vida después del fracaso electoral. Su táctica de arranque es la provocación.

Particularmente en el Congreso de la Unión, los beligerantes han convertido el proceso legislativo en un herradero.

Los pastores de las fracciones mayoritarias, en vez de tejer fino en la indispensable operación política, han caído en el garlito de la provocación. La imagen del Congreso es de caos. Del caos al abismo no hay más que un paso. No se vale.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Artículos relacionados

¿Washington decidirá quien gobierna México?

Mouris Salloum George

Sonó la hora de los francotiradores

Mouris Salloum George

¿A quién beneficia el crimen?

Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.