Voces del Periodista Diario
Opinión

De la narcotiendita a la disputa por la CDMX

  • La comisión permanente recomienda a Mancera admitir que “sí”, existen los carteles en la ciudad 
  • Salgado, no vio nada
  • La Asamblea lo enjuiciará, piden su destitución
  • Morena lo resiste

Por Juan Carlos Bautista Rojo

Las primeras noticias que se tuvieron del llamado “cartel de Tláhuac”, surgieron a partir del lamentable asesinato de la ex universitaria Lesvy Berlín Osorio, la madrugada del 3 de mayo en los jardines de la Facultad de Ingeniería, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El presunto suicidio, con el cordón metálico de una caseta telefónica pública, terminó por atrapar al autor intelectual y material de ese “feminicidio”, el novio, quien esa misma noche departió con amigos drogas y alcohol, en el libre espacio de la autonomía, sin que la policía universitaria los detuviera.

Hoy se encuentra detenido en el reclusorio varonil oriente, en espera de un juicio, no por “ dejar que se suicidara ”, y si por ser el asesino material y por maltrato a la joven Lesvy Osorio.

Entre las distintas líneas de investigación sobre este caso, como otros homicidios sucedidos en las instalaciones de la UNAM, se cuestionó el libre transito de ciudadanos ajenos a la vida académica en horarios nocturnos o de plano en la madrugada y la relación o conexión que éstos pudieran tener con el trafico de drogas o estupefacientes.

Los medios de información se abocaron a investigar, lo que desde tiempo atrás, décadas y que es público: el libre tráfico y adquisición y consumo de enervantes en la UNAM.

En el mismo campus, se difundieron fotos y videos de jóvenes encapuchados o al menos con sudaderas, vendiendo drogas dentro y la periferia de ciudad Universitaria.

Y fue hasta ese punto, esa inflexión informativa en que apareció públicamente, que esos “ narcomenudistas” pertenecían al cartel de Tláhuac.

La misma secretaria general de gobierno de la ciudad, Patricia Mercado, se reunió días posteriores con el rector de la Unam, Enrique Graue, con quien convino en realizar patrullajes en la periferia de los puntos importantes de acceso a las instalaciones y dar seguimiento a la banda de narcomenudistas.

Semanas después, a solicitud expresa del jefe de gobierno, Miguel Mancera, irrumpieron en la Delegación Tláhuac, integrantes de la Marina Armada de México y policías de la Federal, con mil 500 elementos, y ellos son quienes abaten a un grupo de siete integrantes de esa banda, liderados por Felipe de Jesús Pérez Luna, “ El Ojos”.

Aun cuando Mancera solicitó la ayuda, (a pesar de insistir en que “ no existen carteles en la ciudad ”), éste no estuvo enterado del operativo, como tampoco la Procuraduría capitalina y menos, el ausente delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado.

Miradas cómplices

La caída del Ojos, arrastró hasta a la Asamblea Legislativa al actual delegado, quien compareció este 2 de agosto. Resistió el embate sin inteligencia, fue vulnerable. La oposición cuestionó desde sus propiedades hasta su relación con familiares del Ojos y de él con el Ojos.

Salgado reviró: “el tema es más profundo, que es de toda la ciudad y del país”, “ a Tláhuac, la dejaron sola”.

Ahí mismo, en la comparecencia se le informó que se abrió una investigación en su contra por mal uso de los recursos públicos y su posible relación con integrantes del cartel del Tláhuac. Los partidos de oposición a su filiación morenista, exigieron su renuncia.

Llamado de atención de la comisión permanente a Mancera

Pero el tema de Tláhuac ya escaló a las alturas legislativas, el día de ayer, miércoles 2 de agosto, la Cámara de Diputados en sesión Permanente, exigió al jefe de gobierno de la ciudad de México, que acepte que el crimen organizado opera en la CDMX y le solicitó ponerse de acuerdo con el gobierno federal para enfrentar la delincuencia.

El asesinato de Lesvy Osorio, conecta necesariamente con las redes del narcomenudeosque operan, no sólo en ciudad universitaria, también en una gran parte de las 16 delegaciones, donde los delegados y el mismo jefe de gobierno, se escudan en que el tema de orden federal.

La vedad, ya no se pueden cerrar Los Ojos, ante la cruda realidad.

El narcotráfico, es un tema en la agenda por la disputa de la ciudad, y nadie lo puede ya borrar.

Artículos relacionados

Pemex se embarca con rumbo a la Patagonia

Redacción Voces del Periodista

El México machista “celebró” el Día de la Mujer Rural

América Latina en el 2019

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.