Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Mouris Salloum

La sombra de la duda se cierne sobre el INE

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

Entre los factores que están incidiendo en la incertidumbre de la elección presidencial de 2018, se pueden enumerar los siguientes: 1) El rechazo de la nueva generación a la política, 2) La gran población damnificada que, a causa de los terremotos de septiembre, perdió su credencial de elector, y 3) La resistencia de los ciudadanos insaculados a aceptar ser funcionario de casilla el 1 de julio.

En los segmentos identificados en los puntos 1 y 3, según se desprende de los contenidos principalmente en las redes sociales, se desprende que el cúmulo de irregularidades descubiertas en la captación de las firmas de apoyo a los candidatos independientes, contribuye a la percepción de un fraude anunciado.

De acuerdo con datos censales, en el listado nacional de electores, la población de 18 a 29 años, alcanza la suma de unos 25 millones de individuos.

Según encuestas sobre intención del voto para el 1 de julio, un número fluctuante entre 20 y 30 por ciento respecto del listado nominal, se inscribe en el rango de indecisos.

Para abordar el tema, remitámonos a un cuadrante: En la elección presidencial de 2016, se dio el triunfo a Felipe Calderón por una diferencia de unos 260 mil votos. En números absolutos, 0.56 por ciento.

Es preciso recordar ese expediente, porque estudios científicos realizados por expertos en informática revelaron que las bases de datos introducidas originalmente en algoritmos, fueron alteradas, de suerte que la información proveniente las computadoras de los distritos electorales fue adulterada al llegar a la terminal central del sistema de cómputo.

Voto del extranjero vía la Internet   

El Instituto Nacional Electoral (INE) insiste en cada proceso electoral, incluso los estatales y municipales, en abrir a los mexicanos residentes en el extranjero, la oportunidad de votar a distancia en México.

En experiencias pasadas, aunque precario, el voto en el extranjero se emitió con anticipación a la fecha electoral. Desde los Estados Unidos las organizaciones de emigrantes hicieron públicas cifras de electores e incluso por que candidato o partido se votó.

Esos resultados difundidos con anticipación,  presuponen una inducción del voto en territorio nacional, principalmente en los estados de la franja fronteriza con los Estados Unidos.

En estos meses, de acuerdo con el proceso de credencialización, se calcula que, potencialmente, desde los Estados Unidos se podrían generar unos 500 mil votos. De hecho, a finales de diciembre pasado, el propio INE informó que ya se habían solicitado 470 mil credenciales.

Retomamos la suma de 260 mil votos que hizo la diferencia en 2006. En anteriores procesos, el voto de extranjero se emitió por vías tradicionales, especialmente la postal. Esto es, con cédula física.

Ahora, el INE procesa la iniciativa para que el voto desde el extranjero se envíe por la Internet.

El escándalo desencadenado por Cambridge Analyitic

Vale la pena plantear los riesgos del voto electrónico. Es motivo de escándalo en estos días, la denuncia de que la consultora británica, Cambridge Analytica se apropió de la nómina de 50 millones de usuarios de Facebook, para ponerla al servicio de los interesados en algunas elecciones, particularmente en las de 2016 en los Estados Unidos, donde la campaña de Donald Trump contrató la asistencia de aquella firma. Ya se sabe el resultado.

Lo que está en el centro del escándalo, es que la empresa británica violó el derecho a la privacidad de los usuarios de la Internet.

En informaciones posteriores, se reveló que Analytica operó una agencia en México a principio de los 2000.

La cuestión es que, desde varias semanas, a la chita callando el INE contrató servicios con Facebook. El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova acaba de reconocer que el contrato existe, pero sólo se constriñe a contraponer la tecnología de dicha red social a “las falsas noticias”.

No es ese el punto. El punto es que el fundador y presidente de Facebook, Marck Zuckerberg admitió que la empresa cometió errores al hacer uso indebido de los datos personales de sus usuarios.

En México, donde la cultura del mapachismo ha creado plaza, ese escándalo agiganta la sospecha de que algo flota sobre el agua con vistas al 1 de julio. Por el lodo que actualmente corre en el escenario de la sucesión presidencial, esa agua no es precisamente electropura. Grave asunto.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

VP/Opinión/EZ

Artículos relacionados

No se requiere autopsia: Agonizan por suicidio

Abraham García Ibarra

“Muy noble, insigne y leal Ciudad de México…”

Redacción Voces del Periodista

Sobre la nueva “diplomacia” mexicana

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.