Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Lodos de aquellos polvos azotan el rostro del PAN

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

(Tartuffe es el nombre botánico de un hongo aclimatado en Francia, escondido bajo tierra).

Así me pagas, Dios, los oficios que he puesto al servicio de tu obra. El reclamo lo pronuncia un redomado pícaro cuando es arrestado en París por un comisario policíaco después de ser sorprendido tratando de pedalearle la bicicleta a uno de sus benefactores, Orgón, a cuya esposa pretendía seducir el bellaco.

La escena es el acto culminante de una de las adaptaciones teatrales de la obra de Molliére, Tartufo o El impostor. El nombre se ha popularizado para identificar a aquellos que, escudándose en la religión de algunos ingenuos adinerados, hacen de la hipocresía un deporte.

En el inframundo político mexicano “la identidad” se aplica a los de doble cara; una, con olor a sacristía y confesionario. Es uso común empleado por los detractores de ciertos militantes del Partido Acción Nacional.

La primera generación de panistas se caracterizó por su incesante denuncia de corrupción del régimen priista y fue la constante en los fraudes electorales en cada cambio de gobierno; desde uno municipal, hasta el presidencial, según lo verificábamos en el antiguo Palacio de Donceles, sede de la Cámara de Diputados federal.

El megafraude que tumbó el sistema de cómputo en 1988

El primer megafraude electoral de la época contemporánea se dio el del 6 de julio de 1988, en que representantes de los partidos de oposición ante la Comisión Federal Electoral aseguraron haber descubierto un banco de datos alterno en el sistema de cómputo con resultados prefabricados de la elección presidencial, apenas dos horas después de haberse abierto el escrutinio electrónico. Fue la noche en que se cayó el sistema.

Cuando el expediente se turnó al Colegio Electoral de la Cámara de Diputados, ya en San Lázaro, el PRI, que tomó el control de este órgano, colocó en la mesa directiva a un diputado jalisciense de la bancada del PAN, en funciones de conteo de los votos del pleno, acompañando a un par tricolor, quien llevaba la batuta.

Por validar el resultado final de la elección presidencial, ese legislador fue sometido a sospechas de sus compañeros de la fracción azul, quienes lo acusaron de haberse dejado engrasar por el coordinador de la bancada priista. Entonces todavía no se hablaba de moches. Esto vino hasta la LXII Legislatura federal.

De cómo Maquío Clouthier se alzó con la nominación presidencial

La misma noche del 6 de julio, los contendientes contra el priista Carlos Salinas de Gortari, Manuel de Jesús Clouthier del Rincón (PAN), Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (Frente Democrático Nacional) y doña Rosario Ibarra de Piedra (Partido Socialista de los Trabajadores/ PST), habían pactado un frente común de resistencia contra el fraude.

La candidatura de Clouthier -ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)- fue votada en la 36 Convención Nacional del PAN (22 de noviembre de 1987, Gimnasio Juan de la Barrera/ Ciudad de México) en la que se adjudicó al robusto empresario sinaloense 70.2 por ciento de la votación.

Si bien la protesta de otros aspirantes a la candidatura fue sometida a sordinas en el mismo evento, al día siguiente el jefe de prensa del PAN, Gerardo Medina Valdez, nos espetó: Felicidades, reportero, tú paisano se alzó con la nominación, haciendo correr dinero a manos llenas entre los delegados electores.

Semanas después del 6 de julio de 1988, cuando la nomenclatura del PAN había desautorizado la airada reacción de su candidato presidencial, Clouthier, al pie de la columna al Ángel de la Independencia convocó a la resistencia civil pacífica contra la usurpación presidencial. (El 1 de octubre de 1989, el aguerrido sinaloense murió en sospechoso accidente carretero en Sinaloa. El Comité Ejecutivo Nacional del PAN, presidido por Luis H. Álvarez, hizo mutis a la indignación familiar.)

Vicente Fox en “el gabinete de sombra” de Manuel Clouthier

En su estrategia de resistencia, Clouthier formó un gabinete de sombra, en el que incluyó a Vicente Fox en la cartera de asuntos agropecuarios. Diez años después, el guanajuatense se hizo de la candidatura presidencial del PAN.

Previamente, desde la primavera de 1999, tomaba forma la asociación financiera Amigos de Fox, que se adelantó a la convención nacional panista, que actuó ante hechos consumados. El propio Fox blasonaba el éxito recaudatorio de Los Amigos: Nos llegan donaciones hasta de Irlanda y Rusia.

La piedra de escándalo rodó cuando Fox ya había sido avalado por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Durante meses, Amigos de Fox del PAN, y el Pemexgate, del PRI, dieron “la de ocho” a los medios de información.

El tema dio pie a que investigadores académicos (entre ellos Lorenzo Córdova, actual consejero presidente del INE) pusieran en la orden del día el imperativo de regular el financiamiento privado a los partidos y a las campañas electorales.

Felipe Calderón nombrado presidente, haiga sido como haiga sido

Sólo papel mojado: Para la sucesión presidencial de 2006, la burra volvió al trigo. El Tribunal Electoral federal hizo disimulo de las impugnaciones de la oposición a los resultados y nombró a Felipe Calderón Hinojosa presidente de la República: Haiga sido como haiga sido, proclamó el panista michoacano, quien redondeó La docena trágica, que culminó con la expulsión del PAN de Los Pinos.

En exilio de las altas cumbres pinoleras, en 2017 la señora Margarita Zavala Gómez del Campo de Calderón pujó por la candidatura presidencial del PAN para 2018, que ya se había agenciado el jefe nacional, Ricardo Anaya Cortés. Zavala acusó al queretano de innobles maniobras para hacerse de la nominación; se fue  “por la libre” y se postuló como candidata independiente.

Para marzo de 2018, el INE hizo la compulsa de los apoyos recibidos por los independientes: Zavala exhibió, para ponerlo en números redondos, un millón 570 mil firmas adherentes. Se le reconocieron sólo 870 mil. Se le anularon más de 700 mil, plagadas de simulación, fotocopias de credencial de elector y otra serie de consistencias.

No obstante, el INE concedió el registro a Zavala como candidata presidencial independiente. De todas maneras, abandonó la contienda entre quejumbres y gimoteos.

Nace corrupto el grupo Libertad y Responsabilidad Democrática

En 2017, ya ex panistas, los Calderón volvieron a la carga solicitando el registro de un nuevo partido: México libre, bajo la fachada Libertad y Responsabilidad Democrática. La Unidad Técnica de Fiscalización del INE dictaminó que las agrupaciones solicitantes de nuevas patentes han incurrido en flagrantes irregularidades en la acreditación de los requisitos para obtener las franquicias.

Algunas de esas anomalías se detectaron en los reportes de ingresos y gastos. El Consejo General del INE sentenció ayer multas a los transgresores de las normas del régimen electoral. A los Calderón se les impuso la mayor, de dos millones 700 mil pesos, al tiempo que corrió el dictamen a vista a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales.

El nuevo vergonzoso episodio se produce cuando el calderonato está en el ojo del huracán por las revelaciones de Los papeles de Lozoya.

Para el PAN, la política es actividad eminentemente ética (Je je je)

Citamos antes a Gerardo Medina Valdez, durante años vocero del PAN. En lejana ocasión en que diputados azules subieron a tribuna a denunciar un fraude electoral más del tricolor, un homólogo priista pretendió atajarlo: Fueron por lana y salieron trasquilados. Colérico, Medina replicó: Ustedes llegan al poder por lana y salen… con mucha lana. Décadas después, el bumerán se les revierte a los azules.

Hace apenas siete años, cuando los Calderón no renegaban aún de su pertenencia al PAN, en los documentos básicos se colocaba esta perla: Para los militantes del partido, la política es una actividad eminentemente ética. La ética rige la acción política y al político tanto en su aspecto público como en el personal. A los Tartufo se les puede responder: A otro perro con ese hueso. Es cuanto.

Artículos relacionados

Economía criminal, o todos coludos o todos rabones

Redacción Voces del Periodista

Jalisco nunca pierde y cuando pierde, arrebata

Axel

La relatividad de las sentencias aplicada en materia ambiental

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.