Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Los 300 y algunos más por la presidencia en 2024

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Es difícil ignorar que el futuro ya nos alcanzó, prematuramente. Dicho con más precisión, el 2024, año de sucesión presidencial en México -con escala en 2021- ya está aquí.

Como amargo entremés, el pasado fin de semana se registró La matanza de El Paso: Veinte ejecutados, entre ellos tres mexicanos, y 26 heridos; todos con arma de fuego. De crimen de odio, es una primera hipótesis.

El autor material fue identificado como Patrick Wood Crusius, hombre blanco de 21 años, residente en Dallas, donde fuera asesinado el presidente demócrata John F. Kennedy. Medios estadunidenses atribuyen al multihomicida la difusión de un manifiesto anticipando una respuesta a la invasión latina.

Aunque crímenes de esa monstruosa magnitud son actos casi cotidianos en los Estados Unidos, el clima “político” auspicioso para esos atentados lo exacerba el discurso público. Para el caso, el del republicano Donald Trump.

Había que ver, nomás, las lágrimas de cocodrilo del inquilino de la Casa Blanca: Acto de cobardía, dijo; nada justifica matar personas inocentes. Y se quedó mordiéndose la boca.

La democracia asesinada “democráticamente”

Por mera asociación de ideas, leemos en La Jornada (4-VIII-2019) una maciza entrevista al sociólogo Boaventura de Sousa Santos, analizando las expectativas del México de la cuarta transformación.

Al recordársele a De Sousa Santos sus trabajos Reinventar la democracia (1998) y Democratizar la democracia (2004), el autor recapitula ahora:

“La democracia no sólo no se ha reinventado, sino que está muriendo ‘democráticamente’, porque en su nombre se están eligiendo a neofascistas antidemócratas, como en Brasil, como Trump en Estados Unidos, como sucede en Italia, Hungría y Polonia. Son gente de derecha, de extrema derecha, que realmente no entiende, que no le gusta la democracia”.

Esas advertencias no dan pie a retornar al tema de fascismo y nazismo y sus reproducciones en México, con los que nutrimos varias entregas editoriales durante el pasado julio.

La reconquista de América por el Partido Popular español

Retomamos un planteamiento expuesto en esas entregas, en el que hicimos una presentación con la sugerencia de La reconquista de América, como cruzada de la Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES), un tanque pensante creado por el gurú del Partido Popular (PP) y ex presidente del Gobierno español, José María Aznar.

Algunos politólogos españoles codifican a la FAES como laboratorio de ideas, núcleo de pensamiento del PP.

Recordamos que Aznar estuvo en México en el marco de la sucesión presidencial de 2006, incitando a los mexicanos a votar por el candidato del PAN, Felipe Calderón Hinojosa.

De 2019 recuperamos algunos materiales divulgados por varios medios impresos españoles. Durante la gestión de Mariano Rajoy como presidente de Gobierno, a la FAES se le hicieron donaciones públicas por casi seis millones de euros entre 2012 y 2015.

El dato se consigna para documentar los vínculos económicos del gobierno-PP-FAES que, en ese mismo periodo, etiquetadas expresamente a la fundación, recibieron donaciones de diversas entidades financieras privadas como los bancos BBVA y Santander y trasnacionales de la energía, como Iberdrola, que tienen cuantiosos capitales invertidos en México.

Como donantes a la FAES, en lo personal, se identifican a los ex ministros de Estado de Asuntos Internacionales y de Cooperación Internacional del gabinete de Rajoy.

El punto se centra en el hecho de que, en el periodo datado, desprendimientos del PP, concretamente Vox, son tipificados por sus vocaciones neofranquistas; esto es, neofascistas.

Reclutamiento y adoctrinamiento de los dirigentes del futuro

Casualmente, instalado en Los Pinos Felipe Calderón, en 2007 Aznar fue contratado por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITSEM) para su plantilla docente de formación doctrinaria y el reclutamiento de jóvenes estudiantes aptos para asumir los nuevos liderazgos políticos en México. Tiempo después, la Universidad Autónoma de Hidalgo le otorgó a Aznar el doctorado honoris causa.

En la perspectiva electoral mexicana rumbo a 2024, el confiable investigador periodístico, Álvaro Delgado, colaborador del semanario Proceso (4-VIII-2019) nos pone en frecuencia el tema bajo el título: La derecha empresarial alista su Proyecto de Nación.

“Los patrones de México construyen su propio proyecto de nación a largo plazo, alternativo al del presidente Andrés Manuel López Obrador y han comenzado el reclutamiento de miles de líderes para que, antes de las elecciones de 2021 y en el futuro, formen parte del trabajo cívico y se integren a la política”.

Alternativa México se denomina el detallado plan de la Confederación Patronal de la República Mexicana que, además de impulsar el proyecto presidencial de su dirigente nacional, Gustavo de Hoyos, propone reclutar a 6 mil 600 ciudadanos, de los que surjan mil 300 líderes que, tras ser seleccionados y capacitados, se conviertan en agentes ciudadanos del cambio.

Un aliado estratégico del proyecto, revela Álvaro Delgado, es el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITSEM), que, a través de su Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, que dirige Alejandro Poiré, secretario de Gobernación de Felipe Calderón, capacitará a los líderes que estarán listos para participar políticamente en las elecciones intermedias.

Conforme la narrativa consultada, la idea es formar 300 Clouthiers; obviamente, uno por cada distrito electoral federal. Hasta aquí Delgado.

Los antecedentes conspirativos del sindicato patronal

(Vale hacer mención de que, aleatoriamente, la esposa de Calderón, Margarita Zavala Gómez del Campo, espera en los próximos meses la franquicia de su propio partido.)

En nuestras notas de referencia sobre el asunto, dimos cuenta de que la Confederación, fundada en Monterrey en 1929 como reacción a la iniciativa del primer estatuto laboral reglamentario del artículo 123 de la Constitución, protocolizó sus escrituras constitutivas en 1936 como único sindicato de naturaleza patronal.

En ese mismo periodo, fue documentada la participación de la Confederación Patronal y sus centros regionales financiando el complot contra el general Lázaro Cárdenas, que se frustró con la derrota de Rebelión Cedillista.

Algunos patrones fueron identificados a mitad de los setenta como participantes en la Conspiración de Chipinque (suburbios de Monterrey) para derrocar al presidente Luis Echeverría. Particularmente en la segunda mitad del mandato de José López Portillo, en Puebla y Monterrey se organizaron paros empresariales contra las políticas económicas del mandatario.

Hacia 1984-1985, en algunos trabajos de campo logramos un cruzamiento de los directorios nacionales de la Coparmex y del Consejo Coordinador Empresarial y hallamos una veintena de nombres de detentadores del poder económico en las estructuras directivas del PAN.

A propósito de los 300 Clouthiers que se propone formar la Coparmex, recordamos que el empresario agroindustrial sinaloense Manuel de Jesús Clouthier del Rincón fue presidente nacional de dicho sindicato patronal.

En compadrazgos con la Internacional Negra

Para 1987-1988 fungió presidente de la central patronal el empresario poblano Jorge Ocejo Moreno. A principios de 1988 irrumpió la sucesión presidencial el brazo electoral de la Coparmex, Poder Ciudadano, apoyando la candidatura de Clouthier del Rincón.

Ocejo Moreno sería en 1994-1997 diputado federal por el PAN. En 2006-2012, senador por la misma franquicia azul. En ese periodo aparecería como vicepresidente de la Internacional Demócrata Cristiana, conocida en Europa como parte de la Internacional negra, y como presidente de la Democracia Cristiana de América.

La opción electoral se llama candidaturas independientes

Caído por su propio peso el histórico Grupo Monterrey, sin embargo quedó activo el enclave creado por el patriarca don Eugenio Garza Sada: El Instituto Tecnológico de Monterrey, del que ha sido docente de lujo José María Aznar. Ahí se gestó la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto.

El Tec de Monterrey, pues, se ha constituido en plataforma para el proyecto presidencial del bajacaliforniano Gustavo de Hoyos, dispuesto a cumplir el sueño de El Maquio Clouthier, interrumpido trágicamente en octubre de 1989. El alma mater del sinaloense, fue precisamente dicho instituto regiomontano.

Desvertebrado ahora el PAN, el empresariado no requiere de su membrete para entrarle a la pugna por el poder político: Conspira en su favor la nueva figura de las candidaturas independientes. Por éstas van Los 300 y algunos más en 2021. Luego vendrán en 2024 la Presidencia y el Congreso de la Unión en un solo paquete. Dicho con la conseja popular, el que porfía mata venado. Es cuanto.

Artículos relacionados

CDMX, punto ciego de la 4T

Los demonios vuelven a cabalgar

Abraham García Ibarra

Como no caer en “más de lo mismo”

Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.