Voces del Periodista Diario
Opinión Salvador Martínez G

Lozoya protegido

Aunque Pese

Por Salvador Martínez G.

La figura de testigo protegido, utilizada en muchas partes del mundo, es tan común como cuestionada, pues cualquier delincuente que por años se enriqueció con el fruto de sus ilícitas acciones, al ser detenido, con sólo ofrecer sus servicios de delator, gozará de grandes beneficios y privilegios.

Tal es el caso de Emilio Lozoya Austin, quien tras ser extraditado de España, hoy es un “testigo colaborador” (nombre en México del testigo protegido), que ofrecerá elementos de prueba sobre ilícitos cometidos por una amplia gama de funcionarios, legisladores y políticos de muy diversos partidos, que interactuaban en un andamiaje de corrupción, del que ahora pueden caer en cascada.

No obstante la ayuda que Lozoya puede hoy ofrecer, le permitirá impunidad y protección porque resulta ser más importante vivo que muerto, como no pocos de sus antes socios, quisieran verlo a fin de no ser exhibidos públicamente y menos sancionados penalmente.

Se dice que fue el padre de Lozoya, Emilio Lozoya Thalmann, quien fuera hasta presidenciable al término del Salinato, cuando fungió como Secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal de México, fue el negociador para que su hijo se convirtiera en testigo colaborador, lo que podría también salvar a su esposa, hija y nuera, involucradas en lavado de dinero.

Lo que viene es más que una tormenta política, con funcionarios de los regímenes de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto pero también de decenas de legisladores, diputados y principalmente senadores del PRI, PAN y PRD, quienes supuestamente recibieron carretadas de dinero para aprobar la Reforma Energética, que entregaba el petróleo y la electricidad al sector privado nacional y trasnacional y clavaba una estaca de muerte sobre Pemex y la CFE.

Todo esto hoy se revela y se revierte. Ya veremos hasta dónde se llega.

SUSURROS

Las últimas acciones públicas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en nombre de su líder Nemesio Oceguera Cervantes, Alias  “El Mencho”, son más que fanfarrona propaganda, trabajo político que pretende mostrar una gran fuerza, que ya no tienen, y sobretodo, apalancar a quienes los representan en posiciones legislativas y de gobierno a nivel Federal y en algunos estados.

“El Mencho” logró estructurar un cártel con ramificaciones en la mayor parte de los estados de la República y en varias naciones de América, Europa y Asia, pero fue duramente golpeado con la operación denominada “Agave Azul”, con la cual les congelaron 1,939 cuentas, en las que se manejaban miles de millones de pesos y muchos millones de dólares, soporte financiero del grupo criminal.

El CJNG está herido pero pretende impresionar con una fuerza que se desvanece, aunque mucho daño puede aún hacer.

Mientras tanto “El Mencho”, se dice, sufre aguda enfermedad que lo puede llevar la muerte. ¿Será?

Artículos relacionados

Derecho a la Información, conculcado por sistema

Redacción Voces del Periodista

Sobre el Doctor Alfredo Rustrián Azamar y el Movimiento de las Batas Blancas iniciado hace 57 años sigue vigente

La hora de la irracionalidad

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.