Voces del Periodista Diario
Antonio Tenorio Adame Opinión

M 68 ¿CERRAR HERIDAS?

“Diputado 501”

 

Por Antonio Tenorio Adame

El presidente Luis Echeverría Álvarez, este lunes 17 de enero, cumple cien años de edad; durante su sexenio el país discurrió en el filo de la violencia con riesgo de una confrontación civil.

POR LA NEGATIVA

En ese contexto, también se cumplen cincuenta años de la luchas de guerrillas que fueron combatidas por la Brigada Blanca, una fuerza paraestatal que operaba bajo la impunidad y el ejercicio de exceso de represión; no obstante, su abatimiento no se dio bajo el fuego sino en la extenuación de falta de abastecimiento de armas que dependía de la adquisición en los Estados Unidos. Una situación contraria a lo que sucede hoy, cuando las armerías del vecino surten a las bandas del narco de armamento supramoderno.

Al expresidente LEA, en noviembre de 2006, se le promovieron juicios penales por los acontecimientos del 2 de octubre del 68 y del 10 de junio de 1971, y se le llegaron a fincar cargos de genocidio sin que tuviera efecto, así como la formación de una Comisión de la Verdad sobre hechos del pasado que le obligó, durante tres años, a permanecer en su domicilio como prisión.

El gobierno de Echeverría ha sido criticado con rigor desde diversos sectores; en el académico destacan Gabriel Zaid y don Daniel Cosío Villegas, quien escribiera “El estilo personal de gobernar”; en contraparte, Carlos Fuentes y otros destacados intelectuales plantearon situaciones límites para justificar las acciones del gobierno, al expresar “Echeverría o el fascismo”.

La denostación actual a su gobierno no ha desaparecido debido a los fuegos de la pasión mantienen sus flamas, pese a que administraciones posteriores cayeron en el total fracaso, aún más el daño de la operación Cóndor en el Sur americano sembró de espanto con dictaduras militares feroces y en honor a la política exterior de México se recibieron sus exilios con fraternidad.

En ese escenario de espiral de violencia el ciudadano Luis Echeverría enfrentó y cumplió su responsabilidad

El gobierno de 1970 a 1976 tuvo que impulsar un cambio generacional, procurando cerrar heridas del 68 y de mejorar la composición del PRI; también dio lugar al retorno de políticas redistributivas del “ancien regime” REVOLUCIONARIO, así como la incorporación de profesionistas jóvenes universitarios en diversas áreas de gobierno; también registró el despliegue de la política exterior en busca de una diversificación de las relaciones, como el inicio de relaciones con China; uno de sus cambios importantes lo dirigió en la formación del Congreso para dar lugar a la incorporación de fuerzas políticas excluidas como fue el caso del sinarquismo y el Partido Comunista.

Se llegaba al dintel del fin del nacionalismo revolucionario, su último suspiro.

POR LA AFIRMATIVA

La L Legislatura de los diputados fue integrada alrededor de una octava parte de representantes provenían de las universidades del país, la que dio buena acogida a la iniciativa de Reforma electoral presentada por el secretario de Gobernación, Jesús Reyes Heroles, en la que florecería la Ley Federal de Organizaciones de Partidos Políticos y Procesos Electorales, (LOPPPE) iniciándose así el proceso de pluralismo partidista legislativo que aún perdura en esta democracia.

Desde el partido del gobierno no se reconocía que se daba respuesta a la exigencia del M68. Los hechos arrojaban una percepción distinta; la L Legislatura se formó con 237 diputados de los cuales 196 bajo la bandera del PRI, 20 del PAN, 12 del PPS, y 9 del PARM, la bancada del PRI se compuso con más del 33 (14 por ciento) de ciudadanos vinculados con las universidades y buena parte de ellos se correspondían generacionalmente con el conflicto que aconteció 9 años antes, como eran los casos de la diputada Ifigenia Martínez, Hugo Castro Arana, Carlos Ortiz Tejeda, Antonio Tenorio, Juan Madera Prieto, Julio Zamora, Jesús Puente Leyva, Armando Labra, Jaime Sabines, ex rectores de universidades de provincia, entre otros, así como haber confiado el liderazgo de la Cámara en dos legendarios políticos con vínculos anteriores de participación juvenil, Augusto Gómez Villanueva, primero y Rodolfo González Guevara posteriormente.

APROBADO PARA EFECTOS CONSTITUCIONALES

Se anticipaba un contexto político como señalaba Antonio Riva Palacio, al acentuar la influencia determinante de la reforma política como resultado de una realidad mexicana, traumáticas o circunstancias políticas, una época de inestabilidad, movimiento de guerrillas en Guerrero y Chihuahua con su estela de violencia; el movimiento estudiantil de 1968, tragedia y dolor, liquidaron de una manera violenta.

Artículos relacionados

Hace falta la tercera Declaración de Independencia

Redacción Voces del Periodista

Las pestes y sus cronistas

Redacción Voces del Periodista

Unas palabras para el maestro Carlos Payán Velver

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.