Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Mexicanos condenados a la proscripción

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Sólo la industria del cobre -vinculada con al menos otros cinco sectores industriales- genera, entre otras enfermedades: silicosis, neumoconiosis, asbestosis, silicatosis, artritis reumatoides etcétera.

Una de las mayores manifestaciones de esos padecimientos, es el cáncer pulmonar, la mayor de las veces irreversible. Provocan incapacidad laboral y, a largo plazo, la muerte. Otras causas de muerte, son las faltas a la seguridad industrial e higiene.

En la industria minera participan tres plutócratas mexicanos que aparecen entre los más ricos del mundo de la lista Forbes.

105 mil muertes en México provocadas por la diabetes

En 1980, la diabetes provocó en México enfermedades incapacitantes y 14 mil 626 muertes; ya para 2016, 105 mil defunciones. De acuerdo con la Secretaría de Salud, el disparador de esa enfermedad es, principalmente, el consumo de bebidas procesadas y envasadas con alto contenido de azúcares.

La industria embotelladora es una de las de más alta rentabilidad en México. Algunos de sus usufructuarios cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.

Tributarios de esa pandemia son los medios de comunicación social, que se benefician con la facturación de publicidad de los detentadores de ese gran negocio.

De acuerdo con estadísticas combinadas de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico e investigaciones especializadas de expertos de la UNAM, cada año se presentan en el país 558 mil quejas o denuncias por malas prácticas médicas. Está documentado que la negligencia desemboca en decesos de los pacientes maltratados.

Si bien la mayoría de esos recursos imputa a las instituciones de salud públicas, un alto porcentaje se origina en los cárteles hospitalarios privados.

Por razones de precio, el grueso de la población mexicana opta por el consumo de carne fresca de pollo y huevo. Estos alimentos son portadores de salmonella. La bacteria es detonante, entre otras epidemias, de la tifoidea. La población más vulnerable son los adultos mayores y los niños. Un mal tratamiento resulta a la postre mortal.

Agregamos un dato, no precisamente accesorio. De 2000 a 2012, el número de accidentes y enfermedades en la industria minerometalúrgica alcanzó la cifra de 100 mil, haciendo más costosa la atención que la prevención. En el mismo sentido, proporcionalmente las incapacidades profesionales y las defunciones se multiplicaron. En fin.

Todos somos iguales, pero unos más iguales que otros

Quienes, por la explotación esas letales industrias, han amasado las más grandes fortunas en México, no son excluidos del diálogo nacional. Por el contrario, algunos ostentan el título de consultores del gobierno federal.

No disponemos de estadísticas actualizadas sobre cuántas muertes han provocado las actividades de los grupos de autodefensa, formados principalmente en los municipios rurales de México, donde las pobres familias campesinas han quedado en la total indefensión frente a los incesantes y sanguinarios ataques del crimen organizado.

Los promotores de las autodefensas sí han sido muertos o perseguidos, capturados y expuestos a procesos que han culminado con su encarcelamiento. Ahora son condenados a la proscripción. Es cuanto.

Artículos relacionados

PEMEX: Todo está consumado

Abraham García Ibarra

La falacia, motor de espejismos económicos

Abraham García Ibarra

Y a usted, ¿no le gustaría vivir en Suiza?

Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.