Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Modelo económico, huachicol: 132 muertos

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

No por Acapulco, ciertamente, ni por Los 43 de Ayotzinapa: Desde hace al menos una década, el nombre del Estado de Guerrero está coloreado en el mapamundicomo la entidad mexicana emergente en la siembra de amapola y el trasiego internacional de goma de opio.

Hemos denunciado que, particularmente desde 1992-1993 en que se legisló la contrarreforma agraria para la exposición de la propiedad social de la tierra a terceros, ejidatarios y comuneros, convertidos en jornaleros, han devenido ejército de reserva del crimen organizado.

Aunque con antecedentes en las presidencias de Vicente Fox y de Felipe Calderón, durante la segunda mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto se disparó el robo de hidrocarburos en tomas clandestinas en los oleoductos de Pemex y aun en las estaciones expendedoras de gasolinas.

Por el oriente mexicano se identificó al cártel de Los Zeta como el agente líder en esa actividad, después tipificada como huachicoleo. En los estados de El Bajío, el expediente militar y judicial habla del Cártel Jalisco Nueva Generación.

La noche en que, todos, vivimos en peligro

De acuerdo con narraciones periodísticas, 2015 fue el año de auge del huachicoleo en el Estado de Hidalgo.

Las crónicas presentaron el 18 de enero de 2019 como una noche de terror. Para el 23 de febrero, de la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, un mes antes, se habían contado 132 víctimas mortales; se observaba clínicamente a diversos heridos y no se precisaba el número de desaparecidos.

Apenas si algunos narradores se ocuparon de explicitar el rango socioeconómico de los inmolados en aquella conflagración.

Las raíces del mal, de todos conocidas, no evitadas

De acuerdo con un seguimiento estadístico, Hidalgo aportó al Producto Interno Bruto (PIB) nacional un promedio anual de menos de uno por ciento entre 1999 y 2016.

En ese periodo, el PIB estatal creció a tasa de 3.02 por ciento anual. Para 2018 se pronosticaba una baja a 2.9 por ciento.

En el primer sexenio que abarca esta relación, fue gobernador de aquella entidad Manuel Ángel Núñez Soto. En 2005 contendió como precandidato a la Presidencia de México por la facción Todos Unidos contra Madrazo (TUCOM versus Roberto Madrazo Pintado.)

Sucedió a Núñez Soto en el palacio de Pachuca, Miguel Ángel Osorio Chong. Fue secretario de Gobernación en el gabinete de Peña Nieto. El PRI no ponderó sus méritos para hacerlo candidato presidencial en 2018. El tercer sexenio hidalguense tuvo como titular a Francisco OIvera Ruiz.

La regresión productiva, rigurosamente calculada

Hidalgo destacó desde los tiempos de la Colonia y hasta inicios del siglo XX por su próspera industria minera. Para la segunda mitad de ese siglo, fue promisorio modelo piloto de la industria manufacturera impulsada por el Estado posrevolucionario; entró a la refinación de petróleo y creció en generación de electricidad.

A finales del sexenio de Calderón se anunció la instalación de una nueva refinería de Pemex en Tula. Peña Nieto canceló el proyecto.

Entre los atributos de Hidalgo está el reconocimiento de una población trabajadora altamente calificada. Incluso blasona de un Centro Binacional de Investigación Tecnológica.

Los símbolos trasparentes del neoliberalismo

Desde principios de esta década, los censos socioeconómicos elaborados por el Inegi y las evaluaciones de la política social en Hidalgo daban cuenta de una población ya cercana a los tres millones de habitantes.

Recogemos de las estadísticas y las evaluaciones el dato central: 752 mil hidalguenses (28 por ciento de la población) afectados por carencias sociales de acuerdo con categorías de la ONU para el desarrollo humano: 361 mil hidalguenses estarían en pobreza extrema, según se tipifica eufemísticamente la miseria.

Escribe el hidalguense David Penchyna Grub

La radiografía política y socioeconómica de Hidalgo es obra nuestra. De un prominente hidalguense, David Penchyna Grub (miembro del gabinete ampliado de Peña Nieto) es otra visión que nos sirvió a esta entrega.

El autor (leído hoy en La Jornada) visualiza el momento político y económico universal de estos días y nos coloca en el escenario la espiral de insatisfacción económica y de representación y las exacerbadas desigualdades derivadas de las promesas sociales incumplidas de la globalidad y la apertura (comercial).

Penchyna Grub subraya degradación del modelo económico globalizador por el capital financiero (entendemos el proceso que engendró una economía especulativa), que favoreció la concentración de la renta.

Toca un punto el autor: La trampa de las economías asimétricas comprometidas en una competencia desigual, venida a simple función tributaria para el rival más débil. (Sería el caso de México en el Tratado de Libre Comercio. Nota nuestra)

Lo destacable de ese análisis, no es su novedad, sino que los perversos resultados sean denunciados por un conspicuo priista hidalguense. Es cuanto.

Artículos relacionados

PRI: A propósito de caballos negros

Mouris Salloum George

La nefasta nomenclatura (Segunda y última parte)

Lo que se puede esperar de la cumbre Trump-Putin

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.