Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

“Modelo” mexiquense para 2018

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Ya ni la revuelcan. Para 2018 se está retratando la misma gata que se maquilló para 2012. En tamaño escritorio, el marco se colocó el 4 de junio pasado en el Estado de México.

Para suerte de los fotógrafos peseteros, los consejeros y magistrados estatales y federales le dieron sus retoques a las fotografías  y las imágenes terminaron rechinando de limpias.

Hoy despacha en el Palacio de Toluca el priista Alfredo del Mazo Maza. El que defendió el uso en campaña electoral priista de los programas sociales del gobierno federal y anduvo repartiendo a humildes mujeres mexiquenses salarios rosas con saldos en cajeros hasta de ocho mil pesos.

Del Mazo recibió la estafeta de Eruviel Ávila Villegas. Semanas antes, el gobernador mexiquense saliente salió al paso de las encuestas nacionales sobre la intención de voto para el 2018, exigiendo que se apuntara como aspirante a la sucesión presidencial.

Qué cosas tiene la vida, Mariana

Ávila Villegas, por la poderosa fuerza de las yemas presidenciales, puede dejar, “para mejor oportunidad”, el relevo de su paisano Enrique Peña Nieto.

La hija de la ex presidenta nacional del PRD, Rosario Robles Berlanga (“No te preocupes, Rosario), Mariana Moguel Robles, fue “persuadida”  a renunciar a la jefatura regional del PRI en la Ciudad de México.

Los saldos de la gestión de Mariana (que cosas tiene la vida, Mariana, canta Alberto Cortés), sobre todo en las elecciones para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, dejaron al PRI, nuevamente, para el arrastre.

El tocayo del Presidente, el economista filósofo Enrique Ochoa Reza, decidió darle el encargo de Mariana a Ávila Villegas.

La fiscalía de delitos electorales investiga al Estado de México

Biografía oficial aparte, meses antes de terminar su gestión, Ávila Villegas apareció en la mira de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados, por desvíos de recursos públicos.

Algunos académicos le pusieron número a la casa: Unos ocho mil millones de pesos. En la campaña de gobernador, Ávila Villegas fue imputado por candidatos de oposición de hacer uso de la propaganda gubernamental para darle oxígeno a Del Mazo Maza.

Ávila Villegas ya traía cola desde la campaña presidencial priista de 2012. Si no estamos mal informados, en estas horas ciudadanos mexiquenses  acuden a la Procuraduría General de la República con un grueso expediente, en el que basan su solicitud de investigación sobre la turbia gestión del ex gobernador.

Con independencia de cómo responda el procurador federal sustituto a esa denuncia, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales de la propia PGR tiene abiertas carpetas de investigación contra seis gobiernos estatales. En ellas se nombra al gobierno del Estado de México y expresamente, en esta entidad, contra el PRI.

Los tocayos Enrique decidieron que sea Eruviel Ávila Villegas quien se encargue de rescatar al PRI del exilio en que está confinado desde 1997. Ahora, el PRI disputa con el PAN el cuarto sitio en los registros electorales de la Ciudad de México.

¿Cómo le hará el ex gobernador del Estado de México para lograr ese milagro? Ese es el gran enigma del 2018? ¿Milagro? A otro perro con ese hueso. Es cuanto.

Artículos relacionados

Recordando al Tenorio: Imposible la dejasteis, para vos y para mí

Redacción Voces del Periodista

La franquicia soñada

Redacción Voces del Periodista

Breves consultas al santoral republicano

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.