Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Nunca se ha visto a la marrana soltar la mazorca que trae en el hocico

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

Desde la factoría-laboratorio donde se patentaron los moches -el Palacio Legislativo de San Lázaro de la Ciudad de México-, apenas se abrió el piso de remates el jueves pasado y, en menos de 24 horas, tuvimos tres “noticias”: 1) Súbitamente, el Covid-19 pasó a segundo plano; 2) Morena pierde la mayoría absoluta… y, 3) Morena recupera la mayoría… Todo, en un corto y vertiginoso fin de semana Menos aún: En 15 minutos de desaseadas componendas.

Entorno obligado: Desde 2017, el Movimiento Regeneración Nacional no ha logrado darse una dirigencia nacional estable. Hace unas semanas, los magistrados de la Sala Superior el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dispusieron que el Instituto Nacional Electoral (INE) proceda a organizar por el método de la encuesta la designación de presidente y secretario general.

Aunque desde poco antes de 2019 el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado empezó a mover a sus pastoreados para que declararan el apoyo a su candidatura a liderar Morena, permaneció agazapado hasta que se produjo enésima sentencia de los magistrados electorales federales.

Acuerdo de septiembre de 2018, semejante a un pacto de bellacos

En septiembre de 2018, los coordinadores de bancada, invocando la Ley Orgánica de la Cámara baja, firmaron un acuerdo semejante a los pactos de bellacos. Por el mismo, conforme la acreditación de número de miembros, al PRI le correspondería presidir la mesa directiva para el periodo que se inicia formalmente mañana, previa junta preparatoria.

Repentinamente, la semana pasada la fracción del Partido del Trabajo (PT) del ex salinista Alberto Anaya, encaramada en la carreta del oportunismo, se manifestó interesada en ese encargo sin contar con el número de curulecos requerido por la normatividad parlamentaria: Se dio a la tarea de tratar de engrosar su nómina incitando a los impresentables perredistas Mauricio Toledo y Héctor Serrano a desertar de su grupo.

Hasta antes esa fase crítica, PRI Y PT se encontraban empatados en número: 46 legisladores cada uno.

Morena controlaba hasta el viernes la mayoría numérica de 250 más uno. La turbia operación de pirateo le dejó sin tal mayoría, de lo que seguía la pérdida de la presidencia de la Junta de Coordinación Política. Es a lo que se refiere la primera información dada en el primer párrafo de esta entrega.

Al día siguiente, cuando el tricolor reclamó su “derecho de tanto”, Morena fue resarcido por el PT con la devolución del diputado Manuel López Castillo. Esto dio pie al segundo encabezado.

Dulce María: Primero que se reconozca al PRI como tercera fuerza

Para entonces, el coordinador tricolor, René Juárez Cisneros invocó el acuerdo de septiembre del 18 y amenazó con hacer lo que sea para alzarse con la presidencia. Ese “hacer” consistiría en $on$acar a diputados de otras bancadas para sumarlos a la tricolor.

En su bancada empezó a circular el nombre de la yucateca ex presidenta nacional del PRI, Dulce María Sauri Riancho. Ésta parafraseó la conseja: Para que haya caldo de pollo, primero debe haber pollo. El PRI se abstendrá de hacer alguna propuesta hasta que se le reconozca su condición de tercera fuerza en el pleno.

De su ronco pecho, la yucateca dirigió a sus adversarios una gracejada: Lo que veo es una chispa que se enciende, ilumina instantáneamente el cielo y se apaga.

Toma y daca: Que el PRI apoye iniciativas de reforma constitucional 

El intríngulis radica –toma y daca– en que Morena ha querido obligar   compulsivamente al PRI a que se comprometa a apoyar iniciativas de reformas constitucionales que requieren de mayoría calificada de dos terceras partes de los votos del pleno.

Corolario: Al PT le duró el desempate con el PRI 15 minutos. En esos minutos Morena recuperó una curul para conservar la presidencia de la Junta de Coordinación Política. Al momento matinal de escribir estas notas, no sabemos en qué situación quedó el PRI. La chiquillada estaba en espera de alguna oferta. Ya se sabe cuál.

Todo lo anterior concluye en una pregunta ranchera: ¿Cuándo se ha visto que la puerca suelte la mazorca que trae en el hocico? Vomitiva, la subcultura parlamentaria. Es cuanto. 

Artículos relacionados

Hubo una vez segunda Triple Alianza contra México

Redacción Voces del Periodista

El día más largo del siglo

Redacción Voces del Periodista

Siempre serán baratos

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.