Voces del Periodista Diario
Opinión

Odebrecht y la estafa

Enrique Pastor Cruz CarranzaA fuego lento

Por Enrique Pastor Cruz Carranza

Mientras los ritos de nominar candidatos a la Presidencia de la República se siguen entre  la aplicación de dogmáticas disciplinas  a favor de híbridos militantes, sin antecedentes, ni cromosomas en la materia, así también en madruguetes para colocar posicionamientos u originar rupturas si los chantajes de siempre no fructifican, desde fuera de nuestras inexistentes fronteras pulverizadas en concesiones de todos las costas y aires de la patria, se deslizan las pruebas videograbadas demoledoras, de implicaciones en los sobornos implementados en su expansión global de la empresa brasileña, que ahora es un infierno para mantener intocables los paraísos de la impunidad  y ha costado varios derrumbes  de personalidades en todo el hemisferio.

Convertido casi en un mito, a la vez de ser el equivalente a un Talón de Aquiles surgido de las confrontaciones entre el entonces Director de PEMEX,  Emilio Lozoya Austin, con el casi Rasputín del sexenio en el ocaso de Enrique Peña Nieto, hoy convertido en todo poderoso canciller y “Fiel de la Balanza” dentro del PRI, Luis Videgaray Caso, el golpe que derriba a quién ya sentía toda la fuerza moral y de muchos millones de dólares -presuntamente- aplicados ilegalmente en la campaña del entonces abanderado priista (orgánico de los huertos del Estado de México, no de probeta), ser eficiente proveedor con dinero procedente del pragmatismo filosófico del  “haiga sido donde haiga sido” su origen.

Emilio Lozoya Austin, al asumir su cargo dentro de la petrolera nacional, hacia realidad el sueño de la corruptora empresa brasileña y su proyecto de ser sucesor de EPN lo deslinda y confronta con Luis Videgaray, al grado de transitar por la libre en sus amarres con grupos políticos de peso, así como -también- fortalecer nexos dentro del PAN, al ser un factor vital en el triunfo electoral de Francisco Domínguez, en Querétaro, y mostrar los amarrares sin rubor partidista del ex Gobernador Calzada, perdedor en las elecciones pero “premiado” dentro del gabinete presidencial. 

Lozoya había seducido al PAN al definir la Universidad del Petróleo en esa plaza, y dejando fuera de posibilidades, a Estados como Campeche, Tabasco, Veracruz, Chiapas o Hidalgo.

Mucho antes del escándalo, ya Lozoya se veía demolido con presuntas filtraciones solo posibles dentro de los controles de Inteligencia Financiera y con el triunfo de Donald Trump, el poder de los ITAMITAS de Videgaray cerraba la pinza.

En estos momentos, las cosas están  fuera del control en un entorno global, donde es difícil operar bloques o cesuras (pero no imposible, si no ahí esta el caso de RT ) y el mismo golpe que derrumbó a Emilio Lozoya Austin y que ha costado crisis, renuncias, polémica, chantajes  y un auténtico pantanal de corrupción, va de nuevo en dirección del inquilino de Los Pinos.

La nominación de José Antonio Meade Kuribreña como candidato del PRI (sin militancia, ni compromisos doctrinarios, o de ética) están complicando las cosas, pues presuntos involucrados en las dos fraudulentas acciones de desvío de recursos, quieren cargos de blindaje electoral en las Cámaras de Diputados y de Senadores

Casos como el del ex Gobernador de Campeche y actual Embajador de México en Paraguay, Fernando Ortega Bernés, son desesperados, pues se vio operando desde la UNACAR con el yerno de la maestra Elba Esther Gordillo, el fraude de “HDPT” EN COOORDINACION CON 16 GOBERNANDORES, LOS CUALES -DICHO SEA DE PASO- HABÍAN LOGRADO SU CARGO EN LA FORMULA PRI-PANAL O PAN-PANAL .

Muchos rescatan la reunión en casa del actual Cónsul de México en Houston, hijo del ex gobernador Rafael Rodríguez, Oscar Rodríguez Cabrera, en LA PRIMERA NAVIDAD SEXENAL DE EPN, cuando el entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray;  el Secretario de Educación, Emilio Chuayffet, y el de Comunicaciones,  Transportes y Socavones,  Gerardo Ruiz Esparza, dieron una cena al gobernador Ortega Bernés para agradecer su apoyo y  garantizar un “Puente de Plata” en su salida del Poder Estatal, por la presunción de esa parte de “La Estafa Maestra”, que será un tsunami contra el cándido abanderado del IMPREDECIBLE  PRI en tiempos de perversa distancia con Peña Nieto, cuando los alcance. 

No se puede entender tanta protección al peor, inmoral  y más corrupto Gobernador en la historia de Campeche, sin correr la suerte de los Duarte, Borge o Cue

Artículos relacionados

Éramos muchos y a la abuela se le ocurre parir

Mouris Salloum George

De cabezas frías y principios firmes

Mouris Salloum George

¿A quién le interesa limitar la agenda electoral?

Mouris Salloum George

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.