Voces del Periodista Diario
Abraham García

Un fantasma recorre México…

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Algunas escuelas de la Sociología Política caracterizan a los movimientos más radicales de las  derechas partidistas, más que por sus proposiciones doctrinarias, por su incesante y feroz invocación a la fuerza, que hacen efectiva en la práctica. Incluso, el término se incorpora en la denominación de esas formaciones político-electorales.

“Fuerza”, se emplea comúnmente como sinónimo de valentía y en las tipologías políticas, aquellas corrientes sociológicas asocian esos movimientos con el populismo. De derechas, obviamente. Vivir la vida peligrosamente, era la arenga del célebre Benito Mussolini.

De las falanges españolas que dieron soporte social y armado a la dictadura de Francisco Franco, hubo desprendimientos que, a la larga, se constituyeron en partidos políticos.

Verbigracia, a la muerte de Franco, en 1976 Blas Piñar fundó Fuerza Nueva, uno de cuyos afluentes fue la secta Guerrilleros de Cristo Rey. De alguna manera, el Partido Popular (PP) de José María Aznar y Mariano Rajoy recoge vestigios de dicha tendencia.

En Italia, con los residuos del fascismo peninsular, el empresario Silvio Berlusconi creó Fuerza Italia que, a pesar de frecuentes procesos por corrupción y perversión de menores, le ha permitido el control del poder político en cuatro ocasiones.

En la reciente pugna por la presidencia de Perú, la hija del ex mandatario Alberto Fujimori -preso en Lima por diversos delitos-, Keiko, estuvo a punto de hacerse del poder con el respaldo de su partido Fuerza Popular que catalizó al electorado de ultraderecha.

En México, Fuerza Popular cristera

En México, casualmente el mismo año en que se fundó el PRI, en 1946 la Unión Nacional Sinarquista (UNS), que asimiló a supervivientes de La guerra cristera -de ahí que a sus miembros sus apologistas les llamaran milicias del espíritu– creó el partido Fuerza Popular, al que se le canceló el registro por un acto de provocación, entre otros, consistente en el encapuchamiento del Hemiciclo a Benito Juárez, en la Ciudad de México.

En los setenta, el cristerismo nostálgico reapareció bajo la denominación de Partido Demócrata Mexicano (PDM, El partido del gallito).

Hacia los años ochenta, en Monterrey, las oposiciones electorales se constituyeron en Ejército democrático para simbolizar una suerte de fuerza castrense que, en efecto, manifestó su acción en la toma violenta de edificios gubernamentales. Sus patrocinadores fueron prominentes empresarios regios.

La Carta magna de la barbarie

En 1988, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex, único sindicato patronal con registro legal), auspició Poder Ciudadano (al que se incorporó la secta Pro Vida) en apoyo de la candidatura presidencial de Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, ex presidente de esa central privada y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Cuando en su campaña Clouthier del Rincón dio a conocer, anticipando el fraude electoral, casi 200 acciones de resistencia civil, nosotros denunciamos ese manual como Carta maga de la barbarie.

En 1999, al proclamar su candidatura presidencial por el PAN, el entonces gobernador de Guanajuato, Vicente Fox anunció el advenimiento de una nueva Guerra Cristera. Ya en Los Pinos, Fox presentó su gobierno como uno de los empresarios, por los empresarios y para los empresarios.

En 2004, el entonces gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, anunció sus aspiraciones presidenciales. Convocó a ese efecto a la formación del TUCOM (Todos Unidos contra Madrazo; Roberto, presidente del PRI, quien finalmente se quedó con la candidatura presidencial. También perdió en 2006).

Entre algunos promocionales de la precampaña de Montiel Rojas llegaron a verse logos con el lema Fuerza México.

Al resolver el litigio generado por la impugnación a los resultados electorales de 2006, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sancionaron verbalmente la intromisión del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en las campañas, expresada en el pago de spot en contra del candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador.

Aiga sido, como aiga sido, se nombró presidente de la República a Felipe Calderón Hinojosa, el que nos dejó el macabro legado de La guerra narca.

Saluda en Los Pinos a Fuerza México

Este ejercicio memorioso llega a una nueva estación rumbo a la sucesión presidencial de 2018: Fuerza México tiene una segunda edición a cargo de los capitanes del Consejo Coordinador Empresarial y del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios.

Ayer, en Los Pinos, el Supremo Comandante de las Fuerzas Armadas mexicanas saludó a esa nueva formación “ciudadana”. Le dijo que México tiene mucho que presumir al mundo y cuenta con grandes… valores.

Estamos ante la amenaza, no tan virtual, de una guerra -en principio comercial- que nos viene del norte en la perspectiva del cambio de guardia en Los Pinos. Las fuerzas vivas, en troneras extra partidos, convocan  al Estado de alerta. Es cuanto.

Artículos relacionados

Lucha de máscaras contra cabelleras

Redacción Voces del Periodista

El juego que todos jugamos: La transa

Redacción Voces del Periodista

Asalto tumultuario al erario publico federal

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.