Voces del Periodista Diario
Opinión Rodolfo Ondarza Rovira

¿El robo, la corrupción está bien porque son usos y costumbres?. Filosofía del prianismo neoliberal.

Por Rodolfo Ondarza*

Cada vez tengo menos duda de la sociopatía o psicopatía de Jorge Germán Castañeda Gutman, ex canciller de Fox Quesada. Ya demostró públicamente su pensar racista, discriminados y clasista, por lo que ha sido declarado “persona no bienvenida” por el Congreso de Oaxaca. Pero también ha mostrado ser amante de la corrupción.

Circula en redes sociales un video un tanto cuanto añejo, por no por ello deja de ser vigente, donde Castañeda Gutman, defiende la corrupción de Rosario Robles al ser titular de la desaparecida SEDESOL.

Ahí, el buen Castañeda Gutman nos aclara que “…esta bien, la costumbre es robárselo (el dinero), esta bien demos por sentado que en SEDESOL se roba, muy bien esta bien, se vale, es algo legítimo pues, son usos y costumbres…” ( https://revoluciontrespuntocero.mx/la-costumbre-es-robar-esta-bien-se-vale-son-usos-y-costumbres-jorge-castaneda-defiende-corrupcion-de-rosario-robles-video/).

Tres auditorias forenses realizadas por la Auditoria Superior de la Federación (ASF) con relación a los años 2014 y 2015 demostraron la existencia de desvío de recursos que por un monto de mil 311 millones de pesos de la SEDESOL y la SEDATU durante las gestiones de Rosario Roble, efectuándose pagos a empresas fantasmas (https://www.animalpolitico.com/2018/02/auditoria-sedesol-desvio-rosario-robles/).

Las declaraciones de Jorge Castañeda me recuerdan las palabras y el actuar de diversos personajes relacionados con la historia del saqueo de las riquezas del pueblo mexicano y a todos los niveles políticos.

Otro blanquiazul, Hilario Ramírez, ex edil panista de San Blas, Nayarit, seguramente estaba de acuerdo con Castañeda cuando se sinceró públicamente al confesar “que le robé a la presidencia, si le robé, pero poquito, porque está muy pobre, le di una rasuradita, nomás una rasuradita” (https://www.youtube.com/watch?v=Zgtzo76I1uA).

Pero el cinismo del robo, las tranzas y la corrupción, que dejan por sentada la normalización del saqueo a nuestra Patri, se dejaron oír de boca de Peña Nieto cuando afirmó “La corrupción es un asunto de orden a veces cultural” (https://www.animalpolitico.com/2014/09/la-corrupcion-es-un-asunto-cultural-pena-nieto/).

No, mis nunca bien calificados neoliberales prianistas, el robo es un delito. Es traición a la Nación y al pueblo de México. Sus palabras revelan el grado de su enfermedad mental, que atenta contra las más básicas necesidades y derechos de los ciudadanos.

Gozaron de impunidad, desde el Cártel de la Bata Blanca en Salud hasta el resto de los sectores del país. El tigre despertó y no lo volverá a permitir, expulsará paulatinamente a aquellos que permanecen como metástasis aún en importantes puestos de decisión, y que pelean denodadamente por no perder sus privilegios y continuar con su enriquecimiento ilícito, esto ya se terminó.

Rodolfo Ondarza*. Neurocirujano. Activista en defensa de derechos humanos. Presidente de la Comisión de Salud durante la VI Legislatura. @DrOndarza

Artículos relacionados

La traición avanza

Algo, mucho, ocurre al sur de Venezuela

El INE pide dinero en la medida de su eficacia

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.