Voces del Periodista Diario
Mouris Salloum Opinión

Pemex: Ya ni la burla perdonan

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

En lo que va de este otoño, el eternizado cacique del sindicato de trabajadores petroleros, Carlos Romero Deschamps está teniendo su buen fin.

Ayer se  vio a Romero posando orondo en el WTC al lado del director general de la empresa productiva del Estado (Pemex), José Antonio González Anaya.

Hace apenas unos días, al propio Romero lo distinguió Enrique Peña Nieto en gira por el estado de Hidalgo.

Placeado por tan altas dignidades políticas, el todavía senador priista se siente a sus anchas. Desde hace tiempo no se le daba tanto calor humano.

La empresa “más fuerte y emblemática de México”

No es que, en momentos electoreros, Romero sea una figura desechable. Lo que pasa, sin embargo, es que, del evento de ayer, lo que se sitúa en los primeros planos es otra aparición pública de González Anaya.

Ayer, para proclamar a contrapelo que Pemex es y seguirá siendo la empresa más fuerte y emblemática de México.

Visto el desmembramiento de la “empresa productiva del Estado” y sus estados financieros como tributaria en los contratos a corporativos privados nacionales y extranjeros, se puede sostener: Ya ni la burla perdonan.

No fue, el de ayer,  escenario más auspicioso para lanzar aquel tipo de arengas mediáticas: Sobre los consumidores mexicanos pesa una amenaza: El 30 de noviembre se liberalizarán en 20 estados de la República que concentran el 65 por ciento del mercado los precios de las gasolinas y del diésel.

En lo sucesivo, los consumidores mexicanos quedarán a expensas de la mano invisible del mercado. “Dios nos coja confesados”.

No estorba recordar el Pemexgate

Tope en ello, ayer mismo, en Houston, Texas, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell se regodeó con otra novedad que hay que contar: La colaboración energética de América del Norte atraerá mayor inversión a México.

Tanto maná puede resultar indigesto al famélico cuerpo nacional.

Estamos en tiempos de sucesión presidencial. Todo se vale en función del 2018.

Será por eso que Carlos Romero puede ser considerado un elemento imprescindible a los fines del PRI: La tesorería del sindicato de petroleros es una correa de trasmisión de recursos dinerarios originados en Pemex para las campañas de los candidatos tricolores.

¡Tener cuidado, sin embargo! En 2000 de nada le sirvió a Francisco Labastida Ochoa el Pemexgate. Los Amigos de Fox le ganaron la partida y el partido fue echado de Los Pinos. Hay que cuidarse de las malas compañías.

Artículos relacionados

Milicias de Marte suenan tambores de guerra

Para leer a sedicentes líderes de opinión

Redacción Voces del Periodista

PEMEX: Tiraron la tina de agua sucia con todo y niño

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.