Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Otro emocionante capítulo de la serie El huachicol

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Arranquemos con un lugar común: En toda campaña electoral -aquí y en China- aparece una manada de intereses que se alzan con el santo y la limosna si apuestan por su gallo y aciertan.

Verbigracia: En 2006, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), presidido por José Luis El Chacho Barraza González, lanzó una feroz ofensiva contra Andrés Manuel López Obrador.

En 2007, Felipe Calderón Hinojosa le entregó a una facción del CCE el Grupo Aereoméxico. Barraza González ejerció la presidencia del Consejo de Administración entre 2007 y 2013. En la pasada pugna por el gobierno de Chihuahua, El Chacho contendió, fallidamente, por la gobernación.

Para la sucesión presidencial de 2012, en la que participó de nuevo el tabasqueño, la brasileña Odebrecht le entró con su cuerno, metiendo millones de dólares a la campaña del PRI.

Odebrecht fue retribuida con jugosos contratos con Petróleos Mexicanos que, por añadidura, según la Auditoría Superior de la Federación (Cámara de Diputados), fueron sobrepagados.

En dicha campaña, en la que Enrique Peña Nieto se proyectó hacia Los Pinos, el coordinador de Relaciones Internacionales fue Emilio Lozoya Austin, nombrado por el mexiquense director general de Pemex.

¿Es válido sospechar que el siniestro entramado de intereses que durante más de tres sexenios impulsó el huachicol, y se ha favorecido con el usufrutuo, intentó meter las manos en la sucesión presidencial de 2018?

Es un secreto a voces que en ese entramado han sido implicados funcionarios de Pemex, agentes del sindicato petrolero, gobernadores y presidentes municipales de diverso signo partidista, y algunos mandos militares y policiales.

La represión selectiva del huachicol

De entrada, debe establecerse que, durante la gestión presidencial de Peña Nieto, el huachicol fue reprimido sólo de manera selectiva. De esto se colige que el rasero no fue parejo, de ahí que esa actividad criminal se haya disparado exponencialmente en recientes años, multiplicando la renta.

Por tercera vez apelamos a la cita: El ex gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, acompañado por comandantes militares, encaró en 2016 al director general de Pemex, José Antonio González Anaya, en protesta por su omisión en el combate a la depredadora ordeña de Pemex. Dijimos que el funcionario asumió una reacción colérica.

No es cosa menor que González Anaya sea concuño del ex presidente Carlos Salinas de Gortari. Para efecto de este tema, sin embargo, vale recordar que, desde que ocupó la dirección general del IMSS, se le consideró parte del establo del entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Emilio Lozoya Austin, ¿pretendió ser Presidente?

En el periodo narrado, el titular de Hacienda estaba en la punta entre los presidenciables del PRI.

Aquí entramos al punto más emocionante de la narrativa, cuyo crédito identificamos líneas más adelante: Amigo de la corruptora brasileña Odebrecht, como director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin era movido por sus aspiraciones a suceder a Peña Nieto.

Sería por eso y no por los expedientes de corrupción en Pemex, que Lozoya Austin fue removido de su encargo para ser relevado por González Anaya. Le mojaron la pólvora.

Durante la gestión de Lozoya Austin, Pemex promovió 583 investigaciones contra el huachicol. González Anaya las redujo a la mitad. (Esto explicaría su colérica reacción ante el reclamo del ex gobernador de Guanajuato Márquez.)

Arturo Ávila Anaya fundó en México, en 2002, el corporativo IBN Industrias Militares (de Alta Tecnología). Es contratista de la Secretaría de la Defensa Nacional. Él es el autor del contenido trascrito especialmente en el párrafo anterior.

Con independencia de las habituales promociones de mercadotecnia que en la Internet hace esa empresa contratista, Ávila Anaya es colaborador de algunos espacios editoriales, entre ellos en Excélsior, donde su texto se presenta como Opinión del Experto. Sus colaboraciones podrían catalogarse como temas de Inteligencia.

Meade fue secretario de Energía de Calderón

Por nuestra parte recapitulamos: Por fallas de operación política, a Videgaray Caso se le hizo bolas el engrudo y no pudo alzarse con la candidatura presidencial del PRI. En el otoño de 2017 le dio golpe de timón a Los Pinos y al PRI, y le quitó la capucha al secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

En el mandato de Felipe Calderón, Meade fue titular de la Secretaría de Energía, una de las cabezas de sector de Petróleos Mexicanos. El sexenio de Calderón aparece en la biografía del huachicol. Es cuanto.

Artículos relacionados

Corrupción, El ángel exterminador

Abraham García Ibarra

Militarización del Estado de México

Redacción Voces del Periodista

Dejemos a la democracia en su limbo

Abraham García Ibarra

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.