Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Periodismo: Morir en cumplimiento del deber

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

No se puede decir ¡qué perra suerte, la que nos acompaña! Debe acusarse: ¡Qué perra impunidad! la que estigmatiza la justicia mexicana.

Aunque en corto lo había comentado antes entre colegas, en noviembre de 2018 lo denunció públicamente: El alcalde de Mulegé, Baja California Sur, Felipe Prado decidió pasar de las amenazas a la acción. Estaba perpetrando atentados contra el domicilio familiar.

El 21 de enero de 2019, su cadáver perforado fue encontrado en un paraje al norte del municipio nombrado: La primera muesca del año rayada en el artefacto mortal.

Peritaje forense: El cuerpo pertenece al periodista Rafael Murúa Manríquez.

Es la rutina institucionalizada en México. Como en innumerables ocasiones anteriores –66 veces durante el sexenio de Enrique Peña Nieto-, la potencial victima expresa y documenta sus temores: Las autoridades municipales, estales y federales fingen preocupación.

Cuando se encuentra el cadáver del denunciante desoído, las mismas autoridades manifiestan, más que su indignación, sus condolencias a los familiares: Se investigará hasta sus últimas consecuencias. Caiga quien caiga. Pasa el tiempo y ahora fingen demencia.

De 2000 a 2018, 175 colegas fueron asesinados: “Se investigará hasta sus últimas consecuencias”:  99.3 por ciento de esos crímenes permanece impune.

200 muescas rayadas a cuenta de Enrique Peña Nieto

El 1 de diciembre pasado, Peña Nieto fue despojado de la banda presidencial. Un día antes se hizo el corte sexenal: El mexiquense de los records logro la acumulación de más de 200 defensores de los Derechos Humanos y periodistas asesinados.

Un ajuste en las cifras puso en 66 el número de compañeros ejecutados. En columnas apartes aparecen los desaparecidos, los desplazados, los exiliados, etcétera.

Lo peor del asunto no es la omisión del Estado en esos casos. Lo peor es la burla:  En mayo de 2016 fue asesinado en Culiacán el reportero y escritor Javier Valdez Cárdenas.

Según las autoridades mexicanas que dicen investigar, el autor intelectual del atentado fue el capo Dámaso El licenciado López Núñez, presentado a principios de semana en la corte de Nueva York donde se monta el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

Ya se supo en Nueva York: El Chapo asesinó a Abel

A El Chapo, los testigos contratados por los fiscales le han imputado delitos como para ser condenado a dos millones de años de prisión más 200 dólares de multa.

El célebre sinaloense está a buen recaudo, oportunidad irrepetible para que su compadre El licenciado culpe a él y sus hijos del asesinato de Valdez Cárdenas. Todo un enredo de Fuente Ovejuna para que la impunidad se siga carcajeando a mandíbula batiente.

El nombre de Rafael Murúa Manríquez abre la lista del nuevo sexenio.

En memoria de los compañeros que cayeron en Poza Rica

En vez de indignación, nosotros queríamos expresar sereno duelo: Hoy se cumplen 48 años de que, en la cresta del Cerro del Mesón, Poza Rica, se estrelló el avión en el que viajaban en misión periodística 18 colegas. Sólo se salvó Jesús Kramky.

Todavía en enero de 1970 podía ponerse sobre la lápida: Murieron en cumplimiento de su deber. Frente a la lista trascrita párrafos antes, lo único que podemos escribir: Fueron asesinados para que no cumplieran con su deber. Es cuanto.

Artículos relacionados

Se anuncia una Primavera ardiente

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Mouris Salloum George

¡Aléguenle al ampáyer!

PRI: a propósito de caballos negros

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.