Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Por el bien de todos, primero los pobres

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Nuestra aspiración imposible, es ocupar la titularidad de la Secretaría de Gobernación.

Hace medio siglo, la tentación la incitaba el supuesto que el ejercicio de facultades del responsable de la política interior era oficio de tinieblas.

Cuando el sabio don Jesús Reyes Heroles desempeñó digna y responsablemente ese encargo, creímos que aquel supuesto tenía su razón de ser: El pensador tuxpeño solía evitar incómodas entrevistas de banqueta.

Alguna vez, un reportero de la fuente le planteó al aire libre su prerrogativa de cuestionar sobre temas de interés público. Cómo no, le respondió don Jesús: Usted tiene todo el derecho a preguntar, el mío es el derecho a no contestar. Empate técnico.

La Secretaría de “Asuntos no importantes”

Cambio de página: Una vez conocidos los resultados electorales del 1 de julio, la coordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Tatiana Clouthier Carrillo, fue entrevistada sobre su integración al equipo presidencial y sobre en qué cargo tendría interés. (Se sabía del ofrecimiento de un puesto en la Segob.)

La sinaloense respondió, palabras más palabras menos: La cartera de Asuntos no importantes.

Explicó que, en su trayectoria profesional y militancia social, y en la campaña misma, acumuló pequeñas-grandes magnitudes de cientos, acaso miles-millones de personas, cuya íntima tragedia no tenía-tiene cauce en la agenda de dependencias burocráticas, que no dan ni visibilidad ni respuestas a esos mexicanos, perdidos entre la muchedumbre. Otros más en la noche de los tiempos.

Hasta que no empiece a funcionar el nuevo organigrama, la Secretaría de Gobernación tiene en su estructura un área de Derechos Humanos. En su coordinación con las entidades federativas, se reconoce esa función protectora como Política de Estado.

¿Cuántos huérfanos, viudas y otros familiares de víctimas de la barbarie han sido censados desde 2006, si no han sido etiquetados simplemente como daños colaterales?

Prevención de desastres y fondos para repararlos

Derechos Humanos: A la Secretaría de Gobernación están adscritas las coordinaciones nacionales de Protección Civil, Prevención de Desastres Naturales y el Fondo Nacional (Fonden) correspondiente para el auxilio de los damnificados.

La acotación obligada, es que los funcionarios de esos entes públicos hacen su paseíllo ante las pantallas de televisión sólo cuando, a toro pasado, andan en el recuento de muertos y pérdidas materiales.

Por citar sólo un periodo, en 2005 comunidades del sur-sureste fueron devastadas por la furia de la Naturaleza. En ese periodo fue denunciado que los recursos del Fonden fueron saqueados con mexicana alegría por sus gestores. No hubo consecuencias jurídicas.

Plan Nuevo Guerrero y los terremotos del 17

En este sexenio, el turno tocó, por citar otro ejemplo, a Guerrero y Baja California Sur. Los damnificados del primer estado, muchos de los cuales siguen viviendo a la intemperie, ignoran a dónde fueron a parar los recursos públicos etiquetados para el Plan Nuevo Guerrero. Se ha llegado a hablar hasta de más de 70 mil millones de pesos.

Llegaron los terremotos del 8 y 19 de septiembre de 2017. La misma historia de impunidad. Con previsiones federales por casi 50 mil millones de pesos, un año después las víctimas en Oaxaca, Chiapas y Morelos y en la misma Ciudad de México, salen de sus insalubres albergues y andan ambulando en espera del auxilio.

Creel Miranda y el libro que nunca escribió

En 2000, empezó a despachar en la Secretaria de Gobernación el panista Santiago Creel Miranda. En los primeros meses convocó a una conferencia de prensa. Dijo que lo encontrado en la Dirección General de Juegos y Sorteos daban para escribir un libro.

Se trataba del hallazgo de la gran mugre en la gestión de ingresos captados para la asistencia pública, producto de la operación de la Lotería Nacional y Pronósticos Deportivos.

Esa política asistencial la maneja la Secretaría de Salud. Obviamente, para aquellos millones que carecen de Seguridad Social y de servicios elementales de Salud y atención médico-hospitalaria.

El titular de Gobernación nunca escribió el libro. Seguramente lo disuadió la aparición de Vamos México en el mismo sexenio. Él quería ser inquilino de Los Pinos.

En el siguiente sexenio, un priista gobernador reunía a los periodistas veracruzanos para anunciar que, oootra vez, se había sacado “el gordo de la Lotería”. Qué suertudo.

La Diosa Fortuna digitalizada

En el recorrido, el destino de las grandes bolsas de la Lotería está reservado para la Ciudad de Monterrey. Antes por agencias locales; ahora, por ventas electrónicas. Que Diosa Fortuna tan digitalizada.

Ay, como me gustaría ser secretario de Gobernación, pero yo no soy y ya no podré ser. Es cuanto.

Artículos relacionados

La llegó, ya está aquí Baltazar Hinojosa Ochoa

Mouris Salloum George

Consejeros electorales itinerantes

Retumba el grito: ¡Sálvese quien pueda!

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.