Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

¡Qué manera de matar al poeta!

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Es el 14 de septiembre de 1973 en Santiago de Chile: Las grandes alamedas están ensombrecidas. Por ellas ha dejado de transitar la democracia. Los intimidantes uniformes militares y las bayonetas sustituyen a la ciudadanía. Gobiernos latinoamericanos han declarado luto nacional por el asesinato del doctor Salvador Allende.

Lima, Perú: Hoy la tropa ha ocupado la ciudad por órdenes de Martín Vizcarra, quien sigue ostentando el cargo de comandante supremo. La mayoría opositora en el Congreso ha designado a Mercedes Araoz Presidenta de la República. Vizcarra disuelve las cámaras legislativas, como lo hizo en Chile en 1973 el gorila Augusto Pinochet.

Es el continuado drama popular: La Historia se produce una vez como tragedia. Se reproduce como farsa.

La muy noble e insigne ex Ciudad de los Palacios

Ciudad de México. ¿Por dónde llegamos a nuestro centro laboral? Las vallas metálicas y las columnas de uniformados no disponen de una guía para encontrar accesos alternos. Como quiera designarse la operación, la sede de los tres poderes de la Unión está bajo sitio.

Los legendarios palacios de la augusta ciudad no pueden identificarse ni gozarse. Aunque no estuvieran alzadas las barreras de metal, la sola presencia de los guardias no permite distraer la vista. Hay tensión.

En algunas de las 16 alcaldías hay resistencia: Ni funcionarios ni empleados aceptan la misión de hacerse cargo de la seguridad pública y de la custodia del Centro Histórico. De 12 mil activos se habla desde el Zócalo metropolitano.

En la Catedral, los feligreses están ausentes. Prefieren estar a buen recaudo en sus hogares. Los nichos de los cajeros automáticos están vacíos. Las ventanillas desiertas. Se dejan “para otro día” operaciones bancarias; aun las urgentes. Los pensionados tallan sus plásticos en las tiendas de conveniencia. A veces pasan.

Es 2 de octubre mexicano. ¿Cómo olvidarlo? Le memoria, viva aquí, viaja a la vez a Santiago de Chile, a Lima, a Buenos Aires o Montevideo; a Brasilia, Río de Janeiro o Caracas. El hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra. Es cuanto.

Artículos relacionados

Hablemos del pensamiento de las derechas

Redacción Voces del Periodista

Ay reata, no te revientes, que es el último jalón

Redacción Voces del Periodista

Urgen transiciones en agua, energía, ciudades…

Editor Web

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.