Voces del Periodista Diario
Opinión Salvador Martínez G

Reactivar economía

Aunque Pese

Por Salvador Martínez G.

En la cresta de la ola de contagios y defunciones por el Covid-19 se avizora un lento levantamiento progresivo de las medidas de restricción social y económica que, hasta el momento, han impedido que el problema sanitario se desbordara sin control.

Sin embargo, el daño causado por el coronavirus va mucho más allá de los 40 mil contagios y las cuatro mil defunciones registradas hasta ayer, sino que se ha afectado muy seriamente toda la economía nacional, por lo que todos los sectores productivos urgen la reactivación general.

De acuerdo a datos oficiales se han perdido 555 mil 247 empleos formales registrados en el IMSS, en tan sólo el mes de abril, a los que habrá que sumar los puestos de trabajos perdidos en el primer trimestre y los que vengan a partir de este mayo, pues la reactivación económica no dará para la creación de nuevo empleo.

La tragedia que viene es la económica con negros augurios de organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que estima el aumento de la pobreza llegará en México hasta en un 47.08 por ciento de su población, muy en contrario del ánimo y el deseo del gobierno del presidente López Obrador.

Las políticas sociales del régimen  no alcanzarán para evitar el empobrecimiento pronosticado, aunque sí atenuará sus lastimosas consecuencias, aunque se observa indispensable una importante reactivación de los principales sectores económicos, especialmente la exportación.

Difícil se encuentra el panorama, frente a una iniciativa privada recelosa, renuente a invertir y exigencias sociales de apremio. Veremos qué sucede.

SUSURROS

La nueva normalidad es el término que se empleará para la aplicación de la estrategia de reapertura de actividades sociales, escolares y económicas, anunciada por el gobierno del presidente López Obrador.

Se contemplan tres etapas que aunque parecen ambiciosas en la reactivación general serán insuficientes para la exigencia de amplios sectores productivos de la mediana y pequeña empresa que se ven amenazados por la quiebra y desaparición.

Para el 18 de mayo se espera la reapertura de un buen número de municipios, denominados de la esperanza, en la segunda etapa se abren sectores de la construcción, minería y equipo de transporte y en la tercera etapa a partir del 1 de junio habrá un sistema de semáforo selectivo por ciudades más o menos afectadas.

Artículos relacionados

Abuso de fundaciones

Editor Web

Bajo el espectro del terrorismo económico

BEJARANO METE EN LA SUCESIÓN DE HIDALGO A JOSÉ RAMÓN AMIEVA

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.