Voces del Periodista Diario
Opinión Salvador Martínez G

Rechazo al FMI

Aunque Pese

Por Salvador Martínez G.

Las intervenciones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) son por todos conocidas. Las naciones sumidas en crisis financieras son obligadas a programas de reestructuración económicas draconianos que someten a los más pobres en beneficio de los más ricos.

México ha sido víctima de las intervenciones monetaristas de estos organismos internacionales, que cuando el país está imposibilitado de cubrir sus compromisos de deuda se ve sometido a aplicar lo que le dicten e incluso a aumentar su deuda, o sea, también su dependencia.

Por eso, desde el inicio de esta administración, el Gobierno se ha negado a solicitar nuevos créditos que lo hagan más vulnerable a las indeseadas pretensiones intervencionistas de organismos financieros mundiales que imponen políticas sustentadas en el capitalismo salvaje.

Por eso no deben extrañar los “consejos” del FMI de postergar las obras de construcción de la refinería de Dos Bocas, porque su única intención es que la nación no salga de su dependencia energética y abra los mercados de crudo y sus derivados al capital privado.

En el mismo sentido se observa la recomendación de impulsar una reforma tributaria que aumente impuestos para acrecentar los ingresos tributarios en tres o cuatro puntos del PIB, mediante incremento al ISR, al predial, retomar el cobro de tenencia vehicular, eliminar la tasa cero del IVA y reducir las exenciones de este gravamen.

La SHCP rechazó las propuestas y advirtió que la recaudación puede aumentarse en ese porcentaje, o hasta más, con el sólo combate a la evasión y elución fiscal que acostumbran los grandes contribuyentes, los ricos y súper ricos del país.

No habrá, por el momento, posibilidad que se admita intromisión alguna del FMI o cualquier otro organismo internacional en la política económica de México.

SUSURROS

La extrema caída de la economía mexicana, que se llegó a estimar hasta en más de un 13 por ciento para este 2020 derivado de las consecuencias del Covid-19, será considerablemente menor, con un pronóstico de 9 por ciento, lo que se confirma con la lenta pero constante recuperación de la actividad productiva nacional.

Un dato revelador es el superávit sin precedente que México logró en su balanza comercial con Estados Unidos, el pasado mes de agosto, con exportaciones por  29 mil 806 millones de dólares, contra importaciones por 17 mil 47 millones de dólares.

Falta mucho para recuperar lo perdido, pero hay alicientes.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Voces del Periodista.

Artículos relacionados

Ociosidades

Coronavirus

Lo que deben saber los senadores

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.