Voces del Periodista Diario
Enrique Pastor Cruz Carranza Opinión

REGLAS ELECTORALES

A FUEGO ? LENTO

Por Enrique Pastor Cruz Carranza

Toda elección en nuestro país tiene reglas y tiempos legales muy definidos que, se deben transitar siempre y cuando se realicen los requerimientos, impugnaciones o evaluación de todos los elementos presentados en cuestión en cada instancia debe analizar y calificar para darle validez o aplicar la nulidad.

No estamos ante ningún escenario inédito en el correspondiente a Campeche, donde el pasado ejercicio democrático con participación récord, terminó en la contabilidad casi pareja de los contendientes, con una numeración de votos a favor de la candidata de MORENA – PT Layda Sansores SanRomán, seguida por Eliseo Fernández Montufar de MOVIMIENTO CIUDADANO y en tercer lugar Christian Castro Bello del PAN- PRI – PRD con cifras muy cerradas.

Todos los participantes saben de la existencia de estas normas de ley y los partidos postulantes tienen que apegarse a los lineamientos del INE, Los Consejos Estatales y los Tribunales con competencia al respecto.

La ruta es clara y la calificación también tiene un plazo perfectamente definido.

Todo lo demás son especulaciones, maniqueísmos y politiquería tratando de crear caos político o incertidumbre, cuando en esta petrolera Entidad la paz social es una realidad y lo plasmado en las urnas definitivo.

Al margen de cumplir los tiempos y la ruta jurídica, es válido señalar actitudes y comportamiento de quienes deben entregar el poder y de quienes lo deben recibir por virtual mayoría de sufragios destacando la civilidad, a pesar de los intentos incendiarios, chantajes de caciques en decadencia y misoginia obsesiva, no se requieren mucha inteligencia para identificar el origen de la patología y su señuelo.

En 1997 se dio el primer conflicto de esta índole en circunstancias completamente diferentes.

Una elección donde el Presidente Ernesto Zedillo y la “Cofradía de Atlacomulco” (enemigos históricos de Carlos Sansores) se veían beneficiados por el crimen de Luis Donaldo Colosio y contaminaron el proceso interno del PRI, para vetar la candidatura de Layda Sansores, finalmente abanderada externa del PRD con el aval de su entonces líder Andrés Manuel López Obrador.

Antonio González Curi nunca ganó la gubernatura en las urnas, pero sí en el ánimo de su protector Emilio Chuayffet desde SEGOB y Liébano Sáenz en la Secretaría Particular de “Los Pinos” .

Todavía se recuerda la sorna, comicidad y chacoteo de la Magistrada Olga Sánchez Cordero para dar nulidad a todas las impugnaciones del Partido de la Revolución Democrática y su líder AMLO.

Así operaba desde entonces la “Mafia del Poder”

La historia se repite al ser nominado el gris bufón Jorge Carlos Hurtado Valdez para el siguiente periodo sexenal, siendo “el candidato bisagra” del naciente cacique González Curista con el Grupo Mouriño de quien también había sido fiel lacayo.

Inútil fueron las impugnaciones de Juan Carlos del Río abanderado del PAN, convertido en fenómeno político de temporal engaño.

Posteriormente el poder de Galicia y el Clan Mouriño harían realidad el sueño tan anhelado de Fernando Ortega Bernés arropado después de los bofetones y aquel drama de género que casi lo retira de la vida política.

El juego llegaría a ser muy interesante al grado de crear una estrategia tan inusual, que todos ganaron y nadie perdió con Felipe Calderón, a pesar de las pícaras trampas y los deslindes cargados de inmoralidad.

El Triunfo de Enrique Peña Nieto fue parte de una tempestuosa crisis etílica de Felipe Calderón contra Josefina Vázquez Mota y otros acuerdos finalmente no respetados después de aquel baño de alberca con varios gobernadores en un balneario del Pacífico con “El Chapo” Guzmán y la aplicación de financiamiento por medio del mega fraude de HDPT.

El siguiente proceso electoral también llegaría hasta las últimas consecuencias jurídicas en Campeche, pues controlar el principal Estado Petrolero es un avance sustancial en toda sucesión presidencial.

Favor tomar nota al respecto

Alejandro Moreno Cárdenas doblegaría la resistencia interna en su contra, para ganarle a su compadre Fernando Ortega y a su benefactor González Curi la candidatura que ellos tenían contemplada para el Senador Raúl Pozos Lanz y el interés del entonces Director de PEMEX EMILIO LOZOYA AUSTIN.

Para no variar, el proceso electoral llegaría a las últimas instancias y Alito tendría que ceder “plazas de poder “para tener posibilidades de seguir su personal proyecto.

Hoy la historia se repite y Antonio González Curi intenta descarrilar el proceso por medio de sus argucias, buscando condicionar la “gobernabilidad” a saciar sus mesiánicas demandas.

Pero la mala noticia es que, no es presidente Zedillo ni tampoco los siguientes del PRIAN, sino Andrés Manuel López Obrador, aunque la ex magistrada Olga Sánchez sea titular de la SEGOB, dudo se pueda jugar con la legalidad de un proceso donde se gana por un voto y se pierde de la misma forma.

¡Al tiempo!

Artículos relacionados

Instantáneas de la pandemia/ Comedores de muertos

Redacción Voces del Periodista

Con los Retenes, sigue la Ilegalidad de los Gobiernos

Redacción Voces del Periodista

MÉXICO “ACUERDA” CON LA DEA PARA EL “CONTROL” DE LOS CÁRTELES

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.