Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Rumbo a 2021: Qué manera de matar al poeta

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

Hay tres manera eficaces del incitar a los electores a desertar de las urnas: 1) El desencanto de los votantes con los poderes surgidos de los procesos electorales de 2018, prácticamente sin impugnaciones de los vencidos; 2) El avieso y obsceno cultivo de desconfianza en los árbitros electorales, y, 3) La conflictividad interna sin solución de continuidad en los partidos políticos, incluso los de aquella coalición a la que la instancia jurisdiccional reconoció el triunfo; para el caso, en el mismo 18.

Sin existir un pacto expreso, los beligerantes electorales rumbo a 2021 parecen comprometidos en una conspiración que nos recuerda la airada expresión de 2006: Al diablo con las instituciones.

Los partidos con registro oficial, y los que aspiran a tenerlo, se olvidan a conveniencia de que son entidades de interés público, de lo que sigue son sujetos obligados a la transparencia y a la rendición de cuentas.

La subcultura democrática se reproduce en la impunidad

En 1999, el candidato presidencial financiado por la asociación Amigos de Fox y nominado formalmente por el PAN, acusó a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación  de incurrir en marranadas, sólo porque le denegaron la inserción de su retrato en las boletas electorales.

Los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) y los propios magistrados electorales federales no tuvieron reparo en validar el triunfo de Vicente Fox, quien, por otras vías, en 2006 volvió a las andadas entrometiéndose desde Los Pinos en el proceso de sucesión presidencial, marcada por la injerencia del Partido Popular de España.

Cuando, ese mismo año, la instancia jurisdiccional nombró presidente a Felipe Calderón Hinojosa, el michoacano festinó su acceso a Los Pinos declarando: Haiga sido como haiga sido. Fue en esa ocasión cuando se pronunció la airada expresión: “Al diablo con las instituciones”.

Como ocurrió en 2000, con el Pemexgate, en 2012 hubo sospechas razonables sobre el origen del financiamiento de la campaña presidencial del PRI, cuando no se conocían aún detalles sobre donaciones extranjeras a Enrique Peña Nieto, ahora en tesitura de esclarecimiento, si bien se alegue que los actos constitutivos de presuntos delitos electorales prescribieron.

Del mapachismo al delito financiero a la alta escuela

En 2018, la constante entre los candidatos presidenciales y sus partidos fueron las incriminaciones mutuas sobre faltas al debido proceso electoral sin que, salvo en uno de los casos, se procuraran consecuencias jurídicas.

En 2018, al menos tres candidato presidenciales independientes fueron investigados por el INE e imputados de perpetrar flagrantes transgresiones del régimen electoral.   

En la etapa narrada -de pretendida transición democrática– se dio el salto del típico mapachismo electoral a la comisión de delitos financieros a la alta escuela, como lo están demostrando Los papeles de Lozoya.

El INE ha solapado a partidos transgresores del régimen electoral

En ese periodo, el INE no ha ejecutado sus facultades de cancelación de registro a los partidos infractores, si bien ha dejado las cosas a la inercia suspendiendo las patentes de aquellos que no alcanzaron el mínimo de la votación requerida para conservarla; en estos casos, abriendo puerta de servicio para que formaciones que perdieron las franquicia intentaran renovarlas, como fue el caso fallido de Nueva Alianza y el exitoso del Partido Encuentro Social; ahora con otra denominación.

A partir de las campañas de 2018 se hicieron visibles los diferendos entre los consejeros y los magistrados electorales federales, si bien asumidos de manera institucional por los primeros bajo el principio de que las sentencias de la instancia jurisdiccional son definitivas e inatacables.

Morena en desacato a mandatos judiciales del TEPJF

Otra cosa es el desacato a mandatos judiciales del TEPJF en que ha reincidido el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) desde octubre de 2019. Desde entonces, los magistrados observaron la escasa confiabilidad del padrón de miembros efectivos de esa formación como base de la convocatoria a un Congreso Nacional Extraordinario para elegir una dirigencia nacional estable.

Con base en esos antecedentes, el Tribunal dispuso a finales de agosto que el INE se haga cargo del proceso electivo y los consejeros determinaron hacerlo por el método de encuestas abierta a militantes y ciudadanos en general.

Acusa a consejeros a hacer untraje a la medida a “famosos de coyuntura”

Conocidos los términos de la convocatoria del INE, el presidente provisional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, se sublevó con el argumento de que el llamado provoca una extendida indignación, porque es un traje a la medida para que los famosos de coyuntura pretendan hacerse del partido y suprime ilegalmente la paridad de género… Lo obvio: El zacatecano anunció que la convocatoria será controvertida ante el TEPJF, fuente de origen del mandato al INE.

No es el asunto el único en cartera que tendrán los magistrados federales. La misma vía de impugnación será recorrida por los solicitantes de registro nacional, Libertad y Responsabilidad Ciudadana (México Libre) de la pareja ex presidencial Calderón Hinojosa-Zavala Martín del Campo; Redes Sociales Progresistas, impulsadas por Elba Esther Gordillo Morales, y Fuerza Social, a los que el Consejo General del INE negó la franquicia.

Recortar subsidios públicos, otro pretexto al escándalo

Éramos muchos y parió la abuela: Para meterle candela a la carpa, la bancada de Morena introdujo la semana pasada en San Lázaro una iniciativa de reforma al artículo 41 de la Constitución, por la que se reduciría en 50 por ciento los subsidios públicos a los partidos nacionales; iniciativa que debe pasar por mayoría calificada.

El INE, que ya presentó sus requerimientos financieros para el Presupuesto de Egresos 2021, reserva una partida de 7 mil millones a las formaciones nacionales. Es previsible que los consejeros hagan causa común con las bancadas partidistas de oposición en la Cámara de Diputados, pues en la gestión de recursos el Instituto solicita 27 mil millones de pesos en total para 2021.

En el Senado se pretende la firma de un convenio entre las fracciones parlamentarias para que acepten que los partidos cedan parte de sus prerrogativas a fin de financiar investigaciones para inmunización contra el Covid-19. Los senadores del PAN ya empezaron a regatear su apoyo el proyecto de ley.

La pugna por 21 mil 368 puestos de elección popular

Que los partidos políticos, cebados ya en el disfrute de ventajistas privilegios presupuestales se declaren en resistencia contra esas iniciativas está dentro de la lógica de matanga dijo la changa. La cuestión de fondo es si esos comportamientos alientan a los 95 millones de ciudadanos que están siendo llamados a votar en 2021 para asignar 21 mil 368 puestos de elección popular.

Por lo pronto, en Coahuila e Hidalgo, que están en campaña para comicios locales, ya se pronostica un alto abstencionismo, que seguramente se profundizará el año próximo. Pero no hay manera de hacer entender a los partidos, que están matando la gallina de los huevos de oro; de mucho oro. Es cuanto.

Artículos relacionados

2024: Cara y cruz del empresariado mexicano

Redacción Voces del Periodista

México a la deriva en el convulso espacio exterior

“UN GRAN FINAL”

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.