Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Se perforó el asfalto del camino correcto

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

El pasado lunes, La Jornada de enmedio publicó un a fotografía, obra del maestro Manuel Álvarez Bravo. El autor la rotuló con el titulo El pájaro canta aunque la rama cruja.

El subconsciente nos las tradujo arbitrariamente: Vimos el páramo que en 2045 será el territorio mexicano por culpa de los ingenieros del camino correcto. ¿Sería uno, Gerardo Ruiz Esparza?

Uno de esos operarios, el director general de Pemex, Carlos Treviño viajó expresamente a París a anunciar desde la comba del Arco del Triunfo, que en 2019 México producirá menos de dos millones de barriles diarios de crudo.

Qué manera de matar al poeta. Enrique Peña Nieto nos alegró la primavera poniendo en marquesinas el aviso de que la estatal petrolera de Noruega ya tiene listos ¡12 mil millones de dólares! para invertirlos en la industria que ya no es tan mexicana.

Dijo el inquilino de Los Pinos que, en gran medida, la Reforma Energética se inspiró en el modelo noruego, sin aclarar que este modelo destaca porque opera con producción estable, finanzas sanas y su renta asegura grandes prestaciones sociales y económicas a la comunidad nacional.

El reporte de David Márquez Ayala

El lunes mismo, con cargo a la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros conocimos un pliego de nueve líneas en el que, luego de describir como desastre la Reforma Energética, se propone que Pemex transparente sus procesos administrativos en materia de adquisiciones,  realice sus actividades comerciales en forma directa y desaparezca la holding PMI Comercio Internacional.

Todo eso, después exigir que se denuncie y castigue de manera ejemplar a funcionarios y trabajadores que han incurrido en actos ilegales, causando quebranto al patrimonio nacional.

En su Reporte Económico del 16 de abril, David Márquez Ayala nos dio otros datos estadísticos para levantarnos la moral republicana:

En 2017 la producción de petróleo crudo fue de un millón  948 mil barriles diarios: 9 por ciento por debajo de 2016; 23.6 por ciento respecto de 2012.

La producción de gas natural cayó  12.5 por ciento respecto de 2016 y 20.6 por ciento en el quinquenio, la de petrolíferos 34.9 para el periodo largo; petroquímicos 30.6 por ciento y naftas 28.5 por ciento.

Nomás para reproducir un dato de la misma fuente, en 1994 Pemex produjo 2.7 millones de barriles de crudo diarios. Más de 50 por ciento era procesado  en refinerías mexicanas.

La última y nos vamos: El balance consolidado de Pemex, registra 257 mil millones de pesos menos en el total de sus activos, respecto de 2016.

Ya se nos ponchó la bicicleta en los baches del camino correcto. El que pueda tener buen fin de semana que lo tenga; el que no, pues no. Es cuanto.

VP/Opinión/EZ

Artículos relacionados

¡Certifícame, gringo, certifícame!

Redacción Voces del Periodista

Se va Carstens y deja “la víbora chillando”

Redacción Voces del Periodista

A FUEGO LENTO: Sin blindajes

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.