Voces del Periodista Diario
Opinión

Segunda conquista de México

Ruta México

Por Álvaro Aragón Ayala

Si uno sigue los reportes de las calificadoras extranjeras de riesgo país sobre México, no encontrará variantes desde que, en 2009, los remesones de la crisis financiera internacional desencadenada en los Estados Unidos, empezaron a golpear la línea de flotación de la economía mexicana. Incertidumbre, es el diagnóstico que mes con mes recibe el respetable nacional. Como decir el parte forense: Grave, pero estable.

El Banco de México tiene en sus códigos de comunicación una figura combinada: Estrés y riesgos. Periódicamente da resultados de sus análisis.

A diferencia de la economía en general, incluyendo desde luego la del Estado, el sistema de banca y crédito privatizado y extranjerizado en México, dominado por 21 grandes grupos financieros, que aleatoriamente operan casas de bolsa y compañías aseguradoras, no es tocado por el “estrés”. Su mejor ansiolítico son las ganancias.

Llegan ya a 160 mil millones de pesos las ganancias al año

De aquellos 21 grupos, siete controlan 80 por ciento de los activos totales del sistema.

A partir de 2015, segunda etapa del periodo de Enrique Peña Nieto, los banqueros en México flotan en jauja con incremento de sus utilidades a un ritmo de entre 6 y 12 por ciento anual, hasta llegar a un global de casi 160 mil millones de pesos en 2018. (Cuatro veces más que lo que el Presupuesto de Egresos de la Federación da al campo mexicano en 2020.)

Particularmente en España, en las asambleas de principio de año de los Consejos de Administración de dos instituciones bancarias que tienen extensiones en América, se reconoce -por una de ellas- que por lo menos 44 por ciento de sus utilidades las aportan sus sucursales en México.

Uno no es auditor para meterse en los balances de pérdidas y ganancias del complejo bancario (es misión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores), de suerte que no puede uno escrutar sus tan eficaces métodos operacionales.

Más de 20 millones de quejas y denuncias en Condusef

Pero al aire libre, uno puede encontrar otras formas para intuir en que procedimientos se fincan sus abundantes dividendos.

Por ejemplo, un seguimiento de los reportes de la Comisión Nacional de Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y Bancarios (Condusef), nos da un terrorífico dato: En los cuatro años recientes, han sumado más de 20 millones las quejas y denuncias de usuarios por irregularidades en sus cuenta, que podrían ser constitutivas de delitos de fraude. Los bancos acumularían 93 por ciento.

Si entre los grandes bancos extranjeros destacan las marcas de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) y Santander, puede uno compartir la sospecha de que sobre América Latina y especialmente en México funciona exitosamente la Segunda Conquista, ahora silenciosa, de nuestros solares patrios.

Será por eso que, a las puertas de la primavera mexicana, los banqueros andan en busca de un paraíso costeño para celebrar su próxima convención. Celebrar, es el verbo.

Artículos relacionados

¿Funcionan los OPLEs?

Cambio, ¿para quiénes?

Redacción Voces del Periodista

Aunque pese gobiernos en crisis

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.