Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Trump encabeza a los mercaderes de la muerte

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

La necrofilia es una rentable industria. Nada resulta más vendible mediáticamente que un cadáver. Como sea que haya palmado su dueño, el potencial de morbo alcanza dimensiones geométricas. Es cosa de buscarle el lado.

Por más espeluznante que sea un cuerpo destazado, en esta oferta el crimen organizado y sus sicarios ya no presentan ninguna novedad. Es mera rutina, rebasada al minuto por otra.

De un tiempo para acá, en la Ciudad de México hemos visto innumerables actos de provocación públicos, cuyo fin ostensible de los vándalos es tener un mártir. Todavía no se les da.

Desde finales de enero, las cámaras de televisión han estado a caza de la primera víctima mortal del coronavirus en nuestro país. Los importadores del virus han pasado las horas críticas desde su detección.

Aunque sea por unos instantes, la muerte fue real

Hoy por la mañana, en una cadena de televisión metropolitana escuchamos a un locutor dictaminar: Aunque sea por unos instantes, la muerte fue real.

Se refería el locutor al espanto dominical que generaron dos sedicentes líderes de opinión que subieron a las redes la “noticia” de que, en una selecta institución hospitalaria privada metropolitana, había muerto el primer paciente atacado por el virus en un centro de recreo invernal de los Estados Unidos, a donde un grupo de amigos mexicanos hizo un viaje en avión particular.

La “noticia” tenía todos los ingredientes de espectacularidad: Se trata de un personaje de la vida pública nacional, destacado en el universo empresarial mexicano. Hasta la hora de teclear estas líneas, el diagnóstico científico es grave, pero estable. Antes de que se diera a conocer este diagnóstico, sin embargo, el pánico cundía por la rosa de los vientos.

Ahí es perceptible el disolvente poder de las redes sociales, que medran maliciosamente sobre el estado de tensión y sicosis generalizado.

Trump pretende monopolizar hallazgos preventivos y curativos

Sobre esa atmosfera de escándalo, lo “natural” es que otra información, documentada profesionalmente, fuera ignorada en México.

El diario alemán, Welt am Sontag publicó, con fuentes previa y debidamente consultadas, que, a invitación de la Casa Blanca, hace un mes el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence, recibieron en privado a Daniel Menichelli, director ejecutivo de los laboratorios Cure Vac, que tienen investigaciones avanzadas para producir experimentalmente vacuna y tratamientos contra el coronavirus.

El propósito del inquilino de la Casa Blanca sería comprar en exclusiva para los Estados Unidos los resultados de aquellas investigaciones y sus productos, que tentativamente podrían salir al mercado entre junio y julio.

Aunque portavoces de la compañía farmacéutica alemana respondieron ambiguamente a la versión, desde Berlín el Ministerio de Salud -previniendo toda operación monopólica– salió al paso sugiriendo que está en tratos con la empresa para evitar el control exclusivo de sus hallazgos científicos, no sólo en nombre de Alemania, sino de toda Europa. Un ex funcionario público de aquel país declaró que estamos ante uno de los más abominables rostros del capitalismo.

Lo primero que salta a la vista de la criminal y cínica operación de Washington, es que Trump está incorporando a su agenda electoral la crisis de salud mundial y no sólo echa mano a abundantes recursos presupuestales para destinarlos extraordinariamente a los estados sicológicamente más vulnerables, para atraerse votos, sino que no hay autoridad moral y política, ni interna ni externa, que le ponga freno.

Gobiernos europeos solicitan auxilio de Cuba y Venezuela

Alineados con el gobierno de los Estados Unidos, medios mexicanos, mayoritariamente los electrónicos, de otro lado, ignoran que gobiernos europeos, ya afectados por la pandemia, han acudido a los regímenes de Cuba y Venezuela en solicitud de personal médico especializado para que auxilie en la emergencia.

Particularmente, esos gobiernos han requerido a Cuba suministros de Interferón Alfa 2B para el tratamiento del virus, ya probado con éxito.

Contra los remesones financieros, ahí sí no hay defensas

Por lo pronto, dicho entre corchetes, los casos de la enfermedad importados, no han producido en México la primera muerte.

Otra cosa son los impactos económicos provocados por los mercados. Si en el aspecto de Salud Pública el gobierno mexicano puede actuar con relativa autonomía, contra la alienación financiera que golpea los pizarrones de los pisos de remate en las grandes Bolsas de Valores, la inercia es acompañada aquí con agua de borrajas apenas azucarada. Y volvemos a la vieja advertencia. En tiempos de crisis, lo peor es tenerle miedo al miedo. Es cuanto.

Artículos relacionados

Conce$iones de agua: Piñata para los cuate$

Redacción Voces del Periodista

El Plan de Desarrollo Integral, asignatura pendiente

Chancletas ofendidas

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.