Voces del Periodista Diario
Mouris Salloum Opinión

Trump: La gota que derramó el vaso: Eucrania

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

Si en política opera el efecto dominó -como opera en muchas situaciones críticas-, debe de haber mortificación en dos que tres ilustres mexicanos que apuestan su suerte a la del desenfrenado anaranjado inquilino de la Casa Blanca.

Después de 30 meses de incesantes provocaciones desde el Salón Oval, por fin la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes consideró llegada la hora de someter a juicio político -que eventualmente puede desembocar en el desafuero– a Donald Trump.

Agudamente, algunos cronistas estadunidenses describen esa determinación de la Cámara baja como un choque entre el Congreso y el comandante en jefe.

La acción legislativa fue empujada por demócratas de distritos que son tipificados como neutros; esto es, que no son protagonistas de primer plano.

Nancy Pelosi: Actos atentatorios contra la Seguridad Nacional

La lideresa de la bancada demócrata, Nancy Pelosi describió las causales de dicho enjuiciamiento en estos términos: Hechos que prefiguran traición, atentatoria contra la Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Desde el inicio de su mandato, Trump lo ha caracterizado por su recurrente enfrentamiento con El Capitolio, burlando sistemáticamente las normas constitucionales que rigen la división republicana de poderes.

Desde que el Presidente arrancó en Florida la campaña para su reelección, ha sido evidente su desafío al Legislativo, confiando en que -seguro en su popularidad- en la pugna incrementaría su potencial electoral. Este factor contuvo anteriores iniciativas en la Cámara de Representantes.

Ahora, el argumento es mayor: Topos no identificados aún, han revelado conversaciones telefónicas de Trump con el presidente de Ucrania, Volodymi Zelensky, en las que adoptaría un doble juego: La retención de ayuda militar por 400 millones de dólares a aquel gobierno y su eventual libramiento, a cambio de información que comprometa a Joe Biden y su hijo Hunter.

Biden es el precandidato presidencial demócrata mejor situado en las encuestas de intención del voto.

Es lo que, en el criterio de la mayoría demócrata, constituiría una intromisión en el proceso electoral interno de los Estados Unidos, de lo que sigue el riesgo contra la Seguridad Nacional.

Fiel a su espejo diario, el imputado ha respondido con el exabrupto: Cacería de brujas; basura. Acoso.

Invade la Casa Blanca la sombra del republicano Richard M. Nixon

Como sea, la campaña presidencial toma un atajo no por esperado, menos morboso. Desde la época del republicano Richard M. Nixon, la escena política estadunidense no ofrecía un espectáculo de ese calibre. Antes de ser defenestrado, el californiano dimitió.

Lo lógico es que los políticos mexicanos vieran los toros desde la barrera. No es el caso de dos postulantes a la candidatura presidencial mexicana en 2024, quienes esperan contar con el fíat del desquiciado magnate republicano para coronar sus aspiraciones.

Primer acto. ¿Cuántos más? No se pierda el próximo capítulo.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Artículos relacionados

A plomazos

Redacción Voces del Periodista

Donald Trump claudica y resurge la amenaza nuclear

De los nostálgicos del poder presidencial

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.