Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Último adiós al Hermano incómodo: ¡Fuera! ¡Fuera!

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

De cuando en vez, nos resulta tan aburrida la vida pública en este México en Paz, que nos dan ganas de “encontrar la nota” buscando entrevistas a las almas muertas; trabajo de campo que requiere salvoconducto para visitar el basurero de la historia. No se crea que, con ello, aspiramos al premio Pulitzer.

En esa alternativa periodística rescatamos de nuestra vieja libreta de apuntes reporteriles, uno de los cuales se refiere a la fundación de Marc Anthony, institución sin fines de lucro que premia obras caritativas.

La primavera pasada, en un espectáculo de alfombra roja celebrado a todo lo alto en Nueva York, se vio a una pareja de mexicanos ansiosa de recuperar sus espacios en la revista Hola.

Por lo que sabemos, no se le dio recompensa en metálico, si ese era el objetivo. Sólo un modesto pergamino. La revista, que tiene como clientes a las monarquías europeas, le dedicó en su edición televisiva algunos segundos.

No hay más material; sólo unas esquelas funerarias

Con aquella pareja -que llegó a ser célebre en su momento de vino y rosas– se relacionó toda una pléyade de personajes que protagonizaron un promisorio periodo de la transición democrática en nuestro país.

Si nuestros apuntes reporteriles no estuvieron mal escritos, uno nos recuerda que, en aquel periodo, un encumbrado burócrata murió en el desplome de un helicóptero que, según la verdad histórica de la PGR de entonces, no fue un atentado.

Un segundo, que esperaba morir en la gracia de Dios, falleció en su lecho. No nos enteramos si vio cumplida su espiritual aspiración. Un tercero, del mismo rango jerárquico, entregó su alma al creador, víctima de cáncer en la garganta.

Al cuarto lo persiguen los fantasmas de Pasta de Conchos, cuyo clamor parece por fin escuchado y se intentará la recuperación de sus cadáveres.

Son esquelas funerarias que no nos alegran. Tampoco otros responsos que se siguen escuchando en el teatro político.

Del Grupo de amigos sobreviven a duras penas algunos

De aquel Grupo de amigos de ocasión, uno al menos de San Ángel soñó con ser el próximo Presidente de México. Fue precursor de las candidaturas ciudadanas, después legisladas como independientes. Ambula aún en la Academia y en algunos medios de comunicación.

Por aquellos días, también, un competidor azul se probó su traje de torero. No fue su tarde. Acaba de perder por segunda vez con otro candidato dejado a la vera del camino en 2018.

De Chihuahua llegó un alquimista que creyó convertir cacahuates en lingotes de oro. A la hora de la verdad, resultaron barras chapeadas. Ha quedado confinado en el anonimato.

Sólo un picador moreliano cortó oreja y rabo, literalmente

El que se llevó la faena de aquellas tardes, fue un picador moreliano. No logró, sin embargo, el papel de consorte pinolero en 2018, pero su esposa puja ahora por una franquicia del INE para repetir en 2024 su empresa fallida hace poco menos de un año, en que voluntariamente tocó a retirada.

La que le hizo campaña a El hijo desobediente pretendió cobrar la factura en 2012, infructuosamente. Intentó, con menos dígitos, hacerla efectiva en el estado de México en 2017. Se ha conformado con un escaño.

Todo por culpa de una maldita jettatura

 En igual rango en el escalafón administrativo del grupo gobernante de aquel tiempo, todavía en 2019 vimos al número 11 en la brega de eternidad en su segunda vuelta alrededor de la Casa Aguayo, de Puebla. Nadie le ha abierto el clásico portón de esa codiciada residencia.

A propósito de Puebla, en la suma apostólica apareció al correr del calendario la que quiso la candidatura partidista a gobernadora. Se le negó; renunció al partido del humanismo político: Se lanzó como independiente. Volvió al redil en 2019, sólo como auxiliar, con resultados negativos el pasado 2 de junio.

De los hombres y mujeres caracterizados y de los que se pierden en la noche de los tiempos, se puede decir que les pesó una maldita jettatura.

De otros personajes de la época, uno viste hoy la toga de ministro, recientemente exhibido mediáticamente por dudas razonables en su ética. Sólo un sobreviviente destaca ahora en la cuarta transformación.

De familia surgió el dictamen: No lo visualizo como presidente

Del protagonista central del reparto listado, un consanguíneo llegó a describirlo como El hermano incómodo de la familia. Su madre, en 2000, dijo asombrada: No lo visualizo como Presidente, no. (Hay constancia escrita.)  

Pero llegó ese sorprendente hijo y éste compartió la morada del poder y pretensiones dinásticas para 2006 en lo que se conoció como Presidencia en condominio.

Triple celebración que se anuncia mortaja

¡2 de julio no se olvida! Un día como ese, vino al mundo; otro día como ese, venció. En el tercero, se matrimonió en segundas nupcias civiles, porque le negaron la anulación eclesiástica del primero.

Dos días antes de esa triple celebración, nuestro primer actor quiso anunciarla con bombos y platillos políticos. La plebe coreó: ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Fuera! Aquello se escuchó como rugido de león, en León.

Que tristes/ que solos/ se quedan los muertos. Hasta el León de Judá.

Pues sí, que días tan aburridos se viven en el México en paz. Quien acuñó el spot no la pasa mejor. Es cuanto.  

Artículos relacionados

Los demonios andan sueltos

Mouris Salloum George

Programando perversiones: ¿estupidización deliberada?

Celeste Sáenz de Miera

Retomando a Vicente Fox Quesada

Abraham García Ibarra

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.