Voces del Periodista Diario
Mouris Salloum Opinión

Un fantasma recorre la Unión Americana…

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

En febrero pasado se cumplieron 172 años en que las repúblicas y monarquías europeas -incluyendo a El Vaticano– fueron cimbradas por Marx y Engels quienes, en el Manifiesto del Partido Comunista (1848) vieron recorrer el fantasma del comunismo en el viejo continente.

Para decirlo pronto, el partido más viejo del mundo, el de la Iglesia Católica, tomó nota de aquella advertencia. Particularmente León XIII puso en acción sus tanques pensantes y, para salir al paso a aquel espectro galopante, con la encíclica Rerum Novarum (1891) procuró poner al día la Doctrina Social Cristiana, que significó un parteaguas al recuperarse la memoria de Jesús El carpintero y decretarse la opción por los pobres.

No es una simple alegoría editorial, la anterior: En los Estados Unidos, el fantasma del socialismo está recorriendo la escena electoral y, no es extraño que el cacicazgo del Partido Demócrata pretenda exorcizarlo dinamitando la precandidatura del senador Bernie Sanders, ya presentado por algunos comentaristas como el candidato insurgente.

El populista Barack Obama le tiene miedo al socialista Sanders

De entrada, algunos medios estadunidenses ven la mano que mueve la cuna en el despacho del ex presidente demócrata Barack Obama, de quien fue vicepresidente el ahora precandidato Joe Biden, en quien Donald Trump veía hasta 2019 el enemigo a vencer. De ahí el Ucraniagate.

Si vale la acotación, en los últimos meses de su mandato, en encuentro con Enrique Peña Nieto, Obama se declaró populista, si por populismo se entiende estar al lado de la clase trabajadora. De los sindicatos y los sectores marginados.

Dicho lo cual, vamos al Súper martes demócrata. Ayer, en las primarias de 14 estados y un territorio, Biden logró un gran tirón al alzarse con los delegados de nueve estados. Entre ellos el de Texas, tradicionalmente republicano.

El senador por Vermont logró la joya de la corona: California

A decir verdad, el senador por Vermont no quedó en la lona. Si hasta el viernes pasado ya tenía en su haber dos primarias estatales, en la jornada de ayer se agenció la mayoría del estado de California (415 delegados), pivote histórico en la definición de la elección presidencial.

El pasado lunes, Sanders había dejada clara su situación: Esto no es un secreto: El establishment político del PD, se está uniendo, y hará cualquier cosa; todos se están poniendo nerviosos de que la gente trabajadora se ha puesto de pie.

El supermillonario Michael Bloomberg sólo pinto en Samoa

Entre otros estados, Sander se ha quedado con las canicas en Vermont, Colorado, Utah y el citado California.

Para ilustrar lo que podría caracterizarse un conflicto de clases, podríamos decir que, frente al socialista Sanders, el poderoso magnate, Michael Bloomberg -que está aplicando a su campaña 500 millones de dólares-, en la espectacular jornada de ayer sólo levantó cabeza en el territorio de Samoa Americana.

Lo obvio, pues, es que, a la vista de los resultados de ayer, en la pista demócrata veremos, de aquí al próximo verano, una carrera parejera entre el favorito de la cúpula del partido y el candidato de los pobres. Como dicen los cronistas de béisbol estadunidenses: Esto no se acaba hasta que se acaba. Hagan sus apuestas, señores.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Artículos relacionados

¡Sí se puede!

Editor Web

Pandemia y el drama del inquilinato

Editor Web

Ángela Merkel: La otra agenda

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.