Voces del Periodista Diario
Opinión Rodolfo Ondarza Rovira

Un voto por la democracia y por cuestiones mesia?nicas

Por Rodolfo Ondarza Rovira y

Contribución ciudadana*

Durante varias décadas los mexicanos dimos con valentía, decisión y sobre todo con conciencia de los riesgos que los gobiernos priistas nos ponían, los primeros pasos para avanzar a la democratización de nuestra sociedad, los dieron al inicio del siglo XX, nuestros abuelos, los que vivieron la Revolución Mexicana y la creación de una Constitución que marcaba avances incuestionables en materia de trabajo, campo, división de poderes y justicia, podían seguramente haber avanzado más, pero la llegada al poder del hoy PRIAN, afecto? todo, Plutarco con el aval de la embajada de los Estados Unidos constituyo? el partido que gobernaría al país durante 71 años y cogobernaría con su aliado otros 18 más.

En ese caminar, el gobierno embistió?, asesino? y desapareció? a los integrantes y líderes de movimientos indígenas, aplasto? el movimiento ferrocarrilero, arraso? el movimiento social de médicos en 1964, no dudo en asesinar a más de 500 jóvenes en el marco de la efervescencia estudiantil del 68, tampoco lo hizo en la marcha del jueves de corpus en 1971 en donde aparecieron oficialmente los grupos paramilitares que el PRI creaba (muy similares a los SS de Hitler o a los fascios de Mussolini).

Ante las respuestas del gobierno, la sociedad se fue acercando más a las urnas y a los partidos políticos, logrando que se reconocieran algunos triunfos de la oposición y por ende el perfeccionamiento de las autoridades electorales, lamentablemente vino el año 1988 y ante el triunfo de la oposición, el impuesto Salinas de Gortari, endureció? las respuestas y durante su sexenio mando? asesinar a más de 500 personas que públicamente le desconocían y en el último año la crisis, el desempleo, la impunidad y sobre todo el desprecio por los más pobres, obligo? a un levantamiento que realizaron los indígenas de Chiapas, el EZLN marco? al país y al salinito con una insurrección que se fue ampliamente aplaudida a nivel internacional.

En ese contexto el inicio de la elección presidencial marco un hito en la historia de México, a diferencia del asesinato de Carlos Madrazo en 1969 cuando intento? democratizar al PRI y se tuvo que fungir un accidente en el que murieron 78 personas en un “accidente aéreo”, o el fraude electoral del 88, en esta ocasión el discurso innovador de Colosio molesto? a su propio partido y lo asesinaron en Tijuana, ante miles de personas que estaban en ese mitin y millones en medios de comunicación, dando un mensaje claro, con el cual el candidato del PAN, cedió? al gobierno sus votos e inicio? la nueva coalición del PRIAN.

En un principio Diego Fernández fue un simple patin?o y luego lo hicieron socio. Los medios tradicionales fueron cada vez más cínicamente chayoteros, y se fue perfeccionando la infodemia, y con ella, la guerra hibrida.

Se termino? de constituir un Estado fallido, un narcoestado carente, para los ciudadanos de un Estado de derecho, con una sistemática y flagrante violación a los derechos humanos, de saqueo y desvío de fondos a costa del bienestar del pueblo.

Se vendió? a la Patria y todo se convirtió? en fuente de negocio con dividendos para unos cuantos, incluyendo la Salud, se vendió? la soberanía y la seguridad nacionales.

Se incrementaron la pobreza y la desigualdad sociales, desechándose la solidaridad y la empatía sociales, fermentándose los antivalores éticos y morales entre la comunidad, asegurándose así? el avance de la corrupción y de la necesaria condición de impunidad. Así? terminaron con el desarrollo individual, familiar, social y nacional.

En este contexto emergen las redes sociales y medios alternos como único bastión de información en línea y verídica para la población, contrarrestada muy parcialmente por granjas de troles y bots neoliberales, al tiempo que se empoderan y enriquecen los dueños de las mismas, al punto de llegar a silenciar al mismo presidente de EUA.

Sin embargo, estos medios alternativos han funcionado a la perfección, por lo pronto, para difundir un mensaje humanista, esperanzador y de salvación al pueblo de México, el mensaje y las acciones de nuestro presidente actual, Andrés Manuel López Obrador.

Se han dado pasos sólidos en diferentes ámbitos de la vida nacional desde que asumió? la presidencia, sin embargo, mucho queda por hacerse.

La pulcra y conservadora oposición, en su desesperación ha clamado, también transfronteras que Andrés Manuel López Obrador tiene actitudes mesiánicas.

Un mesías es un líder liberador del pueblo.

Justicia social, equidad, honestidad son atributos de un profeta con cualidades divinas en cualquier religión. Atributos que pide cualquier religión a sus seguidores.

También son características o valores por los que han luchado y luchan verdaderos líderes sociales como el Che, Morelos, Zapata, Ghandi, Allende, Martin Luther King, Mandela, etc.

Creo que estos líderes si deben tener locura, la locura de un niño o de un poeta, porque además de soñar lo imposible deben ser realistas, y tener tan firme convicción que son capaces de alcanzar sus ideales solidarios y revolucionarios, trascendiendo en la Historia por ello.

Para una derecha conservadora neoliberal, explotadora, hipócrita y de doble moral, tener rasgos mesiánicos es un insulto, buscar lo mínimo que desea cualquier religión es curiosamente y contradictoriamente obra de algún demonio.

Esos que históricamente han pagado por indulgencias para cubrir su narcisismo, sociopatía, delitos y crímenes son quienes fariseamente quieren el linchamiento y ejecución de un líder a quien acusan incoherentemente, incongruentemente de mesiánico, para ellos el bienestar del pueblo, para ellos contradictorio a sus intereses mezquinos y privilegios es inconcebible.

Por cierto ¿será? mesiánico el triunfo del Cruz Azul?

El voto es la defensa del pueblo. Nuestro voto debe ser inteligente y razonado, porque de eso depende nuestro presente y futuro, el destino de México.

Rodolfo Ondarza y contribución ciudadana* Neurocirujano. Activista en defensa de derechos humanos. Presidente de la Comisión de Salud de la ALDF durante la VI Legislatura. @DrOndarza

Artículos relacionados

¿Quién se anima a hacerse el harakiri?

Redacción Voces del Periodista

“Mis días de Navidad”

Redacción Voces del Periodista

La intolerancia vacía de contenido a la democracia

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.