Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Una mala persona no puede ser un buen periodista

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

No puede haber celebración de El día de la libertad de prensa en México (7 de junio) mientras que en las lápidas sobre las tumbas de más de un centenar de colegas no se coloque una placa que diga: Descansa en paz/ Se hizo justicia.

Por entrañables motivos personales y profesionales, rendimos memoria al maestro don Manuel Buendía Tellezgirón, asesinado el 30 de mayo de 1984. En otras circunstancias, no menos dolorosas, adelantó el viaje Miguel Ángel Granados Chapa.

Hacemos especial mención de esos dos gigantes del periodismo mexicano -a los que añadimos el nombre Virgilio Dante Caballero– porque en páginas y tiempos electrónicos de diversos medios aprendimos  a amar a Dios en tierra de herejes.

Sin animo discriminatorio, pues 66 años en el oficio suman centenares de nombres de obreros de la pluma con los que convivimos en la brega, pero la experiencia en el trabajo de campo no suscitó especial admiración a personajes que, portando la condición de intelectuales, han mojado el calzado más allá del pavimento y sudado la camiseta con Los de abajo.

Carlos Monsiváis y doña Elena Poniatowska

Nos referimos en particular a Carlos Monsiváis (quien con humor negro bromeaba: Quisiera saber quién es el hijo de la fregada que anda divulgando que soy insobornable– y a doña Elena Poniatowska (67 años con el arnés puesto), quien con cada tópico aparentemente menor arma un gran reportaje, un ensayo o una novela. Por nostalgia personal nos quedamos con El tren pasa primero.

Con Rizard Kapuscinski recordamos: Una mala persona no puede ser buen periodista. Es cuanto.

Artículos relacionados

CABEZAZOS

UserJonathan

Apremian tiempos a diputados e INE

Editor Web

A nadie preocupa el naufragio el federalismo fiscal

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.