Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Mouris Salloum

Aquí nomás mis chicharrones truenan

Mouris Salloum. Foto tomada de su TwitterDesde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

Como le ocurría con sus romances a Mario Benedeti, el neoliberalismo globalizado le ha roto el esquema a la transición democrática que tantas expectativas generó, incluso en México, con la desaparición del dictador Francisco Franco en 1975.

España sigue viviendo el franquismo sin Franco. Y el dueño del Partido Popular, José María Aznar, que no es populista, se pasea como Pedro por su casa en América, con sospechosa predilección por México.

El neoliberalismo globalizador -peste que los tecnócratas difunden a la rosa de los vientos- ha fermentado el caldo de cultivo para la restauración del absolutismo. Ya lo diagnosticó el clásico: El poder corrompe; el poder absoluto corrompe absolutamente.

Emmanuel Macron: El jefe soy yo

Pruebas al canto: Hace tres siglos, El rey Sol (Luis XIV) decretó: ¡El Estado soy yo! Precisamente en París, ha aparecido su rencarnación: Emmanuel Macron.

Apenas pasadas las recientes elecciones legislativas, Macron ha desvelado su verdadera naturaleza: Está asumiendo poderes dictatoriales para los que los electores no le confiaron su voto. Pronto se dirá que la ultraderechista Marine Le pen se queda corta al lado del mandatario.

En ejercicio del poder, sometido el escrutinio popular, en sólo 30 días, el presidente francés ha perdido -de junio a julio-, 10 puntos porcentuales de aceptación de su gestión: De 64 por ciento al 54. La repulsa, en ese mismo periodo, subió de 35 a 43 por ciento.

El signo que señorea sobre esa caída de popularidad tiene un nombre: Pierre de Villiars, nada más, pero nada menos, el jefe del Ejército francés. Tiró, no el arpa, sino el misil.

El diferendo fue la baja del presupuesto a las Fuerzas Armadas cuando Francia pasa por los más graves retos en materia de seguridad nacional.

“No es digno airear ciertos debates públicos. Yo ordené el recorte porque el jefe soy yo”, sentenció Macron. Ni Charles De Gaulle; sometió sus actos referéndum: Salió del Palacio del Eliseo. Porque entonces el pueblo mandaba.

La selección de las especies tiranas

Ese grave suceso internacional nos remite a la manera de evaluar en México  a los jefes de Estado extranjeros. Al republicano Donald Trump no se le deja ir una: Le renuncia un cocinero de la Casa Blanca y aquí es noticia de ocho y de tiempo triple A en los medios televisivos. A Macron le renuncia el mero jefe del Ejército y por ahí una mención “de relleno”.

Al derechista argentino Mauricio Macri se le desbarata el gabinete y la clase trabajadora sale multitudinariamente a las calles a denunciar sus políticas económicas: ¿En dónde? Pero en Venezuela la oposición tiene más de 100 en las calles: Más de 90 muertos por la represión, se machaca el conteo aquí; evitando mencionar a los 19 agentes oficialistas muertos por linchamiento e incineración.

Se sataniza aquí Lula da Silva por corrupto. No es elegible para su retorno a Brasilia. Pero el golpista Temer es un redomado corrupto. Es exonerado por legisladores, coyotes de la misma loma. Aplausos aquí.

Las puertas de la cárcel de Lima son abiertas para que ingrese el ex presidente Ollanta Humala por lavar dinero y asociación delictuosa. Nuestras cajas de resonancia suben los decibeles.

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe conspira contra el proceso de paz y para derrocar al gobierno de Santos. ¿Cómo tocarlo mediáticamente? Tiene aquí como aliado a Felipe Calderón Hinojosa.

Se obsequia tiempo triple A para que Vicente Fox le atice un día a Nicolás Maduro y al día siguiente a Trump. ¿Atentar contra su libertad de expresión? Ni soñarlo.

En México está abierta la Caja de Pandora

Voces civiles se pronuncian por la cancelación del registro legal a  partidos que transgredieron el régimen electoral en los estados de México y Coahuila. Desde la sociedad y desde las mismas tribunas del Congreso se exige el cese del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, por la Caja de Pandora que se abrió junto con el socavón del Paso Exprés. Nadie escucha.

En París expectoró El rey Sol. En México el absolutismo se expresa folclóricamente: ¡Aquí nomás mis chicharrones truenan! ¿Y la transición democrática? No la habrá en 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

La hora de la irracionalidad

Mouris Salloum George

¿Qué Derecho guía la cuarta transformación?

Mouris Salloum George

Censura gubernamental

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.