Voces del Periodista Diario

La temporada de los desequilibrios geopolíticos

 

Matteo Castagna

Por Matteo Castagna

Es un período de importantes equilibrios geopolíticos.

Francia avanza hacia la ingobernabilidad, porque la Asamblea Nacional de Marine Le Pen no logrará la mayoría absoluta.

Todas las fuerzas políticas, aunque muy heterogéneas entre sí, se han aliado, sin hablar de alternativas programáticas a la derecha, sino sólo en nombre de la gran manifestación contra lo que para ellos es “Beelzebú/Bardella”.

Alemania está cada vez más débil, con Olaf Scholz en mínimos históricos, junto con su grupo de socialistas, y la economía del país va mal, según las tendencias del mercado.

El voto popular, en las últimas elecciones europeas, penaliza a los ganadores en favor de los grandes perdedores, gracias también a la magia de las máquinas electorales, que difieren de un Estado a otro.

Italia corre el riesgo de permanecer en la oposición con los partidos soberanistas, a pesar de que el viento europeo se convierta en un tsunami, especialmente hacia los Verdes y los socialdemócratas.

Los votantes han dicho que no les gusta el modelo de Europa globalista aplicado hasta ahora, pero al poder no le importa.

La agencia RIA Novosti anuncia que YouTube ha bloqueado, en el “proceso de inclusión”, los canales de los artistas Shaman, Oleg Gazmanov, Polina Gagarina, Grigory Leps, Yulia Chicherina y Vyacheslav Manucharov porque estaban incluidos en la “lista negra” de la UE. en el ámbito del decimocuarto paquete de sanciones contra Rusia.

En una entrevista con DPA, Stoltenberg pidió aumentar la asistencia militar a Kiev, esperando que Ucrania se una a la OTAN en los próximos diez años.

Mientras que en el Reino Unido, los conservadores sufren una sonada derrota y el Partido Laborista gana claramente.

Nigel Farage, uno de los políticos más conocidos e influyentes de la derecha británica, logró ser elegido parlamentario en su octavo intento.

Farage fue elegido en la circunscripción de Clacton, localidad costera a unos 80 kilómetros al este de Londres, donde obtuvo 21.225 votos, el 46,2 por ciento del total.

El diputado saliente de la circunscripción, Giles Watling, de los conservadores, obtuvo 12.820, sólo el 27,9 por ciento (en el Reino Unido, en cada circunscripción sólo resulta elegido el candidato que haya obtenido incluso un voto más que sus oponentes).

El 1 de julio, Viktor Orban asumió la presidencia rotatoria de la UE. Como primer acto, voló a Kiev para pedirle a Zelensky un alto el fuego, con el objetivo de alcanzar negociaciones de paz con Rusia.

La medida literalmente sorprendió al presidente ucraniano, quien, a pesar de algunas bromas, se negó a continuar con la agenda dictada por Estados Unidos y la OTAN.

Luego acudió a Vladimir Putin, generando pánico en la UE. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, escribió en las redes sociales que la presidencia rotatoria “no tiene el mandato de interactuar con Rusia en nombre de la UE” y que “ningún debate sobre Ucrania puede tener lugar sin Ucrania”.

En cambio, con la ayuda de la UE se concedió al Primer Ministro ucraniano en Suiza una conferencia de paz que excluyó voluntariamente a la Federación de Rusia, aunque fue otro fracaso trágico frente al mundo entero.

El Primer Ministro húngaro respondió a Michel en X: “No es posible lograr la paz en Ucrania sentado cómodamente en un sillón en Bruselas.

Incluso si la presidencia rotatoria no tiene mandato para negociar en nombre de la UE, no podemos sentarnos y esperar a que la guerra termine milagrosamente.

Seremos una herramienta importante para dar los primeros pasos hacia la paz. Éste es el propósito de nuestra misión de mantenimiento de la paz”.

“La velocidad con la que Orban organizó las dos reuniones con los presidentes de Rusia y Ucrania sugiere que la medida lleva preparándose desde hace algún tiempo”.

Ya el martes, el Ministro de Asuntos Exteriores de Budapest, Péter Szijjártó, mantuvo contactos con su homólogo Serguéi Lavrov, señala Quiradiolondra.tv.

En Irán, las elecciones presidenciales continúan con una alta participación. Estados Unidos, tras el debate televisivo entre Biden y Trump, se encuentra en dificultades debido a la mala impresión causada por el presidente saliente y continúan las negociaciones para que “Sleepe Joe” se vaya, antes del 18 de julio, por motivos de salud, en favor de su adjunta Kamala.

Harris, que podría jugar con Trump en un nivel muy diferente, en comparación con el anciano y magullado ex vicepresidente de Obama, cuya esposa Michelle es muy popular entre los estadounidenses, pero su oficina ha declarado que, hasta la fecha, no tiene intención de postularse.

China protesta contra la imposición por parte de la UE de derechos compensatorios provisionales a las importaciones de automóviles eléctricos por parte de los fabricantes chinos y “tomará medidas decididas para proteger sus intereses legítimos”, afirmó el viernes la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Mao, Ning, durante una reunión.

El periodista Andrea Lucidi informa , en su canal Telegram, que Rusia seguirá apoyando una resolución pacífica del conflicto en Ucrania, a pesar de que la crisis es provocada por las acciones de Estados Unidos.

Así lo declaró el presidente ruso Vladimir Putin.

Moscú ha dicho repetidamente que la decisión de lanzar una ofensiva contra Ucrania fue motivada por las ambiciones del país de unirse a la OTAN, así como por la guerra en curso contra la población de Donbas, que repelió al gobierno de Kiev que llegó al poder después del golpe de 2014.

En su intervención en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) en Astaná, capital de Kazajistán, Putin dijo que Moscú había presentado repetidamente propuestas específicas para resolver la cuestión ucraniana.

Sin embargo, añadió que Kiev y sus partidarios los ignoraron o rechazaron.

“Rusia siempre ha apoyado y continúa apoyando una solución política y diplomática pacífica a la situación en Ucrania, una crisis que surgió como resultado de la política absolutamente no pacífica de Estados Unidos y sus satélites”, dijo el líder ruso.

El mes pasado, Rusia dio a conocer su último plan que, si es aceptado por Kiev y sus patrocinadores occidentales, podría poner fin “inmediatamente” a las hostilidades, salvar innumerables vidas e iniciar negociaciones.

No está claro si éste es el objetivo real de Estados Unidos y, por tanto, necesariamente, de la Unión Europea, que ya se ha distanciado de su actual presidente.

Incluso en este caso, es bueno recordar a los belicistas que el pueblo está en gran medida a favor de la paz, como indican todas las encuestas.

 

Articulos relacionados

PRI: De fuego y espíritu

Redacción Voces del Periodista

Estas cosas suceden

Durmiendo con el enemigo

Redacción Voces del Periodista