Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Primeros ajustes en la cuarta transformación

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

A final de cuentas, la norma constitucional tipifica a los miembros del gabinete presidencial como meros encargados de despacho. Según llegó a decir el ex jefe del Departamento del Distrito Federal y un año suplente en la Secretaría de Programación y Presupuesto, Ramón Aguirre Velázquez, nosotros no somos más que mandados del Presidente.

Los que ven el vaso medio lleno, consideran que la renuncia de un colaborador del jefe del Ejecutivo federal entraña una crisis de gabinete.

En una semana, le han renunciado a Andrés Manuel López Obrador un director de la estructura del gabinete ampliado, Germán Martínez Cázares, y la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco-Ortiz Mena; ambos por motivos diferentes.

Ya están en los respectivos despachos los sustitutos, Zoé Robledo en el IMSS, y Víctor Manuel Toledo en la Semarnat. No cundió el pánico, pero algunos sedicentes líderes de opinión nos pintan el paisaje de una República desvertebrada.

No es para tanto. En los tiempos de las presidencias priistas, era común que se hablara de un primer gabinete presidencial. Corriendo el sexenio, se conocía el segundo gabinete, del que saldría finalmente el sucesor del mandatario en funciones. No pasaba nada.

Ahora se cree que cada gota derrama el vaso. Se nos quiere ahogar en un charco de saliva. Es cuanto.

Artículos relacionados

Don Adolfo López Mateos, Presidente educador

Mouris Salloum George

Presidente, no por elección, sino por suscripción

Mouris Salloum George

Las cuentas de un presidenciable del PRI

Abraham García Ibarra

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.