Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Mouris Salloum

El emperador desnudo

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George

Lo dijo Clemenceau: “La guerra es un asunto demasiado serio para dejarlo en manos de los militares”. Don Benjamín era médico. Buen diagnóstico.

Desde mediados del siglo XX, esa sentencia se aplicó a los economistas. Con gran acierto. Ahora se afirma, con certera puntería, que la política es asignatura muy importante como para dejarla en manos de los políticos. Menos, en las de Los bebesaurios.

De nuestro solar, es el dictamen de don Jesús Reyes Heroles en el sentido de que “la forma es fondo”.

Hasta determinado periodo, en México la chunga en las cuestiones políticas pasaba al casillero de la picaresca mexicana. Se revestían los procesos electorales de cierta solemnidad formal, incluso cuando se violentaba el discurso de los beligerantes.

La expresión de la tragedia política mexicana alcanzó su más alta curva en 1994 con el asesinato del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio. Entonces empezó a hablarse satíricamente, con Zedillo, de la Presidencia suplente.

El drama de un solo acto vivió corto verano. Cinco años después, la frivolidad invadió el escenario electoral con Vicente Fox. A meses de su estancia en Los Pinos, después de sus segundas nupcias con Marta Sahagún, la raza empezó a hablar de “la presidencia en condominio”.

En el esquema mental de Fox, estuvo la sucesión dinástica. “La señora Marta” empezó a operar incitando al empoderamiento de las mujeres. Para exorcizar el fantasma de sus lujos, en 2005 convocó a la subasta de su selecto guardarropa. Puros diseños de Oscar de la Renta, Channel, Carmen More, Jan Carlo, Sain John: 35 mil pesos por prenda para abrir el remate.

La subasta se declaró desierta, no obstante el noble fin: Entregar el producto de la venta al auxilio de los niños con cáncer. Tope en eso, en las mismas semanas, desde Xochimilco (DF), se anunció la asociación de Amigos de Marta, a tenor con Amigos de Fox que financiaron la campaña presidencial del guanajuatense. Punto.

Ya para entonces, el panismo había ganado el poder, pero perdido el partido. El priismo había perdido el poder y también el partido. Volvió el PRI a Los Pinos en 2012, pero el priismo quedó vacío de contenidos y de capacidad de convocatoria a los votantes.

La frivolidad es una cosa: Muy otra, el fango que inunda el agreste sendero  hacia la sucesión de 2018. Están apuntados ya más de veinte precandidatos presidenciales. Nadie en el llano conoce todavía un plan para sacar el buey de la barranca.

La pugna es por la Tesorería de la Federación. No por la Nación: La comunidad nacional puede esperar. La sociedad, como la famélica mula de ejidatario, desfallece cuando aún no ha aprendido a comer.

La República está desvertebrada: “El emperador está desnudo”. No existe partido presentable; no hay árbitro electoral confiable. En suma, la democracia no aborta ni por cesárea.

Repetirlo hasta la fatiga: La política es una actividad demasiado compleja como para dejarla en manos de politiqueros. Lo dejamos de tarea.

*Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Artículos relacionados

México: “Diplomacia” en solitario

Abraham García Ibarra

Feminicidios, teatro del horror

Redacción Voces del Periodista

2018: Las tribulaciones de la dictadura “perfecta”

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.